Si no agarramos al toro por los cachos, esto se lo llevará quien lo trajo

No me cabe la menor duda, vivimos la etapa más difícil de nuestra Revolución Bolivariana. Y la coyuntura que hoy afrontamos supera a la que nos correspondió afrontar cuando la partida de nuestro Comandante Eterno y Supremo, Hugo Chávez Frías.

La Revolución en estos momentos está en riesgo. ¿Quién puede dudarlo? En los últimos días, los ataques imperiales se han intensificado al punto de que pareciera que hay una “Guerra de Comunicados” que lo que hacen es generar más conflictos, puesto que esto incorpora nuevos actores.

El canal MTV de EEUU está realizando un serial, reality, documental o no sé qué, usando las imágenes de las guarimbas de 2014, y con toda seguridad será para criminalizar a nuestra FANB y a la recientemente publicada Resolución 8610.

Los especialistas en comunicación saben que las imágenes hablan mucho más que las palabras, y por ello impactan. Los enemigos de nuestra Revolución saben muy bien lo que están haciendo, y si tomamos en cuenta lo dicho recientemente por el chacal económico, Ángel García Banchs en el Programa “Con Todo y Penzini”, transmitido por el canal Globovisión, Abril será un mes clave en esta batalla que hoy libramos en nuestro país.

Esta campaña de Guerra Económica no tendría ningún sentido si la misma no va apuntalada de un conjunto de operaciones psicológicas, de toda una campaña de neurotización y desquiciamiento de nuestra sociedad, en el marco de la Guerra No Convencional denunciada por el camarada Diosdado Cabello, y ratificada por algunos analistas, me incluyo en esa lista.

Pero también es bueno destacar unas declaraciones dadas por el psiquiatra y antropólogo opositor Luis José Uzcátegui , quien luego de regresar de un Congreso Mundial de Psiquiatría, a propósito de la situación actual que afronta nuestro país, dijo algunas cosas que me parecen sumamente importantes.

Expreso que las venezolanas y los venezolanos tenemos dos activaciones muy peligrosas que son las siguientes: 1.- La activación del cerebro de las emociones diarias y 2.- La activación del cerebro de las emociones especiales.

Señaló Uzcátegui que el cerebro de las emociones diarias es aquel que vive en situaciones de ansiedad, miedo, angustia, pánico, con todas las consecuencias que esto puede generar.

El cerebro de las emociones especiales es aquel en donde se vive en una situación de tristeza y depresión, inclusive de acción suicida; riesgo de bajar la calidad de vida incluso en situaciones donde la ira y la desilusión están presentes. Busca la derecha con esta campaña que los venezolanos y las venezolanas nos estemos agrediendo diariamente.

Como consecuencia de todas estas situaciones producto de las colas, nuestro país pudiera estar viviendo una situación de estrés que tiene las características de ser de última generación.

El estrés de última generación es una situación muy severa, que se impone de manera muy acelerada y sobre todo que genera conductas regresivas. La cola entra dentro del catalogo de esas conductas regresivas que denunció este “experto”.

Entonces, actualmente, tenemos esa situación en nuestro país. Esos dos cerebros que menciona Uzcátegui los tenemos hiperactivados con todas las consecuencias que ello implica para nuestra salud mental y física.

El estrés es una sumatoria de manifestaciones psíquicas y orgánicas: Un individuo que ande acelerado; al que se le olvidan las cosas; a los que cometen errores en el trabajo; que sienten mucha ansiedad o mucha angustia; a los que abusan del alcohol para poder neutralizarlo; que llega a su casa irritable; que insulta a los demás; que en el tráfico por cualquier tontería se baja del carro para agarrarse a golpes, en otras palabras, su calidad de vida está en el suelo. ¿Será que como Venezuela aparece en algunas mediciones como uno de los países más felices del mundo, hay que sabotear esas cifras y reducirnos nuestra calidad de vida?

Lo cierto es que los seres humanos, cuando recibimos estímulos muy fuertes, estamos en riesgo de caer en estrés. La estrategia es clara y evidente. Al escondernos nuestros productos, afectar los bienes y servicios de nuestro pueblo, lo someten a un conjunto de situaciones psíquicas y psiquiátricas extremas, que buscan ser “estímulos” de ese estrés  que puedan generar situaciones de impredecibles consecuencias para nuestro pueblo. No puede negarse que están trabajando desde hace rato el estallido social. Y esto que están haciendo es muy peligroso y la situación debe ser tratada como un tema de salud pública.

Y ni hablar de ahora que esta oposición busca imponerle a nuestro Poder Electoral la fecha de realización de los comicios parlamentarios a nuestra Asamblea Nacional. Además de evaluarse el mejor momento político para ello, es bueno destacar y recordar que son atribuciones constitucionales y legales de nuestro Consejo Nacional Electoral fijar la fecha de las elecciones parlamentarias, una vez tenga definido el cronograma para la celebración de las mismas, hayan definido los circuitos electorales para estos importantísimos comicios y estén dadas y blindadas además todas las garantías y auditorías para esta cita electoral que estimamos se escenificarán después del segundo semestre de este año. Nuestro Poder Electoral es uno de los más confiables a escala mundial.

Pero claro, estos ataques tempraneros al árbitro, revelan las costuras de nuestros enemigos porque se saben derrotados. No podemos obviar en este contexto, el informe emitido por el jefe de Inteligencia del Pentágono, General Vincent Stewart, quien desde ya pronostica violencia y desórdenes públicos meses antes de la celebración de los comicios parlamentarios, mas las operaciones psicológicas en marcha, pintan un cuadro bastante complejo.

No podemos negar los importantes bolsones de descontento producto de la situación de desabastecimiento, el cual ha sido programado por actores económicos en contubernio con actores políticos nacionales e internacionales. Y eso, aunado a este alto grado de zozobra está influyendo negativamente en el carácter de cada venezolano, en cada venezolana, convirtiéndonos en seres acorralados, perseguidos, inseguros, malhumorados, desesperados y decepcionados. O lo que es lo mismo, un gran volcán en peligro de erupción.

¿Qué hacer? Pues además de que ya es hora de que el Presidente Maduro aplique la mano firme de la que nos habló Hugo Chávez el 8 de diciembre de 2012, también debemos comprender y entender que no es una responsabilidad única y exclusiva del Presidente Maduro afrontar esta coyuntura. Él debe hacer su parte y cumplir el rol para el que fue destinado, pero nosotros también debemos asumir nuestra cuota de responsabilidad.

Como propuesta, deberíamos aprovechar el suficiente material audiovisual y testimonial de los comisos tanto por acaparamiento como por contrabando, que nuestra FANB ha realizado. Sería excelente que el compañero Ángel Palacios pudiera realizar un documental sobre esto dada su experiencia, precisión y calidad en su trabajo.

Ese trabajo pudiera basarse con lo ocurrido desde el 14 de abril de 2013 y guarimbas de 2014, con una narración seria y mostrando TODO lo ocurrido, incluyendo los excesos de nuestros funcionarios y como están detenidos; el discurso de los dirigentes de la oposición; la actitud de los medios venezolanos y de los alcaldes donde estaban ocurriendo estos hechos; los asesinatos; la conducta de la policía de Chacao y El Hatillo; el allanamiento de las carpas en Altamira, donde había armas de alto calibre, miles de municiones y hasta C-4, en fin, un buen trabajo, y no como los micros insulsos de VTV, para adelantarnos a lo que viene con MTV, que con seguridad lo transmitirán por cable.

Mis reflexiones las hago en virtud de mi condición de ciudadano, corresponsable de la seguridad de mi Patria y seguro que nuestras organizaciones como: CELAC, UNASUR, ALBA y sus países integrantes puedan transmitirlo, así como la obligación de la Cancillería de enviarlo a nuestras embajadas en el mundo.

Compañeras y compañeros, José Martí lo expresó claramente: “Cuando la Patria está en peligro, está permitido todo excepto no defenderla”. Pues bien, siendo esto así, debemos seguir aquella conseja popular con la que titulé el presente artículo: “O agarramos el toro por los cachos o esto se lo llevará quien lo trajo”.

¡Bolívar y Chávez Viven y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Hasta la Victoria Siempre!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4292 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a202453.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO