¿Marcos Torres: todo excelente?

La realidad toca siempre la puerta por mucho que no se quiera asumir. Ante el desabastecimiento y la inflación en los servicios y productos, particularmente de la cesta básica, es necesario que el Gobierno Nacional presente un balance de los acuerdos efectuados con el sector empresarial en el marco de las Mesas de Diálogo Empresarial realizadas a partir de abril del presente año, seguimos acordándoles aumentos de precios y entregándoles divisas, pero los productos siguen escaseando.

Hoy más que nunca se reivindica la importancia de la propuesta del PPT sobre avanzar hacia un Gobierno del Gran Polo Patriótico; es importante y necesario la incorporación de los frentes y movimientos sociales y los partidos políticos, coautores de este proceso, a una discusión abierta sobre el Presupuesto Nacional, de cara al tema económico productivo, especialmente por las recientes declaraciones del Vice Presidente del área Económica Marcos Torres con las cuales ratifica el sistema cambiario para garantizar la alimentación y la productividad.

Desde el punto de vista político y revolucionario es necesario hacer un balance de los criterios para la entrega de dólares, porque los acuerdos económicos con los sectores privados han tenido como resultante más escasez, más especulación y acaparamiento, en una guerra económica con el mismo sector donde no sólo persisten los problemas sino que se ha generalizado a todos los ámbitos de la economía. Por ejemplo, luego del acuerdo entre el Ministro de Minería y Petróleo Asdrúbal Chávez y el sector privado para incrementar la producción de lubricantes y de otros productos derivados de los hidrocarburos, hoy, 7 meses después, solo se consiguen aceites importados a Bs 1.200 el litro. Igualmente el soberano sigue esperando la lista de las empresas que desfalcaron más de 20 mil millones de $ a la nación, la lista de los bancos que intermediaron como operadores financieros y los nombres de los funcionarios aduanales corresponsables de este desfalco.

Continua aún pendiente la solicitud de reunión en el marco de un Gobierno del GPP, con el alto mando político y militar de la revolución para hacer un balance sobre las victorias y derrotas de esta guerra económica y las necesarias medidas para alcanzar una mayor eficiencia y productividad ya que, así como POLAR tiene años con sus topes de producción estancados, PDVSA no logró en el 2013 cumplir con el Plan de la Patria y aumentar la producción a 4 millones de barriles diarios y tampoco logrará esta meta al cierre del 2014.

El descenso del precio del petróleo que coloca hoy a la cesta venezolana en 72 dólares, obliga a hablarle con claridad a nuestro pueblo, a prepararnos para dificultades económicas y a utilizar esta crisis como una gran oportunidad para convertir los CLPP en un importante instrumento de planificación socio-productiva a fin de transitar desde esta importante instancia del poder popular, hacia el desmontaje del estado capitalista rentístico y avanzar en la construcción del Estado Socialista Ético, productivo y Bolivariano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2771 veces.



Willian Rodríguez


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: