El por qué la autodenominada "clase media" odia a Chávez y a Maduro

Con el permiso de todos los mentadores de madre y buscadores del linaje de las hetairas, cada vez que se describe a la autodenominada "clase media", muchos de ellos se irritan, porque se les recuerda sus orígenes, su procedencia, sienten pena étnica y es como La letra Escarlata, con esa cicatriz pagada en la frente, a la vista de todos los puritanos que remedan al burgués.

      Es decir, a la burguesía la conforman, única y exclusivamente, los dueños de los medios y modos de producción, para quien se vende la fuerza de trabajo hasta envejecer y morir cansado, viejo y deteriorado, para que esa burguesía sea más rica, cada minuto que pasa, dentro de ese proceso de acumulación de riqueza.

     En el capitalismo, existen dos clases sociales: la burguesía y el proletariado. Ya sabemos qué son y cómo se comportan los burgueses. El burgués no trabaja, sino que acumula riqueza, con los mecanismos de la superestructura del Estado, sus leyes, instituciones y vehiculados con esa clase, autodenominada "clase media", con pena étnica disfrazada de orgullo.

     En cambio, dentro del proletariado, están todos los trabajadores, absolutamente, todos, cuya fuerza o sector productivo es la clase obrera, no Fedecámaras, ni Venamcham, como enseñan en las universidades apoyadas por medios privados, en donde todas ellas reproducen y forman al servicio del Estado burgués, pero no para ser burgueses, sino para que la burguesía sea más rica y preserve su status quo, gracias a toda esa masa amorfa (en términos ideológicos), que entra a las universidades para formarse en una carrera, profesión u oficio calificado, mediando las relaciones de producción entre la burguesía y el resto del proletariado y la clase trabajadora, a la que pertenecen estos profesionales. En estas universidades al servicio del Estado burgués se cultiva la enseñanza de la ignorancia, cual opio del Pueblo.

     Tales profesionales y técnicos, formados en estas universidades, cuyas estructuras, funcionamiento, formación e ideología están al servicio del Estado burgués, es la que conforma la autodenominada "clase media", que en términos marxista, es llamada "pequeña burguesía", por ser remedo o una mala copia de lo que es la burguesía.

     Esa autodenominada clase media, cuyo concepto es válido en términos capitalistas, es decir, dentro de un Estado capitalista, es la que proviene de padres que han alcanzado ese nivel, un poco más alto que el de los de su clase, pero siempre, muy por debajo de la clase que los explota y hace uso de su conocimiento y tecnificación, la burguesía.

     Esta autodenominada "clase media", porque no le gusta que le digan "clase trabajadora" o "proletariado", es la más desclasada e ideológicamente, más atrasada y tendente al "fascismo", por ser excluyente, resentida, irracional y sentirse muy mal consigo misma (al esforzarse toda su vida por ser burgués y darse cuenta de que no lo logra y no la dejan ser parte de ellos).

      Junto con esta autodenominada "clase media", siendo que aparentemente, se presenta como en las antípodas de su naturaleza, está el "lumpen proletariado", tan vil (o villano), como ella (porque hace lo que sea, se prostituye, es corrupta, es capaz de asesinar y mentir, es presta a robar y delinquir), con la diferencia de que ella lo hace conscientemente, con modales refinados, exaltando el "Manual de Carreño", bien vestidita y bonitica, medio porno en lo seductora, a diferencia del lumpen, cuyos harapos, mal aliento, pqek, hediondez, putrefacción y falta de techo o cobijo, lo caracterizan.

A todas éstas, todo el odio, además de la profunda "arrechera" (cuya carga semántica es más profunda), contra el Comandante Hugo Chávez y contra el Presidente obrero, Nicolás maduro, de esta autodenominada "clase media", inducida por sus dueños de la burguesía, están dados, simplemente, porque:

1.Bajo el liderazgo del Comandante Chávez y un nutrido grupo de constituyentistas, entre ellos, Nicolás Maduro, se cambiaron todas las estructuras del Estado, se diseñó toda la geometría del poder, con el soberano, es decir, el Pueblo, como protagonista de la democracia participativa, expresada en las Comunas y con una Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), que nos dice que somos un Estado social, de justicia y de derecho, es decir, "socialistas".

2. El Comandante Chávez acabó con el lumpen de la población y movilizó al Pueblo, de la miseria y pobreza, a otra condición de vida superior, "emancipada", del buen vivir, para "vivir viviendo", según sus palabras. Ahora, el Presidente Nicolás Maduro está profundizando la revolución, siguiendo el legado del Comandante Chávez y con el paquete de leyes habilitantes, le ha conferido poder real al Pueblo, a las comunas y consejos comunales, ha preservado el salario real, el ingreso familiar y ha elevado por encima de la inflación el salario de los trabajadores.

3. El Comandante Chávez hizo posible el artículo 109 de la CRBV y el 34 de la Ley Orgánica de Educación (LOE), que abiertamente desacatan los rectores de la AVERU, porque ello significa que las universidades dejarían de estar al servicio del Estado burgués y se perdería la restauración de la IV República, con esa nueva autodenominada "clase media", formada en estas universidades, que odian al Comandante Chávez y al Presidente Nicolás Maduro, razón por la cual, en estas universidades han centrado todo su esfuerzo, gasto y dedicación, el Departamento de Estado del gobierno de Barak Obama y su embajada en Venezuela, además de que en estas universidades y en otras aliadas subrepticiamente, se aprestan a derrocar al Presidente Nicolás Maduro, antes de que se le ocurra profundizar la revolución del pueblo en todas las universidades.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4283 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a198386.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO