La estrategia para reiniciar al dialogo, es ir bajando las políticas de la azotea

Debajo del  Mundo Inteligible, se infiere que existe el Inframundo con la más alta densidad espiritual. La luz divina es como una herramienta táctica   de verdad; que la mantienen en la oscuridad. Donde  existen los espíritu malos, es decir: el reino de la maldad. En el Mundo Real Inteligible, los conocimiento son debelados según el nivel de ascensión de los Seres espirituales. La necesidad de salvar  a los Seres Humanos, Jesucristo fue EL  ELEGIDO.  Por lo tanto, tuvo que adaptarse a las nuevas realidades del Mundo Real Sensible; perceptiva. Con milagros, demostró el poder de La Palabra. Sin embargo, los momentos actuales, se clama por el nuevo advenimiento  de Jesucristo; porque no se entendió el mensaje.

En el Mundo de la percepción, la política, es un concepto en sentido general. Al mismo nivel de lo social y económico, correlacionadas. Por lo tanto, en ningún momento se puede pensar;  separar la política y colocarla en un  nivel superior. Esto los hacen, los que  ansían el poder o  los que  quieren seguir  ostentándolo; utilizando como un mandato e  instrumento de dominación. Donde la intencionalidad ha movido a muchos, a lisonjear a una clase dominante; para intentar acceder al poder. Y otros, con claridad conceptual; para ampliar el  campo de acción de los políticos. Y los políticos para ejercer el poder bajo la convicción de  libertad absoluta

El Ser Humano es un Ser político. Muchos niegan que  son políticos; para tener libertad de  aprovecharse de los políticos; aunque no es por la inocencia. Esto permiten que existan constantemente efervescencia políticas, por el desplazamiento de preferencias electorales; de uno a otro lado y viceversa. Y para acceder al voto, no sólo se utilizan el contenido programático del Plan de Gobierno, sino también, las alianzas, ofrecimiento de cargos  y otros. Y actos de masa que faciliten plantear la acción del gobierno. Es intentar el ejercicio de la Palabra, para  direccionar el poder de convencimiento, sobre el destino del voto. Unos lo logran y otros se cansan en el intento.

Una vez que el partido ganador ostenta el poder, comienza a pensar cómo van a gobernar; en consistencia con el Plan de Gobierno y los recursos que requieren. Para contar con ellos, desarrollan políticas de financiamiento; que permitan obtener recursos y que los pueblos se sientan complacidos en la implementación. En caso negativo, se reestructura  o se asumen el costo político; con algunas    imprevisiones. Cuanto mayor sea la población o el territorio  a gobernar; mayor es la complejidad. Se divide políticamente al país y se crean Instituciones, que requieren el desarrollo de políticas, para lograr la mejor administración y conducción de servicios públicos.

La división política de un país, tiene como finalidad mejorar el nivel de vida de los pueblos.  Para eso se desarrollan políticas, que permitan satisfacer necesidades  a plena satisfacción. En caso contrario, se rectifican o se asumen los costo. Para facilitar un gobierno con eficiencia. Sin embargo, muchos políticos, utilizan las diferencias  para ganar adeptos, donde las cosas verdaderas y las mentiras se confrontan. Y el pueblo sufre las consecuencias. Por falta de políticas, que permitan sancionar al empleado público, que en nombre de una política mal interpretada; pone en ascua al pueblo. Y actúan como si fuesen pequeños reyes; en un mundo imaginario.

La falta de maduración política de los pueblos. Permiten que muchos Seres Humanos, con habilidades histriónicas y facilidades en la comunicación, y muchos profesionales sin preparación políticas y administrativas. Ejerzan cargos y los recursos son depiladados, por deficiencias o por apoderamientos de capitales. Este último, se observan por las diferencias significantes de capital antes y después del ejercicio.  También se consideran; como casos de corrupción, desviaciones financieras; por falta de control. Que se pueden combatir, con la eficiencia humana. Donde los valores humanos tienen un papel preponderante.

Los pueblos desarrollan normas de convivencias, que los gobiernos democráticos, tienen que considerar. Las gobernaciones las transforman en reglamentos, como un concepto político especifico en sentido más general. Paro luego ser transformadas por la Asamblea Legislativas, en políticas en sentido general. Las implementaciones de todas políticas, tienen que estar complementadas por leyes; como medida preventiva. Y no como se hace muchas veces, se implementan las políticas y luego la leyes en forma correctiva. Complementada con investigaciones políticas, para saber las verdaderas causas de la eficiencia o ineficiencias.

Cuando se aplican las leyes, hay que hacerlo con Justicia. Si el pueblo pierde la confianza. Sectores de la comunidades, se atreven a desarrollar   políticas propias, como si fuese un gobierno en paralelo. Las razones, es que se dan el tupé de Clases Dominante; considerándola que está en una posición superior a lo establecido en la Constitución, o la niegan. Y están convencidos que los daños que les hacen a la Republica, son por acciones políticas. Y de estas nadie es responsable. Mientras que los contrario piensan, que tienen que ser responsables. Y también, otros, para imponer una política, se suben a la azotea.

Todo país también tienen que desarrollan políticas externas. Con la finalidad de llevársela bien con todos los países del mundo de diferentes ideologías; en base al respeto mutuo. El hecho de que se  tengan una significante necesidad y no puedan satisfacerlas. Nada le da el derecho a obtenerlo por la fuerza, agrediendo a otros. El derecho humano es  Universal y las leyes tienen que ser comunes e implementada con diferencias en acorde a la realidad sensible de cada país. En el caso que no cumplan, es aplicar una sanción implementada por el concierto de naciones con Equidad y Justicia.

En el Mundo Inteligible existen la verdad y la maldad como definición. Por lo tanto, toda acción política mas allá del nivel en sentido general que no sea para beneficiar a los Seres Humanos; es una maldad. Es por eso que se puede inferir, que para Dialogar, hay que bajar las políticas que se han  subido a la azotea  Para que los contrarios, diriman las diferencias, en un proceso de profundidad conceptual y de conciencia, en el camino hacia la verdad. Siendo las contradicciones, la naturaleza de la conciencia. Y si no se puede dirimir las contradicciones, aplicar técnicas  de negociaciones para lograr  la armonía y una paz duradera.

Lo más triste del caso, que parece inverosímil. Ver la cara  de muchos compatriotas y en ella, se refleja la maldad. Sin embargo, existen otros con alta capacidad de mimetización en los círculos de efervescencia política. Son portadores y ejecutores de maldad. Y cuando se le aplican la Justicia, sobran quienes abogan por ellos. No es un exabrupto, son Seres confundidos por políticos que les inculcan falsos conceptos. Que la maldad lo lleva al borde del Abismo. Es allí, donde crean conciencia, cuando no han sobrepasado el punto de no retorno y por terquedad, o por compromisos. No tienen el valor de rectificar; se transforman en esclavo de la ignorancia. Arriesgando los beneficios de la Justicia Divina.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 954 veces.



Basilio Lezama


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: