El peor de los ciegos es el que no quiere ver

No hay peor ciego que aquel que no quiere ver. Entiendo a la perfección que determinados gremios estén desacuerdo con las medidas emprendidas contra Farmatodo porque éstos jamás han defendido las medidas gubernamentales destinadas a favorecer al pueblo; por eso es plausible que Fedecamaras se arreche porque le apliquen el ácido a Farmatodo. Pero que un mortal pelabola se moleste no tiene ni la más elemental justificación.

Farmatodo es un buen negocio. Creció y fue exitosa de la noche a la mañana. Hizo del self service una de sus más importantes junto con amplios estacionamientos para autos y sedes cómodas y confortables. Pero de allí a creer es el Santo Niño de Atocha es como del cielo a la izquierda. Antes que todo hay que decir que los gobiernos adeco-copeyanos al autorizar a Farmatodo sentenciaron la muerte de las tradicionales farmacias o boticas tradicionalmente en manos de núcleos familiares de modestos recursos y sus propietarios no tenían otra ambición que la de educar a los más jóvenes. Y vino el gran capital con Farmatodo y se tragó a todos esos modestos negocitos; los que sobreviven están boqueando y en terapia intensiva. Es decir el Gobierno no los protegió como era su deber.

Pero los dueños de Farmatodo pisaron la concha de mango de prestarse al peligroso jueguito de fabricante de colas como generador de angustia de zozobra y desesperanzas y vino la Revolución y le aplico el alicate. Entró al recinto y los obligó a habilitar todas las cajas. Hizo que la gente entrara y por arte de magia desapareciera la cola. Ahora dicen que los dueños están en chirona. Y por allí dijeron en VTV que amenazaron a un jovencito que denunció la tramoya de la cadena farmacéutica en la generación de las colas de nunca acabar. La cosa incluía remarque de precios y la ausencia de las cajeras. Para una cola de 500 personas una sola cajera. Vino el Gobierno y ordenó la habilitación de todas las cinco cajas registradoras.

Esta mañana estaba en la fuente de soda ubicada al frente del Palacio de Justicia y entro un abogado amigo invitando a otro que estaba sentado en mi mesa: "Vente. Que me llegó la defensa de Farmatodo" Y yo le pregunté en voz alta: "Y quién defiende a las damas que Farmatodo le vende un baño de crema en 585 bolívares, siendo que hace dos días costaba 385.

TINTERO

Los estudiantes de Petróleo de la UCV están interesados en conversar con el directivo de PDVSA y presidente de PDVSA Gas, Antón Castillo. Porqué imaginan que podría servir de puente de comunicación me han enviado el siguiente email:

Buenas tardes Américo Hernández.

De antemano reciba un cordial saludo por parte de Jóvenes Petroleros, una iniciativa de un grupo de estudiantes de Ingeniería de Petróleo de la Universidad Central de Venezuela. Leyendo uno de sus artículos La lancha de Chávez y la humildad de Antón Castillo, me atrevo a contactarlo con el objetivo de solicitarle la información de contacto del Ingeniero Antón Castillo.

Mi persona ha sido testigo de su humildad y receptividad con las personas y tengo la intensión de entrevistarlo para Jóvenes Petroleros y conocer de manera oficial las estrategias, metas, retos y proyectos y que desarrolla PDVSA. También quiero conocer su visión sobre el escenario petrolero mundial actual y las consecuencias de la caída de los precios petroleros.

Mi intención es difundir información oficial dentro de los espacios de la Escuela de Petróleo de la UCV y fomentar el acercamiento entre la estatal petrolera y la institución académica. Espero que pueda ayudarme y gracias por el tiempo y esfuerzo invertido en responder a esta solicitud.

Saludos cordiales.

Br. Luis Eduardo Sardi Román.

https://www.facebook.com/jpetroleros



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1360 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: