Guatirito: zona guerrillera

Encontrándome en España, me topé con cosas que dan risas, pero que no dejan de ser interesantes para el público de galería. Cuando vi el video en la televisión española yo no podía creer lo que relataban las imágenes. Se trata de un periodista español que se internó en las espesas y peligrosas montañas del estado Miranda con el objetivo de sostener un encuentro con un famoso líder guerrillero. Después de múltiples dificultades, a pesar de un guía experto que lo orientaba, llegaron al campo guerrillero, el cual cuenta con tres anillos de seguridad, y múltiples postas que avisan de quien se acerca por esos lados. Toda esta penuria para entrevistar al líder guerrillero de la oposición Henrique Capriles. El periodista narró que tuvo que pasar muchas quebradas crecidas, soportar picadas de mosquitos y zancudos, y los brincos, cargados de medio, ante la aparición de culebras, tigres y cunaguaros. Como no llevó botas largas, las hojas de guaritoto le pusieron las piernas rojas, rojitas. Pero para un valiente periodista español con la misión de entrevistar a un líder guerrillero como Capriles, valía la pena pasar por todos esos malestares.

Por fin, después de tantos sobresaltos, el periodista y su guía pudieron llegar donde descansaba el líder sobre un viejo chinchorro ahuecado. Cuando Capriles vio al periodista se incorporó con energía y lo saludo:

--Venga, hermano para abrazarlo. Es usted un héroe por haber llegado hasta donde me encuentro en mi zona liberada de Guatirito. Lo felicito, de veras.

--Gracias, presidente, perdón gobernador… muchas gracias. Bien mereció la pena cruzar quebradas, ríos, montañas infectadas de tigres, cunaguaros y culebras venenosas, amén de las picadas de zancudos, mosquitos y para usted contar –respondió el periodista.

--Por allí, hermano, tienes que comenzar tu nota periodística… en primer lugar, diciendo que soy el presidente de Venezuela. Yo gané esas elecciones, pero estos chavistas estaban alborotados, y eran peligrosos, por lo que opté por dejar las cosas así, que Nicolás cogiera su coroto, con tal de no derramar sangre inocente de los venezolanos y venezolanas… ¿me entiendes?, y en segundo lugar narrar cómo vivo yo dentro de esta selva mirandina desde donde lucho a brazo partido por liberar a mi país del chavismo maloso que ahoga a mí pueblo que amo con locura, y nos mantiene en esta situación, como la que estoy viviendo. Escribe en tu nota que esta es una dictadura más arrecha y feroz del continente. Más sanguinaria que la de Juan Vicente Gómez, tú no sabes quién fue este dictador, pero igual nómbralo en tu reportaje.

Eufórico, el periodista mandó a parar a su camarógrafo como al propio Capriles, para hacer la respectiva entrada: “Atención pueblos del mundo me encuentro en el pleno corazón de la montaña, del estado Miranda, en una zona liberada por Henrique Capriles, llamada Guatirito. A continuación la entrevista que tuvo el honor en conceder este líder guerrillero”:

--Entonces ¿usted le ganó las elecciones presidenciales a Maduro? ¿Por qué no cobró?

--Por lo que te dije hace ratico. Amo a mi pueblo con pasión desenfrenada. No podía permitir que sangre inocente regara las calles secas de mi pueblo amado. Ese es el sacrificio a que estamos sometidos hombres destinados por Dios a cosas grandes. Yo gané, pero no cobré. Ahora estoy en esta montaña, corriendo todo tipo de riesgo para liberar a Venezuela de la dictadura de Maduro. Un paracaidista que cayó de la mano de Chávez para someternos a esta oprobiosa dictadura de manos de un autobusero autodidacta, y sospechoso de ser colombiano, para más vaina.

--Mire, en España se dice otra cosa… que a usted le faltaron cojones, ¿qué opina de eso?

--Mira, periodista, eso es lo que me sobra, pero todo a su tiempo. Los tengo en remojo para que se desarrollen, y demostraré que sí los tengo, cuando sea necesario. Todo a su tiempo. Nada a destiempo, chico.

--Ahora bien, cambiemos de ruedo, ¿usted piensa, presidente… perdón gobernador, que desde esta montaña de Guatirito, va a incendiar la pradera de toda Venezuela?

--Mira, ahora somos unos cuatro gatos, o cabeza caliente, como decían en la década de los 60, alzados en Guatirito, pero tengo la seguridad que más temprano que tarde el pueblo me seguirá y haremos de Venezuela una gigantesca zona guerrillera luchando hasta que se vaya el tirano, de eso no tengo la menor duda de que va a pasar así… Por favor escríbelo en mayúscula.

--¿Esta casa gobernador, la construyó usted? Porque aquí veo un afiche de Chávez, una nevera y un aire acondicionado marca “Haier”, producidas en china. Y mire, gobernador, este aviso que dice “Mi casa bien equipada” … ¿Eso no es del gobierno?

--Era del gobierno, ahora son del pueblo. Estas cosas las hemos confiscado para dárselas a la gente más necesitada.

-¿Y el afiche de Chávez?

--No te preocupes, chico… ese señor ya no está con nosotros. Pero por si acaso, para allí… no vayas a editar imágenes de la casa y menos de la parte interior… pienso que lo mejor es que nos salgamos, aunque podrían emboscarnos sorpresivamente las tropas chavistas, y procedan a matarnos como unos pendejos con las manos en la cabeza y después digan que morimos en combate… zape gato.

El periodista español estaba sudando la gota gorda. Capriles se dio de cuenta y llamó a alguien para que le trajera un vaso con guarapo de papelón. El español pensó para sus adentros: “Coño, porque no enviarían a otro pendejo. Este tipo es un boludo, como dicen los argentinos. A quien se le ocurre citarme en una casa que ha sido equipada por el gobierno de Maduro, y tal vez construida por la Misión Vivienda. Este tipo le faltan varios tornillos… haré un gran esfuerzo por favorecerlo en mi reporte, cuando regrese a España”.

-Presidente… otra vez perdón, gobernador ¿qué quiso decir usted, después de saber que los resultados electorales emitidos por el CNE no le favorecían, y se fue a la televisión y dijo que no reconocía los resultados y que la gente debía salir a la calle con arrechera, a darle con muchas arreeeechera, como dicen acá, a prender la mecha en las calles, y que, según, generó 11 personas muertas?

-Eso eso pasó, periodista. No merece la pena recordarlo. Lo que sí te digo es que ya nuestro pueblo, ¿tú lo habrás visto?..., no soporta más este régimen comunista. Nicolás Maduro nos está llevando a despeñadero… mientras anda recogiendo firmas disque para que Obama derogue el decreto que a bien tuvo de firmar para poner las cosas en su justo nivel. Obama es para nosotros, más que un amigo, más que un apoyo, más que un libertador, es nuestro padre eterno. Y el chavismo está recogiendo firma y lanzando virulentos atropellos verbales contra nuestro líder, que bolas, tienen estos chavistas, irrespetar a un Premio Nobel de la Paz.

--¿Cómo marcha el estado que usted gobierna… el estado Miranda?

--No te puedo decir cómo marcha, porque quien está marchando, por estos montes tupidos y llenos de serpientes, soy yo. Haciendo mi trabajo desde Guatirito. Si tú quieres saber cómo anda mi estado, cuando salgas de este infierno pregúntale a uno de mis colaboradores, si es que los encuentras. Yo me mantengo en contacto con mi pueblo a través del tuiter… ¿Cómo lo ves tú?

--Lo veo, como lo ve usted… ¿Ustedes piensan que van a ganar las elecciones parlamentarias?

--Eso nadie lo duda. Somos mayoría. Ganaremos y cobraremos.

--¿Y piensa lanzarse para Presidente en el 2019?

--Claro chico, aquí no hay más líder que Henrique Capriles… ¿búscalo… no hay, solo yo puedo revolcar al chavismo y enterrarlo para siempre. No lo dudes?

--¿Por qué le dicen a usted el candidato lechero perdedor? ¿No entiendo eso?

--Mira, no le pares a esas vainas… esas son cosas del maloso de Maduro, que no hace nada, sino estar pendiente de mí. Escribe esto: soy y seré un hueso duro de roer, y su dolor de cabeza hasta su salida.

El periodista, ya cansado de tanto “gamelote”, dio por terminada de entrevista, e invitó a su guía coger las de Villadiego, antes que oscureciera y que pudiera ser blanco de las tropas que hostigaban a Capriles en la zona guerrillera de Guatirito.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3124 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a206498.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO