Sentir Bolivariano

Pueblo comandante hermano

Este mes de marzo, cuando se cumplen dos años de la siembra de nuestro Gigante Eterno, tenemos un remolino de emociones en el alma, en la mente y en el corazón; que sabemos, comparten millones de personas, no sólo en Venezuela sino en el mundo entero. Hemos visto al pueblo venezolano, en todo el territorio nacional, volcado a las calles para rendir homenaje a quien es y será por siempre, el líder ideológico, político y espiritual de la Revolución Bolivariana.

Hemos visto a los pueblos del mundo, en todos los continentes, realizar manifestaciones de solidaridad y compromiso con el pensamiento universal de Hugo Chávez, para construir otro mundo posible, una alternativa al capitalismo salvaje y a la opresión imperialista.

Cargamos a flor de labio sentimientos, alegrías, nostalgias, recuerdos imborrables, que sin lugar a dudas, se conjugan y  nos dan fortaleza para seguir con su legado: consolidar la Patria Socialista.

Podemos decir que no sólo sus familiares, sino cada uno de nosotros y nosotras, tiene un recuerdo grato del Comandante Chávez: sus palabras, su sonrisa, su jocosidad, su optimismo ante cualquier adversidad, su sentimiento de hermano, de compañero de lucha, de amigo, que está encarnado en el espíritu de este pueblo y de muchos pueblos que hoy luchan por su soberanía y su libre determinación.

Chávez es la razón amorosa que nos permite, pese a las dificultades, los peligros, las amenazas reales, perseverar, tener constancia, para alcanzar objetivos que van más allá de las metas individuales: luchamos por una Patria digna, libre y soberana, donde todas y todos tengamos la mayor suma de felicidad posible, como dijo el Padre Libertador Simón Bolívar.

Hoy, la familia Chávez está por todo el país, en cada venezolano, en cada venezolana, que sigue y seguirá consolidando el proyecto de vida, de Patria, de un mundo mejor, que él nos legó. Todas y todos somos Chávez, somos una familia de millones, somos guerreros y guerreras dispuestos a defender nuestros logros sociales, nuestra Revolución Socialista, en cualquier escenario y en cualquier circunstancia.

No debemos olvidar en esta coyuntura, que el imperio norteamericano y sus aliados de la OTAN, continúan haciendo grandes esfuerzos por acabar con el legado de Hugo Chávez, no sólo en Venezuela sino en toda Nuestramérica.

La geopolítica del hemisferio es totalmente diferente ahora, entre otras cosas, gracias a Chávez, a su valentía, a su coraje, que permitió acelerar en nuestro continente un proceso antiimperialista con el que dejamos de ser para siempre el patio trasero de los Estados Unidos de Norteamérica. Allí están el ALBA, la CELAC, Petrocaribe, Unasur, Latinoamérica en marcha hacia su liberación definitiva, sin injerencia extranjera de ningún tipo. 

Por eso, tras el intento de golpe de Estado que hemos develado juntos hoy más que nunca, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, el pueblo y el Gobierno Bolivariano que encabeza el presidente obrero Nicolás Maduro, hijo de Chávez, el llamado es a la juventud, a las mujeres, a los trabajadores y obreros, a los campesinos, a todos los sectores patriotas, a mantener la unidad para repeler todas las amenazas y agresiones contra la Patria, para continuar siendo libres y soberanos.

La Revolución Bolivariana no está fuera de peligro. El pueblo heroico está resistiendo el golpe económico y la guerra psicológica que han desatado sin cuartel los enemigos de la Patria Grande. Enfrentamos la mayor embestida imperialista que hemos recibido en estos 16 años, pero no han podido, ni podrán. Con Chávez al frente, nos preparamos para derrotar cualquier intento de desestabilización, cualquier agresión que puedan emprender contra nosotros.

Ayer 8 de marzo celebramos el Día Internacional de la Mujer trabajadora, de las mujeres patriotas, revolucionarias, bolivarianas, que se han puesto a la vanguardia para consolidar la Unión Nacional de Mujeres y garantizar la victoria del pueblo este año.

Quiero felicitar a todas las mujeres de la Patria, las chavistas y no chavistas; pero sobretodo, a las revolucionarias y las que están bien conscientes de la coyuntura histórica que nos ha correspondido, las que saben que sólo en paz y con un proyecto de justicia social, nuestras hijas, nuestros hijos, las generaciones venideras, tendrán futuro. Solo el socialismo asegura el porvenir de la Patria.

Y es que ese don, esa virtud de las mujeres, de entregarse a la lucha cotidiana sin descanso, sin temor, sin dudas; de salir adelante; de buscar soluciones, de ser eficientes, de levantarse pese a cualquier dificultad, es la primera cualidad que vislumbró el Comandante Chávez, para entender que sin la incorporación de las mujeres en plena condiciones de igualdad no habría posibilidad de construir ese, nuestro Socialismo Bolivariano.

Por eso, el Comandante Eterno, como estadista, como estratega, como humanista, es el primer presidente de Venezuela y de América Latina que se asume y se declara feminista.

Pueblo Comandante Hermano, a dos años de tu siembra, vamos juntos y juntas cada día, con compromiso, valor, conciencia, pasión, entrega, amor, a defender tu legado. Lealtad total a ese legado, Comandante Líder Eterno.

 

¡Lealtad absoluta al presidente Maduro!

¡Qué vivan las mujeres de la Patria!

¡Amor con amor se paga Comandante!

¡Venceremos!

 

Barinas, lunes 09 de Marzo de 2015.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1516 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: