Veamos que hace cada sector, ante la crisis

Nuevamente los sectores adversos a la Revolución Bolivariana, han iniciado sus ataques en contra de la paz y la armonía de los venezolanos. Como ya se ha dicho, pretenden retomar las acciones vandálicas de principios del año pasado, que dejaron 43 venezolanos sin vidas y centenares de heridos. Sin dejar de mencionar las cuantiosas pérdidas materiales (infraestructuras de instituciones, vehículos institucionales, avenidas dañadas, entre otros).

Veamos como comienza el año. En una esquina, nuestro Presidente obrero se dirige al pueblo y le informa sin cortapisas las dificultades que pudiéramos sufrir, si no logramos superar las puñaladas que nos han incrustado factores del gobierno gringo: externos e internos. Y desde bien temprano, en fechas donde todavía algunos piensan en descanso, procede a dar inicio a una gira por algunos países importantes del mundo, en la búsqueda de darle salida a la coyuntura que se presenta. Gira que persigue establecer compromisos y acuerdos que permitan la tan urgida recuperación del precio del barril de petróleo y además atraer inversiones que conlleven al desarrollo definitivo del país. En la otra esquina, entre los serviles a los intereses extranjeros, comienzan a rodar los maletines con dólares prevenientes de sus amos y se disponen a rememorar la misma situación de violencia, que tanta angustia y muerte ocasionó entre los meses de febrero y abril del año pasado. Persiguen sin ningún tipo de remordimiento, llevar a cabo acciones que en nada beneficiaran a nuestra población. Nuevamente decidieron ahogar a nuestros ciudadanos en una convulsión estéril, con el único ánimo de agradar a sus dueños. Mientras el Presidente de la República se dirige al mundo en la búsqueda de evitar que la crisis afecte el nivel de vida del venezolano, los apátridas, los asalariados del desastre, han acordado la retoma de las guarimbas y pretenden de manera absurda pero decidida, desestabilizar la paz y la armonía en el país.

Ese libreto que hoy retoman, es conocido por todos los venezolanos, esas crueles estrategias creadas en laboratorios de guerra, han sido combatidas y vencidas por nuestro pueblo. Por lo que es evidente, que nada de lo que ocurre en nuestro país es casual. ¿Cómo puede atribuírsele al Gobierno Bolivariano la insuficiencia de toallas sanitarias, pañales y alimentos? Están al descubierto, tienen años tratando de convencer al pueblo venezolano de que Hugo Chávez y ahora Nicolás, se alegran ante la carencia de los productos en los hogares venezolanos. Y no solo esto, han tratado de responsabilizar a la revolución, de la escases ficticia generada por los empresarios golpistas. Es decir, en su discurso intencionado, Nicolás no es el Presidente de la República, sino quien manufactura las toallas y los pañales en el país.

Quienes son los responsables de la crisis que vive el país; los que a toda iniciativa dirigida al beneficio de la población, dicen no. Los que se alegran con la caída de los precios del petróleo, los que planifican y desarrollan estrategias para que falten productos en los hogares de nuestro pueblo. Los que se excitan cuando los índices económicos dan resultados negativos. Los que se confabulan con agentes del mundo, para afectar la vida del venezolano. Los que festejan cuando un gobierno extranjero arremete en contra de representantes del país. Allí está el caso del empresario Mendoza, quien es dueño de empresas en el mundo, que le generan cuantiosas sumas de divisas, pero si el estado no le da de las divisas que obtiene con el petróleo, simplemente no produce o baja la producción. Y así como el, casi todos. Y estos son los que dicen amar a nuestra patria. Y por lo tanto los predestinados a conducir los destinos de nuestra nación.

Si amaran este país y se sintieran venezolanos, desde la oposición fueran parte del progreso que desde hace 15 años se viene impulsando, por estas tierras. Si fueran demócratas, simplemente esperaran su turno y se prepararan para las presidenciales próximas. Estos momentos no son de seguir destruyendo las vidas, las infraestructuras y los bienes del país, como se cansaron de hacerlo el año pasado. Es el momento de contribuir con la recuperación económica y de dar un giro en nuestro modelo, hacerlo realmente productivo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1015 veces.



Pedro Figueroa


Visite el perfil de Pedro Figueroa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a200897.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO