No basta retórica, puesto que hasta bíblico es: La fe sin obras es muerta

Este artículo pretendía escribirlo temprano en la mañana, pero aprovechando todavía algunas vacaciones para recorrer las calles, para ver cosas, para escuchar a personas e intercambiar  opiniones y percepciones, bien valió la pena demorar un poco para escribirlo. Así este artículo salga mañana 7 de enero, creo que no perderá vigencia ni pertinencia, puesto que está alimentado de datos en caliente que estoy seguro muchos se identificarán con ellos.

Mis últimos artículos, más que el análisis en frío formulado por un analítico y analista observador, pretende recoger la visión del ciudadano de a pie, del pueblo, del que se monta en camionetica o en buseta, del que tiene que luchar todos los días por conseguir productos para satisfacer sus necesidades. Un pueblo que, más que arrecho, siente angustia, decepción y que requiere respuestas más que meros discursos y retóricas.

Pienso que el Presidente Maduro, quien tiene buen discurso y las mejores intenciones para con nuestro pueblo, debe hablarle sin miedo y con sinceridad sobre la situación real de nuestra economía, de los impactos reales, y de la cuota de sacrificios que debemos aportar para poder resistir estos ataques a nuestra economía, pero que también deben ir dirigidos a la corrección de errores y fallas que hemos tenido en el manejo de nuestra política económica, y en algunas líneas vamos a expresar los porque.

Así como en nuestros primeros artículos tratamos de mostrar la ofensiva revolucionaria de cara a la batalla histórica que libramos en la Patria de Bolívar y Chávez, el enemigo empezó también con todo. Anaqueles de la mayoría de establecimientos de venta de alimentos, de bienes, de servicios vacíos, con la finalidad de que en la agenda mediática gire en torno al tema de la gestión económica de nuestro Gobierno Revolucionario, reflejando un panorama de crisis, protestas e incertidumbre ante el Programa de Recuperación Económica anunciada por el Presidente Maduro. Esta es una realidad inocultable que no podemos negar y que debemos resolver cuanto antes.

Si en este país no ha habido, y personalmente dificulto que lo haya, un estallido social, es porque el recuerdo, el respeto a la memoria, al legado y al amor que el pueblo venezolano mantiene por el Comandante Chávez sigue intacto, y por eso, pese al descontento, a la incomodidad y a la angustia que aún siente y sufre el pueblo por esta escasez inducida, y salvo alguna que otra escaramuza, no creo que la situación del orden público se desborde. Sin embargo, pese a no existir las mismas circunstancias que había en 1989 para el “Sacudón” que estremeció los cimientos del modelo político de democracia representativa vigente en aquel entonces, no por ello debemos subestimar a los enemigos de nuestra Patria.

De no tomar los correctivos a tiempo, este “Sacudón” se pudiera reflejar en los resultados electorales de las parlamentarias de este año. De que el “Efecto Nicaragua” se concrete este año. Es decir, el desalojo del poder del sandinismo, liderado por Daniel Ortega y que llegó al poder por la vía armada en 1979, luego de diez años de ejercicio del gobierno, tuvo que sortear la labor paramilitar de los “contra”, además de una guerra económica muy similar a la que actualmente vivimos en Venezuela; cifras de delincuencia super altísimas, y toda clase de agresiones imperiales, eso sin contar con errores y fallas del sandinismo en la gestión gubernamental. Cuando se pretendía relegitimar por la vía electoral dicha Revolución, sufrió una estruendosa derrota de parte de la agente de la CIA y la derecha nicaragüense, Violeta Barrios de Chamorro, desalojando del poder al Comandante Daniel Ortega, y tuvo que  transcurrir prácticamente 14 años para regresar por la vía electoral al Gobierno, teniendo que comenzar nuevamente la Revolución Sandinista desde cero, y al alto precio de persecuciones y asesinatos de varios líderes sandinistas durante ese interregno. Situación ésta varias veces advertida por Hugo Chávez. ¿Será que debemos pasar por una situación similar para poder reaccionar?

Ángel García Banchs, economista y uno de los “sesudos analistas” de los que tanto se refería Hugo Chávez, o “espantador de la comarca” si mejor lo prefiere, revelo muy claramente el plan de la derecha para este año 2015, que no es más que reventar y perforar los sistemas de controles de cambio y precios, una escasez desbordada, para generar el estallido social. La labor de la SUNDEE no ha sido nada efectiva ya que no ha podido contener el acaparamiento, la espculación y el boicot en contra de nuestro pueblo de manera eficiente y efectiva. Además de ello, la inflación se encuentra totalmente desatada. ¿Qué hará nuestro Gobierno para contenerla? ¿Y cuál será la cuota que estamos dispuestos como pueblo a asumir para poder sortear estas dificultades?

No sólo basta el discurso y apelar al recuerdo de Chávez para tratar de aplacar el malestar de un pueblo. Si algo caracterizo siempre a nuestro Comandante Eterno y Supremo, es que no solo era un hombre que podía hablar horas y horas, sino que también era un hombre de acción: ¿O es que alguien puede olvidar el regaño que hizo al entonces Vicepresidente Nicolás Maduro y a Ministros de su Gabinete por la desaparición de helados “Coppelia”, y a los dos días estos reaparecieron en el mercado?  Y que no le temblaba el pulso para tomar decisiones, no guabineaba. Es por ello, y tal como lo señala hasta la biblia: “La Fe sin obras es muerta”.

Esto lo señalo, porque me preocupa que en estos momentos, aunado a la situación de dificultades que sin duda estamos afrontando, la propaganda del enemigo esté calando en importantes sectores del chavismo, alimentando y exacerbando la decepción para desmoralizarlo y desmovilizarlo. La Revolución esta bajo ataque y está en grave peligro. ¿Qué espera Nicolás Maduro para reaccionar? ¿Cuándo ya sea demasiado tarde, y lo que pudo haber sido, se haya truncado, y haya que pagar nuevamente un enorme saldo de persecuciones, muertos y exilio, hasta que pueda la Revolución Bolivariana volver al Gobierno y empezar nuevamente desde cero?

 ¿Por qué se crean expectativas en nuestro pueblo sobre anuncios de medidas que al final no se anuncian y se les da largas, empeorando con este guabineo y estas dudas la actual situación, y que los costos políticos se incrementen con ello? ¿A que le teme Nicolás Maduro? ¿Será que no aprendió con Hugo Chávez que no basta tomar una buena medida, sino que para que esta surta sus plenos efectos debe ser tomada en el momento y en el lugar más adecuados?

La gente lo que quiere es que haya mano dura, que se aplique la ley a los responsables de esta situación, que nos defendamos ante las agresiones imperiales, y que haya un verdadero seguimiento de las decisiones y anuncios que se toman y se hacen. Ha habido luego de la partida física de Chávez un relajamiento muy peligroso en el cumplimiento de las tareas tanto de los que tienen responsabilidades dentro de la Administración Pública y del resto de las estructuras del Estado, como también en buena parte de nuestro pueblo que piensa que el Estado les debe subsidiar hasta lo más mínimo. Si tanto el Gobierno, el Estado Revolucionario como nuestro Pueblo no asumen los roles que les señala nuestra Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, esto se lo llevará quien lo trajo.

La gente, y muchos queremos seguir creyendo en el Gobierno Bolivariano, porque a la Revolución de Hugo Chávez la apoyaremos hasta nuestro último aliento. Pero queremos que nuestro Gobierno muestre señales contundentes, que hable claro y sin ambages sobre la situación real de nuestro país y como cada uno de nosotros puede contribuir para racionalizar gastos, corregir errores y resistir las andanadas de lo que quieren destruir nuestra Patria. Si ello no ocurre, cuidado y no pudiéramos estarnos convirtiendo en enterradores y sepultureros de esta Revolución y del legado de amor del que nos dio hasta su vida para darnos Patria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1508 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a200702.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO