Pildoritas 206 (año VII)

Generalizaciones odiosas

Qué broma que un buen número de colegas, llamémoslos así, pues coincidimos en esta página con nuestras opiniones, no esperan cerciorarse previamente de cómo son las cosas, para caer en generalizaciones que no llevan a ninguna parte.

Es muy común, en concordancia con la derecha, afirmar que la revolución está plagada de corruptos, cuando bien sabemos, que si es verdad que los hay, no son los más, pero además cuesta leer que se hacen diferenciaciones y reconocimientos, sobre un hecho innegable que es, que en este gobierno hay peces gordos que están presos por corruptos, otros huyendo haciéndose pasar por perseguidos políticos y no pocos investigados, lo cual no era común en la cuarta.-

A veces basta leer los títulos de algunos artículos para saber que quien los escribe está sesgado totalmente.

Uno de ellos es el siguiente: ¿Hoy nuevamente los buhoneros son nuestros enemigos?, en el que se argumenta a manera de crítica que de nuevo a los que practican el comercio informal, se les denomina “buhoneros”, primera generalización pues desde el espíritu y propósito de cualquier norma, su aplicación es para quienes infrinjan las disposiciones que se reglamentan, y ellos no son todos, sino exclusivamente quienes se dedican a especular de manera abusiva con productos de primera necesidad, formando parte de las mafias organizadas, para de manera consciente o inconsciente abonar la guerra económica declarada por la derecha como su estrategia.

¿Que el decreto tilda a los delincuentes, muchas veces disfrazados de “buhoneros”, de “mecanismos perversos”?, otra generalización, pues quienes están incursos en el delito de especulación, pero además de violadores de todas las ordenanzas municipales relacionadas, no son los mecanismos perversos, ellos son simple y llanamente los ejecutores de los modus operandi,(mecanismos) ideados por quienes les proveen de mercancía, sobre todo la de la cesta básica para salir a revenderla, en perjuicio de la mayoría de la ciudadanos, que se ven obligados a caer en sus garras, pues lo que ellos revenden escasea en los anaqueles de los expendios autorizados por la Ley.

Así como este ejemplo abundan, son el producto de quienes critican por criticar pero no aportan soluciones para corregir lo que según ellos marcha mal o es un error en la gestión de gobierno.

Por otro lado no cabe duda que estamos en una guerra económica y como en cualquier guerra, en esta, hay quienes atacan y quienes se defienden, la defensa ha de ser contra cualquier agente que de alguna manera actúe para beneficio del enemigo y los “buhoneros” que son estos a los que nos referimos y no los que respetan las leyes y las cumplen que son los “comerciantes informales”, son agentes del enemigo, pues se han encuadrado, sin querer queriendo o fríamente calculando, al lado de quienes buscan por cualquier vía derrocar el gobierno de Maduro.

Así que para simplemente mantener el estatus de crítico destacado, no se puede caer en generalizaciones que dan la sensación de que se está casi que directamente respaldando una actuación de una gente que muchas veces hasta ilegal está en el país y contribuye para enriquecerse fácilmente y amasar la desestabilización



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1275 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: