Se pararon en las pestañas

El tan cacareado llamado a paro para el día 12 de enero realizado por la oposición, se quedó frio, el pueblo trabajador se paró temprano a ocupar sus puestos de trabajo, eso incluye no sólo al obrero y al empleado, sino a todo el sector productivo del país, a diferencia de aquellos que aún no han regresado de su asueto navideño
Muchos son los rumores divulgados, causando una verdadera bola de malos presagios buscando desestabilizar no solo la paz externa sino la interna del individuo común, ya volvieron los cartelitos frente a los supermercados,incitando a la violencia y los voceros encargados de difundir los rumores de saqueos en sectores populares como Petare, Catia sitios que si bien sienten el flagelo de la escasez, dentro de los supermercados, también ven con sus propios ojos la más feroz especulación en manos del comerciante informal a quienes no les falta ningún producto, desgraciadamente allí en las narices de los funcionarios de la GNB y policías Municipales, la verdad es hija de Dios, no podemos ocultar la escasez reinante de muchos rubros de diferentes usos, en los locales destinados para el expendio de los mismos, pero también estamos claros que una mano peluda está metida en todo este paquete que heredó Nicolás Maduro, que así como traía un pueblo noble y dispuesto a defender el legado de Chávez, también traía incluido sectores de mucho poder con una mente muy perversa, que no lo piensan dos veces para poner en práctica la destrucción de la economía y la seguridad del pueblo en general,estos que no le han permitido a Maduro un respiro desde que llegó al poder. Pero el pueblo se curtió de fuerza y sabiduría y sabe que dejarse llevar por los llamados de quienes han sido sus verdugos no solucionará el problema, que esto va mucho más allá de una simple tranca de calle, que la harina pan y la leche no es lo que ellos defienden, de ser así en donde estaban todos en el año 89, cuando de verdad se veía la miseria y el hambre campeando por las calles, ellos hoy están amnésicos pero el pueblo tiene memoria y esa memoria nos recuerda que los sectores populares nunca estuvimos en sus proyectos de defensa que nunca les importó de que o como nos alimentábamos, hoy nosotros les recordamos esa historia reciente y nos llaman resentidos, pero yo diría que es dignidad y respeto porque no tropezaremos con la misma piedra.
Ahora bien, estamos claros que de la derecha sólo tenemos malos recuerdos pero ojo, eso no es suficiente para creer que todo está dicho, el gobierno tiene que oír, precisar y actuar, cuando se haga una denuncia no la evadan, investiguen los medios alternativos fueron creados para eso para decir lo que los medios privados callan, Chávez preparo e instruyó al pueblo para ser su propio defensor, escúchenlo, no hay nada más peligroso que un padre o madre que vea en peligro el alimento de sus hijos, porque de la misma forma que sabemos de los planes de la derecha y sabemos del brutal acaparamiento y bachaqueo, también vemos como nos hacen promesas inconclusas, los buhoneros siguen revendiendo, en los supermercados siguen bachaqueando y no solo los que sacan la mercancía del país, sigue el amiguismo dentro de los establecimientos y la salida de los productos bajo cuerda que luego van a las calles, mientras los que hacemos la cola respetando la orden de llegada y respetando los límites de consumo estipulados, solo nos quedamos con el cansancio y la impotencia de regresarnos con las manos vacías. Tenemos que reconocer que hay descontento en las filas revolucionarias, pero no porque Maduro no se esté jugando el todo por el todo, para cumplir con su pueblo y con el comandante, sino porque dentro del mismo gabinete hay quienes no se entregan por entero a esta revolución como si lo hacía el gigante y ahora lo hace Nicolás Maduro, en sí lo que este pueblo espera es justicia y acatamiento de las leyes, que se sienta que la palabra es Ley y la Ley pone orden y este trabajo solo está en manos de los entes encargados de ejercerla, si esté barco naufragara no sería el pueblo quien perdió el timón, porque muestras de lealtad y firmeza en la lucha hemos dado. No basta con señalar culpables hay que detener a los culpables porque la culpa no soluciona los problemas que siguen galopando y que son inocultables.
Sonfer723@gmail.com.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1121 veces.



Zonia Linares

Nací con corazón revolucionario. Chavista desde 1992. Creo en Dios, mi patria sigo y seguiré los sueños de mi comandante eterno.

 sonfer723@gmail.com      @sonfer723

Visite el perfil de Zonia Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Zonia Linares

Zonia Linares

Más artículos de este autor