¿Será posible radicalizar medidas anti capitalistas?

No podemos dejar de percibir el repliegue, con la cola entre las piernas, de la ultraderecha global y el imperialismo por causa de las derrotas electoras en Bolivia, Brasil y Uruguay. Se fueron con todo, pretendían un golpe político certero encaminado a demoler y desmoralizar la prolongada movilización popular continental. Si bien es cierto, las fuerzas triunfantes muestran incoherencias y falencias que producen escepticismo, el asunto hay que verlo de manera estratégica en un contexto de lucha de clases, de acumulación prolongada de fuerzas, de cualificación de la conciencia revolucionaria y la organización popular. No comparto la hipótesis aquella que sugiere un cuadro optimo para la movilización social con la ultraderecha en el comando del aparato estatal por aquello de que en cuanto peor mejor. Eso es puro infantilismo y necedad de "estrategas" de escritorio, de charlatanes de cafetería, desfasados de la realidad y la historia de varios siglos de feroz dominación oligárquica.

Hoy el ambiente luce diferente. Y para no irnos muy lejos, en una lectura política más aterrizada, el liderazgo del Presidente Nicolas Maduro se me hace mas holgado, ágil y acertado. Tiene mayor margen de maniobra y golpea con mucho tino en los sitios críticos que corresponde.

Si bien es cierto que Venezuela esta en la actualidad sumergida en un conjunto de problemas bastante complicados como una inflación anual de más del 60%, escasez de algunos bienes de consumo, fuga de capitales y una probable caída de la economía en los meses que transcurren, todo como consecuencia del complejo sistema cambiario imperante que parece perpetuarse por el pánico a una gran devaluación sin percatarse que el mayor propietario de divisas es el gobierno, el capital político del Presidente y el de las fuerzas políticas que lideran la revolución no está hecho moneda devaluada. Cierto, hay problemas y dificultades pero el Jefe de Estado esta dando muestra de que no es mosca muerte y tiene los reflejos muy despiertos y alertas. Capotea con mucha habilidad la tormenta.

En ese sentido, algunas medidas tomadas recientemente dan a entender que la decisión de profundizar acciones de corte anti capitalistas no se ha refundido ni extraviado en entelequias socialdemócratas.

Desmontar el viejo Estado puntofijista es una necesidad inaplazable. La salida de Rodriguez Torres y la intervención de los cuerpos policiales comprometidos en atroces crímenes y masacres de colectivos revolucionarios, se encamina en esa dirección. Es la tarea de nuestro camarada Fredy Bernal, sin duda, la personalidad adecuada para este embrollo de mafias oscuras y redes delincuenciales enquistadas en las instituciones públicas. Nada ajenas a las mismas que se han ubicado como las responsables del saqueo y despojo de millones divisas. Esta trascendental determinación debe inscribirse en la construcción del Estado comunal que, contrario a lo que piensan algunos, fue reforzado con el reciente sacudón administrativo que inclino la balanza en favor de las formas comunitarias y las redes populares que le sirven de sustento al proyecto socialista. Es mi lectura, mas allá de interpretaciones sobre supuestos enroques burocráticos y cosmeticas de artificio.

Pero hacen falta otros pasos. ¿Será posible que el gobierno y el Presidente Maduro saquen lucen y adopten audaces determinaciones en el manejo de la política económica para proteger los derechos de millones de ciudadanos asediados por el sabotaje económico y la rampante corrupción?. Creo que eso si es factible y cuentan con el apoyo popular para el efecto; una de las mayores conquistas del proceso de cambios de los últimos años es la elevada conciencia y organización -expresada precisamente en los Colectivos urbanos- de las masas populares. Es lo que ignora -afortunadamente- la ultraderecha fascista en sus cálculos desestabilizadores, porque desprecia la potencia de la multitud.

Llega el 2015 y se vienen unas elecciones legislativas que quieren ser utilizadas, otra vez, en los planes golpistas. Los escuálidos hacen cuentas alegres, junto con los círculos de poder imperialista. No podemos descuidar nada y se requiere de la movilización permanente del pueblo con el liderazgo del Presidente Maduro, los partidos y movimientos sociales revolucionarios.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 883 veces.



Horacio Duque

Politólogo e historiador.

 horacioduquegiraldo@gmail.com      @horacio_DG

Visite el perfil de Horacio Duque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Horacio Duque

Horacio Duque

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a197786.htmlCd0NV CAC = Y co = US