11 Asesinatos +42 + 2 + 1= 1 Asesinato: La MUD y el MAS con sus Asesinatos Chéveres

Este domingo (01/03/2015) un “joven” integrante del partido que se hace llamar MAS, solicitó a través de una nota de prensa un pronunciamiento de los organismos internacionales sobre la lamentable muerte del adolescentes Kluivert Roa. Al principio pensé decir, un integrante de esa porquería de partido que se hace llamar MAS. Luego desiste de calificarlo así, porque iba a redundar.

Este “joven” deben ignorar por ejemplo (y cito un caso) que Alexis Adán, que luego fue miembro de ese partido tuvo al borde de la muerte porque Alexis Adán como dirigente de la Federación de Centro de la UCV (FCU), pudo salir con vida después de recibir un balazo por parte de la policía. Otros cientos de estudiantes entre 1960 y 1990 no pudieron.

Leer esta nota sin embargo, me obligo a meterme en esa inmundicia, que viene siendo la MUD. La supuesta moralidad de la MUD, “cargada” de valores democráticos, apesta.

II

No se desea la muerte de una persona. Independientemente de su filiación política o color, no es cristiano desear la muerte de alguien o dejar ver muy claramente, que la muerte de una persona se anhela, si sirve a un propósito político. 

Hay suficientes evidencias en las redes sociales y está  clarito que un contingente grande de seguidores de la MUD se gozó la muerte de Chávez. Para ellos; la muerte de Chávez era una condición necesaria (debía suceder y la querían) para acceder al gobierno. Chávez muerto le facilitaba el camino.

Cuando aconteció una muerte (asesinato)  en la plaza de Altamira en tiempo en que los militares golpistas se apostaron en esa plaza; los medios suponiendo (y manipulando) que el criminal era chavista gozaron esa muerte y se dieron un banquete mediático para mostrar la escena con todo el amarillismo que podía sacarle a ese hecho. La muerte en esa ocasión, era buena para crear caos. Ahora, la lamentable muerte de este joven, les cae muy bien para sus propósitos y juegan con ella.

Sucedió la lamentable muerte de Kluivert Roa. No debió suceder y no debe suceder otra muerte por violencia. Una parte del país vinculada a la derecha, aparentemente lamentó la muerte del estudiante  Kluivert. La muerte por lo que uno logra percibir en los medios escritos y por el comportamiento que en todos estos años viene hipócritamente asumiendo la oposición con parte de sus seguidores, es un recurso político para generar caos, miedo angustia e imponer la llamada transición. El Golpe ahora, ha de venir según ellos, posterior a la sangre y a las muertes.

La MUD y sus seguidores desean todas las muertes posibles. Sin embrago,  hay unas pocas que lamentablemente sucedieron y la MUD la “sufre y lamentan” y otras muchas más (55 muertes), que gozándolas no existen, pero igualmente le sirven para su propósito de crear caos y violencia.

Si vemos a los que andan “indignados” por esta lamentable muerte Kluivert, notaremos que son precisamente lo que han mostrado indiferencias frentes a situaciones criminales muchos más salvajes que esta. Por ejemplo fue lamentable la muerte de este estudiante que ocurrió en una circunstancia tal vez distintas a la manera (brutal, Planificada y con alevosía) como asesinaron a Robert Serra y a su pareja. Esto dolió en el mundo del chavismo, pero para la MUD, sus medios y sus seguidores, está muerte (deseada y financiada por ellos), no importó, no los preocupó pero aún así, la usaron para algún propósito. La ONU y la OEA no se preocuparon tanto aunque el crimen fue ejecutado al peor estilo. Pudo suceder varias cosas con el “joven” del MAS, que ahora pide un pronunciamiento: a) no estaba en Venezuela, b) no se enteró c) la muerte de Robert Serra y su pareja le resultó muy simpática aún en las condiciones en que la planificaron y ejecutaron e) la 11 muertes por la arrechera de Capriles y las 42 por la guarimba le fueron chéveres.

Los 11 asesinatos que produjo la MUD por las arrecheras de Capriles, no molestó a la MUD y su principal partido (CEV). Este “joven del MAS andaría por Martes. Pasó y ya. Fueron 11 asesinatos sin importancia y los que están siendo procesados por estos asesinatos,  que la MUD y el MAS vieron como chéveres, se califican de perseguidos políticos. Aquí no se exige justicia.  Los responsables de estos asesinatos son héroes.

Luego vinieron las 42 muertes que se sucedieron con las guarimbas de febrero 2014. Fueron muertes deseadas, planificadas y ejecutadas, pero sin ninguna  importancia. Pensar y ejecutar la muerte de Robert Serra careció de importancia para la MUD. Lo planificaron y lo ejecutaron y ya. La MUD continúo  siendo humana  y democrática.  Pensar y colocar guayas para degollar a personas (premeditación y alevosía) no importó, pero esas muertes estaban en sus cronogramas. Eran necesarias y no debían doler y preocupar a nadie.

Estos 56 muertos, en los cuales se incluye a Robert Serra, su pareja  y las muertes con alambres de púas colocada con el ese propósito, no tiene ninguna valor, aunque  se ejecutaron con tanta saña. El “Joven” del MAS seguramente estaba en Martes o estas muertes si le gustaron.

Así que, 2 asesinatos (Robert Serra y su pareja), más 11  por la arrechera de Capriles, más 42 por la guarimba y más esta muerte lamentable de Kluivert Roa, suma nada más, un asesinato y no 56. Parte de estas 56 muertes fueron organizadas, lo cual hace de estos asesinatos un plan  algo más cruel. Para la MUD y el MAS hay asesinatos chéveres y otros que se desean porque  alimentan  su plan de transición.

Marcano.evaristo@gmail.com

@evaromar



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2532 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a203559.htmlCd0NV CAC = Y co = US