Las elecciones de hoy

Las más importantes elecciones en América Latina, y quizás la más trascendente en todo el mundo, se celebran hoy. No solo porque Brasil es la sexta economía del planeta, sino porque en esa confrontación están nítidamente definidas la izquierda y la derecha, y están en juego dos modelos distintos, y hasta opuestos, de desarrollo y de gobierno, y votarán 140 millones de electores, más que en cualquier otro país, incluso más poblados, como China.

Conocidos los resultados de la primera vuelta, emergieron dos candidaturas, la de la presidenta Dilma Rousseff y la del aspirante Aécio Neves, con parejas posibilidades. Las encuestas les repartían las tendencias con ventajas que oscilaban. Parecía difícil la reelección. Todo el inmenso poder de los medios se parcializaba por el candidato conservador, de derecha, con inocultables simpatías en Washington. Solamente el imperio de O Globo retenía 57% de la audiencia televisiva. Su poder es de tal naturaleza para influir en los brasileños, que en 1990 sacó de la nada, de una ignorada provincia, la figura de Collor de Melo y lo hizo elegir Presidente.

Ahora, al Partido de los Trabajadores y demás partidarios de Dilma se les hizo difícil penetrar ese imbricado tejido mediático que incluía TV, prensa y radio. Hubo momentos en que cundió la desesperanza. ¿Es posible vencerlos?

Antes que nadie, Lula, fundador del PT en febrero de 1980, vio el problema. Estaba consciente de las dificultades internas del partido, que tantos desprendimientos ha tenido, debilitado ante casos de corrupción, pero no dudaba de su fortaleza, de su conexión con los pobres y con la nueva clase media, con los trabajadores. Para enfrentar el poder mediático solo había un recurso: la militancia a la calle y las redes sociales. Todos a defender los 12 años de gobiernos del PT, liderados por él y por Dilma, los cambios habidos en la sociedad brasileña, el desarrollo de su economía y el proceso de integración regional, la exitosa lucha contra la pobreza, y simultáneamente, denunciar con hechos el atraso y la entrega al imperio de los gobiernos anteriores, comenzando por el de Fernando Cardoso.

El millón y medio de militantes del PT, según registro del Tribunal Superior Electoral, debía tomar la calle, recorrer el país, incorporar a otros millones de simpatizantes y aliados a la defensa de todos los avances sociales y políticos, reforzar la política independiente, la integración latinoamericana.

Con Lula al frente. Todo su liderazgo, sus simpatías, su historial, su gestión de gobierno; todo su prestigio, su voluntad y su fortaleza, estuvieron activados durante un mes, con sus días y sus noches, comandando esos contingentes petistas, transmitiendo energía, irradiando simpatías, convenciendo a los indecisos, atrayendo a militantes del Partido Socialista, a los obreros, a jóvenes, a las mujeres, a los viejos, siempre desmoronando mentiras.

Los resultados comenzaron a verse. Las encuestas reflejaban el incremento gradual, lento, pero sin interrupciones, de Dilma Rousseff. Tan dura campaña mostraba sus efectos. Las más recientes mediciones, del jueves, ya le daban una ventaja que hacen suponer su victoria.

Lamentablemente, no se podrá celebrar con un triunfo absoluto de Tabaré Vázquez en Uruguay, donde parece inevitable una segunda vuelta.

La derrota en la ONU

El domingo escribí sobre la histórica victoria de Venezuela en las Naciones Unidas. Hoy lo hago en sentido contrario. Por vigésima tercera vez la Asamblea General de la ONU votará el miércoles una resolución condenando el bloqueo a Cuba. Será otra derrota de EEUU, y que el canciller Bruno Rodríguez resumió hace poco diciendo "La política estadounidense contra Cuba sufre absoluto aislamiento y descrédito mundial y carece de sustento ético y legal desde febrero de 1962…".

Las pérdidas ocasionadas exceden un billón (12 ceros) y cuarto de dólares. La votación favorable en 1992 fue de apenas 59; en los 22 años transcurridos casi siempre hubo tres en contra, se abstuvieron siete. A partir de 2000 fue muy abultada la desproporción: 167 a favor, tres en contra y cuatro abstenciones, el año pasado fue 188-2 (EEUU e Israel) y tres. ¿Cuáles fueron esos paisitos que no votaron? Micronesia, Papúa e Islas Marshall. Vergüenza debería darle a Washington esa compañía. Sin ser experto en política exterior, creo que en toda la historia diplomática de la humanidad, nunca ha habido derrotas más continuadas e ignominiosas como estas que sufre el imperio del Norte desde 1992.

En los últimos años han sido apabullantes, como será la del miércoles.

- Las discrepancias Sebin-Cicpc y la matanza del colectivo de Odremán, así como la automática defensa de los responsables, desbordaron un vaso que parecía llenarse sin que el ministro Rodríguez Torres lo percibiera. Ahora descansará dos semanas. Y confiamos en que la ministra Carmen Meléndez sabrá preservar y desarrollar lo positivo de la política de seguridad que promovía el MIJ, previa revisión de funcionamiento y resultados, comenzando por los cuadrantes. No es raro que los cambios de ministros interrumpan la continuidad de gestiones, aun las positivas. Para quien le será fácil preservar será para el general Padrino López, tan cerca estaba de ese despacho. Seguirá como pez en el agua.

- Ustedes habrán visto las imágenes de la magnitud de alimentos y medicamentos acaparados en Tejerías, Ara. Parece que nunca antes se habían escondido tantos productos buscados por tanta gente, que se habrá indignado cuando se enteró de este acaparamiento. ¿Y ustedes no creen que ya es tiempo de que un organismo como Fedecámaras condene hechos de esa naturaleza?

- Alguien me envió un email señalándome que a mi comentario sobre el ingreso de Venezuela al Consejo de Seguridad le faltó señalar la responsabilidad que ahora tiene el país. Rigurosamente cierto. No dudo que el desempeño en ese organismo estará en armonía con el Preámbulo y principios establecidos en nuestra Constitución, y como vocero de los intereses de América Latina y el Caribe.

- Cuando se construía el estadio de fútbol en Maturín para 50 mil espectadores, alerté porque el promedio de entrada a los partidos en esa ciudad era de apenas 2.000. Hoy, me parece que el gobernador García Carneiro se equivoca cuando le construye un estadio de beisbol a La Guaira. Es un equipo que seguirá compartiendo el Universitario con los Leones.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3325 veces.



Eleazar Díaz Rangel

Periodista egresado de la UCV. Ganador del Premio Nacional de Periodismo y menciones en diversas especialidades. Es Director del diario Últimas Noticias desde el año 2001. Profesor titular jubilado de la universidad central de Venezuela, cuya escuela de comunicación social dirigió (1983-86). Presidente de VTV 1994-1996. Presidente de la asociación venezolana de periodistas.

 edrangel@grupo-un.com

Visite el perfil de Eleazar Díaz Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eleazar Díaz Rangel

Eleazar Díaz Rangel

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a197287.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO