El legado de Chávez, líder de la dignidad venezolana

EL LEGADO DE CHÁVEZ. LÍDER DE LA DIGNIDAD VENEZOLANA

. [email protected]

"No todos los siglos logran producir un hombre de las cualidades de Chávez, no todos los días se ve a un país eligiendo a una persona que tiene compromiso de sangre con su pueblo". Lula da Silva

"Se ha ido un inmenso latinoamericano". Rafael Correa

"Murió un gran latinoamericano, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías. Esta muerte llena de tristeza a toda América Latina y América Central". Dilma Rousseff

"Dio toda su vida por la liberación del pueblo venezolano, del pueblo latinoamericano y de todos los antiimperialistas del mundo"Evo Morales

"Sin duda que teníamos diferencias, pero siempre supe apreciar la fuerza y el compromiso con la que el presidente Chávez luchaba por sus ideas. Quiero decir que el fue un hombre profundamente comprometido con la integración de América Latina" Sebastián Piñera

‘El gobernante más generoso que haya conocido’.José Mujica

Levantó su espada por la paz, la justicia, la libertad y la unidad de los pueblos en Venezuela, el Caribe y en el mundo". Daniel Ortega

"El comandante Chávez, el compañero y amigo, ha entrado definitivamente en la historia. Hombres como Chávez no mueren, se siembran", "Bolívar fue un liberador de pueblos y Chávez un liberador de mentes".Cristina Fernández de Kirchner

"El 5 de marzo, en horas de la tarde, falleció el mejor amigo que tuvo el pueblo cubano a lo largo de su historia","Nos cabe el honor de haber compartido con el líder bolivariano los mismos ideales de justicia social y de apoyo a los explotados. Los pobres son los pobres en cualquier parte del mundo".Fidel Castro

LOS INICIOS: RESCATE DE LA DIGNIDAD NACIONAL

Se hace difícil escribir aún con el dolor y angustia de la perdida del líder venezolano. Quizás por allí deberíamos comenzar, por reconocer que él fue el último gran líder, reivindicando el papel de la política y el liderazgo social en Venezuela. Cuando hablamos de Chávez y el chavismo debemos remontarnos al impacto social que representó la insubordinación del 4 de febrero de 1992. Un hombre desconocido socialmente, un militar se alza contra el poder constituido en un país que tenia unas cuatro décadas de "aparente tranquilidad".

Por eso debemos comenzar por preguntarnos ¿Qué pasaba en Venezuela en esos años para que un hombre desconocido, sin carrera política, se convirtiera en el máximo líder del país? y podríamos ir mas allá y preguntarnos:¿qué estaba pasando en América latina para que éste hombre pasara a convertirse en protagonista de los nuevos cambios?.

Chávez rescata el quehacer político, los venezolanos estaban hastiados de la corrupción, el populismo, había un profundo desengaño, lo que se manifiesta en las continuas protestas, en la abstención electoral, que conllevaron a movilizaciones populares espontaneas como las del 27 y 28 de febrero de 1989.El país estaba amenazado por la guerra civil y éste hombre desconocido con un:POR AHORA,comienza a convertirse en el centro del accionar político venezolano hasta aun más allá de su muerte.

Chávez se sembró en la conciencia del pueblo venezolano, desde 1992 hasta la fecha Chávez no es indiferente a nadie en el territorio venezolano y desde 1998 tampoco es indiferente a nivel internacional. Chávez fue un huracán, no solo por su dedicación apasionada sin medir tiempo ni descanso, sino porque abordó todos los temas de la vida humana, desde lo económico, la política petrolera, la OPEP, la agricultura, la lucha contra el latifundio, la soberanía alimentaria, las empresas básicas, las congestión obrera, desarrollo endógeno, el cooperativismo, las comunas, la organización popular y de los trabajadores, los consejos comunales, las misiones de educación, salud, cultura, todo con el propósito de dar respuesta a los históricamente excluidos.

Chávez rescata la dignidad política, podríamos decir aún más, rescata la dignidad del venezolano, un pueblo avasallado por el populismo y luego por el neoliberalismo, consigue a un hombre que rescata la idea de patria, el nacionalismo, la soberanía, la historia, la identidad nacional, la integración latinoamericana, que desde un principio asume una posición anti imperialista y sobre todo manifiesta un profundo amor al pueblo, que de inmediato es percibido y recíprocamente respondido por este pueblo.

Chávez rescata lo ético, el sentido del humano, de lo bueno, de la política no como beneficio propio sino como entrega, y en su caso particular hasta la vida misma. En un país donde lo político era visto solo como trabajo de una gente y para su propio beneficio, Chávez hizo de lo político un bien común y para el beneficio de todos.

Desde la década de los setenta del siglo XX se dan las manifestaciones más evidentes de las deformaciones que en nuestro país ha producido la magnitud de los ingresos petroleros. Estos años son de profundos desequilibrios y de una gran resistencia a aceptar la crisis del rentismo y populismo. El país parecía no tener salida y los sectores empresariales y el poder político no daban respuestas, por el contrario se produjo fuerte resistencia a las luchas por reivindicaciones sociales Con la crisis del rentismo el Estado perdió la legitimidad que la distribución de la renta petrolera le había otorgado y comenzó a jugar un papel mas de represor que de conciliador.

Además de la apertura económica, quizás lo más representativo del neoliberalismo en Venezuela fue la llamada apertura petrolera, iniciada por Carlos Andrés Pérez (CAP, 1989-1993) pero desarrollada fundamentalmente por el segundo gobierno de Rafael Caldera (1994-1998), como sucedió en otros países de América Latina, en Venezuela esta apertura económica vino acompañada de un fortalecimiento del régimen de opresión, como ocurrió en el genocidio del 27 y 28 de febrero de 1989, pero que continuó en los ataques a las huelgas, a los sindicatos, intervención de la prensa y represión al movimiento estudiantil.

FIN DEL NEOLIBERALISMO, RESCATE DE LA SOBERANÍA NACIONAL

Desde el inicio de su mandato, Chávez estableció marcada diferencia con el modelo económico neoliberal y proclamó (tal como quedo expreso en la Constitución de 1999), la construcción de una democracia social, no representativa sino participativa, de una economía social, no de competencia sino de solidaridad. En este sentido, el proceso revolucionario pacifico ha venido gestando cambios en la estructura legal, que garanticen la democratización del capital, de la distribución de la riqueza, así como ha generado planes y proyecto en el sector cultural y educativo para responder a la demanda de los excluidos.

En un país cansado de la demagogia de Acción Democrática y Copei, del puntofijismo, el pueblo se ve nuevamente entusiasmado por participar en la política, y así lo hace en 1998, y lo repetiría en más de veinte elecciones nacionales en 14 años, dándole respaldo absoluto a Chávez y al proceso bolivariano. Pero Chávez no solamente rescata la participación electoral sino lo más importante: el protagonismo popular en lo político: desde las asambleas populares, pasando por los consejos comunales, hasta llegar a las comunas han venido consolidando El Poder Popular. Pero también rescata una forma distinta de hacer política: desde los poderes ejecutivos, legislativos, judiciales y moral, unos poderes más consustanciados con el pueblo, muchos más cercanos.

Chávez rescata la soberanía nacional,mas allá del discurso del típico militar nacionalista, un país que giraba su política exterior en torno a los intereses de la política exterior norteamericana, en lo que se llamó la Doctrina Betancourt y que dependía fundamentalmente del comercio exterior con esta nación y por el contrario mantenía un aislamiento con sus vecinos latinoamericanos y del tercer mundo. Chávez rescata el concepto de lo nacional en todas sus instancias, desde lo económico al postular una soberanía económica, hacer una verdadera nacionalización del petróleo, enfrenta los intereses de organismos económicos y políticos internacionales que hasta la fecha se involucraron y tomaban decisiones en nuestro país, Chávez no solamente nacionaliza empresas sino que comienza una política acelerada de apertura internacional estableciendo nuevos vínculos políticos y económicos con otras naciones, algunas de ellas totalmente desconocidas para nosotros. A favor de una política internacional multipolar.

En Venezuela se han nacionalizado empresas emblemáticas, como: la siderúrgica, de aluminio, de comunicaciones, algunas empresas estatizadas han pasado al control de los trabajadores, como centrales azucareros y papeleras, se ha establecido una política firme contra el latifundio, expropiándose más de 600 fundos correspondiente a unas 6 millones de hectáreas, lo que representa cerca del 10% de la tierras cultivables del país. Se ha enfrentado a los especuladores y acaparadores con una legislación que deja claro que el gobierno puede expropiar industrias y servicios en los que considere se perjudique la estabilidad de la nación.En efecto, ya se habían expropiado unas 150 empresas de distintos tamaños, tanto petroleras, de manufactura como financieras, de comercio y servicio.

En 2007 el Gobierno estatizó la Electricidad de Caracas, la Faja del Orinoco y la Cantv, pero fue en 2008 cuando arreció su política de expropiaciones. Ese año nacionalizó 5 trasnacionales: la Siderúrgica del Orinoco (el grupo ítaloargentino Techint controlaba 60% de sus acciones), el Banco de Venezuela (propiedad del grupo español Santander) y la cementeras mexicana Cemex, la suiza Holcim y la francesa Lagafe.

AHORA EL PETRÓLEO SI ES NUESTRO

Lo mismo podemos decir de temas tan importantes para el venezolano como el petróleo. Hasta la llegada de Chávez este era un tema discutido solo por los conocidos especialista o expertos, después de 100 años de explotación petrolera el venezolano veía el petróleo como algo extraño, bajo un sentimiento contradictorio, entre lo bueno y lo malo, "excremento del diablo" lo llamó Pérez Alfonzo.El petróleo era visto solamente en su capacidad de generar ingresos, de lo cual una pequeña parte iba vía populismo a los más humildes, que eran las mayorías.

Hoy eso cambio totalmente, el venezolano habla de economía, habla del petróleo, ya PDVSA no es un estado dentro del estado, no es una institución extraña, con ínfula de superioridad, el petróleo es percibido como nuestro y esto no se logró solamente con una Ley de Nacionalización- que en efecto acabó con la política de apertura petrolera iniciada en la década anterior en el segundo gobierno de CAP- sino que mas allá de la Ley, haberle puesto coto al poder de las grandes transnacionales y sus intermediarios venezolanos.

UNA NUEVA HISTORIA: TERRITORIO E IDENTIDAD NACIONAL

Lo mas importante que se logró- a través de la credibilidad del presidente, de sus ministros, de las nuevas misiones educativas y culturales- fue la conformación de una nueva historia, una historia que reivindica el papel del indígena, del negro, de la mujer, del obrero, pero que también nos hace comprender el papel que ha jugado el petróleo en nuestra historia y el que puede jugar hacia el futuro.

Pero así como lo hizo en lo económico, Chávez rescata lo nacional: desde la defensa y reordenamiento del territorio nacional, un hombre que demostró amar y conocer palmo a palmo, pueblo a pueblo la geografía venezolana, instrumenta varios planes de desarrollo y soberanía territorial, expande los limites de la soberanía que teníamos en el mar Caribe, pero quizás los mas importante es el profundo conocimiento que tenia de la historia y su excelente capacidad pedagógica que lo convirtió en un maestro con profunda vocación, que podía ser escuchado por horas sin causar el menor cansancio, su profundo habito de lectura se irradiaba semanalmente y se convertía en fuente para la discusión y el debate.

El rescate de nuestra historia, del pensamiento bolivariano, son elementos fundamentales constitutivos para el renacimiento de la identidad y la conciencia nacional que se habían perdido. Recordemos, hasta los años 90 en el contexto neoliberal y de aparente modernización, muchos profesaban el "fin de la historia" y la idea de que solo había que preocuparse por el futuro, se produjeron reformas curriculares en la educación media y universitaria, en muchos casos impuestas por convenios con organismos internacionales, donde fueron eliminados algunos cursos de historia y geografía, que debilitaron la ya carcomida conciencia nacional.

Todo esto fue retomado apasionadamente por el Presidente Chávez, desde la Academia Militar, en sus primeros discursos en la cárcel de Yare, en la campaña electoral, pero más aún en el ejercicio de la presidencia, convirtiendo a todo el país en una escuela. Rescatando el papel de los medios de comunicación, los cuales se habían dedicado solo a la chabacanería, la mediocridad, la publicidad comercial, alejándose de su papel como difusor y promotor de lo cultural y educativo.Con vehemencia Chávez rescató a los canales del estado y promovió los medios comunitarios que hoy se esparcen por todo el país. Permitiendo visibilizar a los Invisibilizados, dar voz a los que habían sido callados.

EL VENEZOLANO ES OTRO

Hoy el venezolano es totalmente distinto al hombre pasivo de hace 20 años atrás, el venezolano se transformó políticamente, no importa que esté a favor o en contra del chavismo, hoy todos los venezolanos son distintos: participan, se organizan, debaten públicamente, ya los medios de comunicación, hasta los mas elitescos, ya no son solo la tribuna de una camarilla política, sino que han tenido que abrirse antes los nuevos escenarios políticos nacionales.

El venezolano se expresa, ya no siente vergüenza de su condición, ni la de ser venezolano, pobre, afro descendiente o indígena, niño, obrero, mujer, están organizados, ocupan espacios políticos, plantean abiertamente sus opiniones frente a un concejal, un alcalde, un gobernador, un ministro y hasta con el propio presidente. Esto no existía hasta 1998, fue el producto de los cambios ocurridos con el presidente Chávez. El venezolano siente orgullo de su historia, de lo que es actualmente, defiende sus símbolos, sus colores, acompaña apasionadamente a sus divisas deportivas: El deporte que fue reimpulsado totalmente por su gobierno.

EL PODER POPULAR

Desde la llegada de Chávez al poder no hay la menor duda de las cantidades de reivindicaciones y transformaciones que desde el punto de vista legal, pero más importante aún, desde lo económico, lo político y lo social han hecho posible el acrecentamiento del poder popular. Desde el reconocimiento de los excluidos (campesinos, indígenas, mujer, niños y adolescentes) en la constitución de 1999, las Leyes Habilitantes, pasando por la lucha contra el latifundio, el desarrollo de las cooperativas, los financiamientos, las misiones educativas, de salud, culturales, todos con el propósito de reivindicar a esas grandes mayorías que fueron históricamente no solamente explotadas desde el punto de vista económico sino victimas de un proceso de alienación.

Chávez se convierte en el mayor aliado de los pobres,de los excluidos, su gobierno el de mayor carácter popular en toda la historia patria, pero ya no es la visión populista y poli clasista del estado distribuidor, del estado aparentemente neutral, que se presentaba como arbitro para regularizar las relaciones sociales, no, es el clasismo compenetrado con la lucha de los sectores populares, frente a los intereses de la burguesía nacional y de un sector de la clase media.

El gobierno de Chávez inició una política de participación popular a través de los Consejo Comunales, que a nuestro modo de ver son el tronco sobre el que será posible construir el socialismo, nuestro socialismo. No tenemos la menor duda en afirmar que desde el golpe de estado de abril del 2002, el paro petrolero de finales de ese año y principio del 2003 y el respaldo popular que obtuvo el gobierno, fueron los condicionante que presionaron para asumir una postura mas radical. En el año 2003 surgen las misiones educativas y de de salud, para atacar los problemas de los excluidos, allí comienza una verdadera explosión social con la concientización y formación socio política de la población, que comienza a estimular la participación activa de esa sociedad adormecida por el rentismo y manipulada por el populismo.

Así mismo,la fuerza de trabajo ha visto mejorar su capacidad adquisitiva entre el período 2004 y 2013; especialmente los sectores de menores ingresos quienes se han beneficiado del incremento sucesivo del salario mínimo y han sido beneficiados por las transferencias directas en servicios gratuitos de vivienda, salud, educación y alimentos a bajo precio. El salario mínimo venezolano es el mayor de América latina.

Como consecuencia de la política económica del gobierno bolivariano la distribución del ingreso ha mejorado de manera continua durante dicho período. En el año 1999 el coeficiente Gini se ubicaba en torno a 0,47 y al 2009 se estaba por debajo de 0,42 reflejando con ello una mejoría relativa del ingreso en los dos quintiles más pobres de la población en relación a los más ricos.[1]

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), organismo gubernamental dependiente del Poder Ejecutivo, el índice de pobreza en Venezuela se ubicó a finales del año 2011 en 23,5%, lo que representa una caída de diecisiete puntos porcentuales en comparación con el registro de hace diez años.La pobreza extrema también ha registrado una disminución en la última década a pasar de 17,1% en 1998 a 7,0% al 2011[2].

Desde el 2003 se han establecido en Venezuela una serie de programas sociales que tienen como objetivo proveer cuidados médicos para los pobres y alimentos subsidiados, así como brindar un mayor acceso a la educación. Por ejemplo, un estimado de 14,5 millones de personas o 54 por ciento de la población recibe actualmente cuidados médicos gratuitos mediante el programa Barrio Adentro. Un estimado de 40 a 47 por ciento de la población (cerca de 10,7 a 12,5 millones de personas) compra alimentos subsidiados mediante el programa Mercal con descuentos que promedian entre 41 y 44 por ciento. El reporte de mayo del 2006 de Datanalisis, una compañía de investigación y encuestas asociadas con la oposición en Venezuela, halló que Mercal representa 47,3 por ciento del total de las ventas en el mercado de distribución alimenticia en marzo del 2006 comparado con 34,7 por ciento en octubre del 2005.[3]

De acuerdo a un estudio que llevó a cabo Latinobarómetro en el 2011,encuestadora que evalúa de manera integral los países de la región todos los años, Venezuela se ubica en el primer lugar en equidad social con 36%, seguido por Uruguay y Brasil con 30% y 24%, respectivamente. El promedio de esta variable en América Latina es de 21%

En este sentido es importante destacar la distribución del gasto social que representó un promedio de un 14% en los últimos 20 años de la cuarta república, a 42% en esta última década. Los gastos presupuestarios para 2010, aprobado por la Asamblea Nacional, tuvieron una inversión en el área social del 45,7% (Bs 72.891 millones), distribuidos en las áreas de educación, salud y seguridad social, entre otros sectores. Para el año 2011, se destino un 40% del gasto social para educación. La inversión para el sector salud fue de Bs. 12 mil 28 millones, el cual equivalía el 7,2% del Producto Interno Bruto (PIB). Hoy el país tiene mas de 2 millones seiscientos mil estudiantes universitarios comparados con los 400 mil que había en 1998, y en el 2005 logramos la meta de Cero analfabetismo.

Chávez reivindica a la mujer no solamente ocupando puestos gubernamentales, sino también en una política popular que desde los consejos comunales tiene a la mujer con un papel protagónico, que además han sido apoyadas financieramente a través del Banco de la Mujer, Madres del Barrio y todas la misiones educativas y de salud dirigidas a ellas, pero igual lo hizo con la clase trabajadora, con los estudiantes, con los niños y adolescentes, los ancianos y pensionados, no hubo un sector social al que Chávez no le dedicara parte de sus esfuerzos y que no fueran justamente reivindicados.

VENEZUELA ES HOY EL ENSAYO SOCIALISTA MÁS IMPORTANTE DEL MUNDO.

Hoy el venezolano humilde, el campesino y el obrero tienen clara conciencia de su situación política, económica y social, tienen conciencia de clase, su papel en la historia, su importancia y determinación en la generación de riqueza, su relación con los sectores dominantes, el papel de la burguesía nacional, eso que quizás era visto disimuladamente o enmascarado bajo el discurso populista de que "todos éramos iguales", que el estado los trataba por igual a todos, sufre una transformación profunda en el gobierno de Chávez.

En pleno contexto de euforia neoliberal, globalización, caída de la Unión Soviética, cuando muchos hablaban de la victoria del capitalismo como única alternativa de desarrollo posible, cuando muy pocos apostaban por el socialismo, cuando algunos se avergonzaban de solo pronunciar esta palabra, Chávez desde su campaña electoral y mas aún desde la presidencia no solo reivindica lo nacional sino que reivindica el socialismo y el humanismo como proyecto posible.

Chávez retoma el debate socialista, el socialismo del siglo XXI es planteado como alternativa autónoma y necesaria frente al capitalismo y no solo tuvo resonancia y aceptación en Venezuela- país conservador hegemonizado por AD y Copei y en donde el socialismo por lo menos electoralmente poco había fraguado, se convierte en muy pocos años en una propuesta no solamente legitimada con los votos sino debatible- pero mas aún Chávez reivindica el socialismo a nivel mundial, cuando parecía que Cuba estaba sola, cuando solo oíamos los casos de China y Vietnam, hoy el socialismo se debate abiertamente, otros países de América latina ya lo asumen como modelo de gobierno y nuestras experiencias son estudiadas por universidades e instituciones a nivel mundial.

Desde manifestaciones sociales y militares como las producidas en Venezuela y Brasil, pero también ante el surgimiento de movimientos populares y campesinos como el zapatista y redes mundiales cada vez más crecientes que utilizando los propios medios de la globalización, como son las redes informáticas, se convirtieron en el mayor obstáculo a la aplicación del neoliberalismo. El resurgir del nuevo nacionalismos, de defensa a las particularidades culturales y el respeto a lo multicultural se convertirían en barreras de carácter simbólico-cultural, aparentemente inofensivas, pero que luego irían tomando pasos en el escenario político mundial hasta convertirse hoy en un verdadero frente, no solo contra el neoliberalismo sino, lo mas importante, contra el sistema capitalista.

INTEGRACIÓN LATINOAMERICANA, OPEP Y EL TERCER MUNDO

En ese contexto surge la realidad actual venezolana, pero también ese contexto ha sido modificado, perneado por las propuestas que desde Venezuela se hacen a favor del respeto a la soberanía, en defensa del estado nacional, las identidades culturales, de nuestra materias primas, y sea el caso mas elocuente la reivindicación de la OPEP, la necesaria integración entre los países del tercer mundo, ante un mundo con pretensiones hegemónicas y unipolar, se proyecta una política exterior nada ecléctica, nada vacilante, frente al capitalismo, contra el imperialismo. Mas que el liderazgo del presidente de la república a nivel mundial es innegable el impacto de lo que esta sucediendo en Venezuela en el resto de los países y fundamentalmente en nuestros vecinos latinoamericanos.

Venezuela es hoy el ensayo socialista más importante del mundo. Seguidores y detractores fijan su atención sobre el futuro del país.

Hasta la llegada de Chávez al poder, la política exterior venezolana estaba centrada fundamentalmente en sus relaciones comerciales con los Estados Unidos y en alianza al papel jugado por este país sobre el resto del continente. Venezuela a pesar de forman parte de los organismos de integración económica como la ALADI, Pacto Andino, Grupo de los TRES, estas eran relaciones netamente económicas y en realidad de muy poco peso, ya que mas de 70% de nuestro comercio exterior era con los Estados Unidos. Esta característica de la política exterior va a ser muy parecida en el resto de los países del área. La mayoría de los asuntos interamericanos van a estar centrados en problemas fronterizos que permanentemente y hasta fecha reciente habían llevado a diversos conflictos bélicos y ruptura de relaciones.

Se quiera o no aceptar el proyecto político venezolano ha producido modificaciones hasta en la política exterior norteamericana, que ha visto disminuir su papel preponderante en la región, en donde hasta hace apenas una década atrás parecía contar con puros aliados e incondicionales y donde Cuba era visto como excepción, como un fenómeno extraño.

EL LEGADO DE CHÁVEZ: LOS RETOS POR VENIR

No se trata de reivindicar el papel del caudillismo, de convertir a Chávez en un Dios, ni tampoco pretender señalar solo lo bueno de este proceso revolucionario, pero sin la menor dudad podemos afirmar que: Chávez es el continuador de la obra independentista del Libertador Simón Bolívar.

Con Chávez todo el país cambió, desde lo económico como lo político, lo cultural y educativo, en nuestras relaciones con el mundo, no hay un tema que no haya sido transformado en estos 14 años, y no fueron cambios simples, fueron en muchos casos transformaciones radicales, por lo que podemos asegurar se trata de una revolución, que como todo proceso humano está lleno de contradicciones, confrontaciones, progresos y retrocesos, desviaciones, pero ha sido una revolución, desde el rescate de la economía nacional, la lucha contra el latifundio, el estimulo a la economía popular, el nuevo protagonismo político del venezolano, el deslinde y la lucha anticapitalista, la política integracionista latinoamericana y con el tercer mundo, son demostración de ello y han tenido en la figura de Chávez el eje fundamental.

Han sido muchas las deficiencias económicas y políticas de este proceso revolucionario: la corrupción, la ineficiencia, entre otros males, son amenazas permanentes. Pero consideramos que peor aun son sus deficiencias en lo cultural y educativo. Nadie duda de todas las buenas intenciones y además de las acciones concretas que se han tomado para masificar la educación, dar respuesta a los excluidos, reivindicar la historia y la identidad nacional, pero aun es muy cuestionable los avances cualitativos en la educación, no solamente en su capacidad para generar hombres capacitados para el trabajo y la producción socialista, sino, peor aún, para romper con la cultura capitalista.

Este es quizás junto a la corrupción y la ineficiencia el obstáculo más importante que se le presenta al proyecto socialista. A pesar de que estemos formados y pregonemos un discurso socialista, en la práctica diaria muchos de nosotros reproducimos la mentalidad capitalista: no solamente los vicios como los juegos, el alcohol, la lotería, la droga, sino también el egoísmo, el machismo, el irrespeto a los demás, la intolerancia. Si esto no cambia nada habremos hecho. Seguiremos viendo y escuchando a viciosos dando discursos de moral, machistas pregonando la libertad y la igualdad de la mujer, socialistas que solo añoran el tipo de vida burgués y los modos de vida del exterior.

Aún en el venezolano predomina el pensamiento consumista, lo individual sobre lo colectivo, y lamentablemente muchas políticas de gobierno que pretenden reivindicar y dar respuesta a los pobres ( a través de la vivienda, la casa bien equipada, mayores ingresos) al final sino van acompañadas de un proceso socializador, de integración a través de los consejos comunales y las comunas, pero fundamentalmente de formación política, no traspasaremos la visión reformista que solo busca reivindicar y elevar las condiciones de vida.

El reformismo no traspasa lo meramente reivindicativo y por el contrario muchas veces crea obstáculos mayores y resistencias al socialismo, por parte de estos nuevos sectores que se creen pequeñas burguesía y otros que han logrado formar parte ya de las élites económicas y políticas y que a pesar de pregonar un discurso socialista (militancia en el PSUV, asistir a marchas y congregaciones, vestir de rojo y colocar afiches alusivos a la revolución) siguen profesando una visión individualista y propia del capitalismo y en lo interno tienen temor al verdadero socialismo, al que en el fondo no le reconocen ni le agradecen su situación, sino por el contrario comienzan a verlo como un enemigo, esto se nota y es evidente en los procesos electorales.

¿Cómo explicar en un país donde la burguesía y la clase media no representan mas del 20% de la población nacional y a pesar de todos los esfuerzos por reivindicar a los sectores populares, en el momento de las elecciones el proceso revolucionario difícilmente ha sobrepasado,en el mejor de los casos, el 60% de los votos?,¿cómo entender a esa masa de votantes pobres históricamente excluidos y que han sido beneficiados de una u otra forma por este gobierno, pero sin embargo siguen votando por los intereses de las élites?.

En Venezuela aún conviven el modelo neoliberal, el socialismo es un proyecto, la economía de mercado, la propiedad privada, la legislación y lo mas importante hasta la cultura es aún capitalista, echarla atrás es tarea nada fácil. Por un lado los enemigos internos aunque debilitado en su organización siguen teniendo el poder económico y lo más importante la alianza con el gobierno norteamericano, pero paralelo a esto existen muchos males internos de resistencia cultural que tienen que ver con la deficiente formación y el inevitable proceso de alienación.

El enemigo externo es claramente visible, el interno es mas peligroso el que está junto a nosotros y dentro de nosotros, el no tener claro hacia donde vamos no creo que sea el mayor problema, lo más importante es la decisión a la verdadera transformación y el compromiso a transformarse asimismo. Chávez estuvo consciente de estas deficiencias, desde las 3R (Revisión, Rectificación y Reimpulso) formulado en el año 2008:

Dentro de este tema es fundamental la moral socialista, que nosotros seamos ejemplo. Les hago un llamado al combate supremo contra la corrupción que tiene distintas maneras de disfrazarse, de esconderse, un combate a muerte contra el despilfarro ¡Cuidado en nuestras filas con una oligarquía bolivariana! Aquí no queremos nuevas oligarquías, nuevas burguesías. Esa es una de las luchas que el Partido debe dar: fortalecer los valores revolucionarios[4]

Pero sobre todo en sus últimos años fue insistente en la autocritica, en El Plan de la Patria (2012) lo señala:

"No nos llamemos a engaño: la formación socioeconómica que todavía prevalece en Venezuela es de carácter capitalista y rentista. Ciertamente, el socialismo apenas ha comenzado a implantar su propio dinamismo interno entre nosotros. Éste es un programa precisamente para afianzarlo y profundizarlo; direccionado hacia una radical supresión de la lógica del capital que debe irse cumpliendo paso a paso, pero sin aminorar el ritmo de avance hacia el socialismo. Para avanzar hacia el socialismo, necesitamos de un poder popular capaz de desarticular las tramas de opresión, explotación y dominación que subsisten en la sociedad venezolana, capaz de configurar una nueva socialidad desde la vida cotidiana donde la fraternidad y la solidaridad corran parejas con la emergencia permanente de nuevos modos de planificar y producir la vida material de nuestro pueblo. Esto pasa por pulverizar completamente la forma de Estado burguesa que heredamos, la que aún se reproduce a través de sus viejas y nefastas prácticas, y darle continuidad a la invención de nuevas formas de gestión política."

El "Golpe de Timón", del 20 de octubre de 2012, fue su último llamado a la revisión profunda, a la lucha contra los desvíos del socialismo:"Estamos tocando puntos claves de este proyecto, que si no los entendemos bien y lo asumimos bien, pudiéramos estar haciendo cosas buenas, pero no exactamente lo necesario para ir dejando atrás de manera progresiva y firme el modelo de explotación capitalista y creando un nuevo modelo: el socialismo venezolano, bolivariano, del siglo XXI"[5]


[1]Haiman El Troudi. La política económica bolivariana (PEB) y los dilemas de la transición socialista en Venezuela. Caracas. Centro de Estudios Políticos Económicos y Sociales (CEPES) y Monte Ávila Editores. 2010. P. 44-46.

[2]Instituto Nacional de Estadísticas. Venezuela. 2011. P 39

[3]Center for Economic and Policy Research. Informe Temático. Mayo 2006www.cepr.net

[4]Hugo Chávez Frías (2011)El socialismodelsiglo XXI. Colección cuadernos para el debate.Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información. P 45

[5]http://www.minci.gob.ve/2013/03/golpe-de-timon/



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5604 veces.



Pedro Rodríguez Rojas


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: