“A que nunca morirá”

Hay hombres que mueren sin haber nacido, los hay quienes mueren sin haber vivido, otros viven sin haber nacido…Hay hombres que  nunca morirán.

Son aquellos cuyos ideas y actos  trascienden la realidad material, lo cotidiano, la historia minúscula, aquella que se queda en lo trivial, en lo banal. Los que se inmolan por construir un mundo mejor, una historia humana, una historia con mayúscula.

Curtido por tierra barinesa, bañado por ríos llaneros, amamantado con las ideas de Bolívar, Simón Rodríguez, Miranda, alimentado con los ideales de Zamora, Maisanta, nutrido con el pensamiento del Ché, Fidel, Pancho Villa, Zapata, Allende, educado bajo el carácter sencillo pero rígido de sus familia y del componente militar venezolano, se forma Hugo R. Chávez F. “El Comandante Eterno”.

Irrumpe contra el orden capitalista que rige la sociedad venezolana y trasciende su protesta por todo el continente americano, recorriendo Centro y Sur América, El Caribe, Africa, Europa, Asia, Oceanía…

En su epopeya va sembrando la rebeldía en los pueblos oprimidos para invitarlos a la lucha por la justicia social, la igualdad, la plena felicidad social…el ideario bolivariano, el pensamiento socialista.

Indómito se rebela contra el imperio norteamericano y europeo, la erosión mercantilista, el esclavismo consumista.

Siembra de felicidad al pueblo venezolano con su accionar a favor de la salud, educación, vivienda, empleo, inclusión…de esperanza

En su erupción feraz inunda las sabanas, los mares, las montañas, los valles de justicia y allendé de nuestras fronteras  riega con gotas de felicidad los pueblos suramericanos y del Caribe, Africa,..

Un 5 de marzo del año 2013 nos priva de su compañía física, pero su presencia espiritual nos acompaña en cada acto de nuestra vida, nuestros actos humanos, nuestra patria.

En cada CDI, en cada consultorio de Barrio Adentro, en cada venezolano que aprendió a leer y escribir, que se graduó de bachiller o recibió un título universitario, en cada vivienda construida para los desposeídos, en cada anciano incluido en el sistema de pensiones, en cada venezolano atendido en los centros de salud a través de las misiones, en cada acción de la revolución está presente, vivo, acompañándonos, indicándonos el camino, enseñándonos a ser revolucionarios.

A dos años de su siembra, su existencia perdura y perdurará eternamente en los corazones venezolanos, invitándonos a seguir construyendo la Patria Socialista, la Patria Grande.

Por eso hoy más que nunca debemos seguir su ejemplo y gritar con entusiasmo y alegría: CHÁVEZ VIVE, LA LUCHA SIGUE”.

[email protected]



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1178 veces.



Carlos Rodríguez


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: