Contabilidad socialista

“No Podemos construir el futuro socialista de la humanidad con las armas melladas del capitalismo”.

DOS SISTEMAS ECONOMICOS: CAPITALISMO O SOCIALISMO:

La CONTABILIDAD  actual, así como otros saberes nació y sirvió para el desarrollo de la economía capitalista y como consecuencia de ello, todos los sistemas contables están diseñados para servir con el propósito de la acumulación de capitales y el lucro de sus dueños.

En los países con tendencia hacia el humanismo, valga decir hacia el socialismo, todavía se emplean estos sistemas contables para las nuevas empresas sociales.

Es importante definir contablemente los sistemas imperantes en el mundo: El sistema CAPITALISTA, de corte clásico o neo liberal, que impulsa la llamada “libre empresa”, la “sagrada propiedad de los medios de producción”, el “libre mercado”, la ganancia, el lucro, la acumulación de capitales, la explotación del hombre por el hombre, la producción a bajos costos , la fijación de precios a voluntad de los productores, el rechazo a los controles estatales y la planificación centralizada, la tercerización de la mano de obra, la anulación de la mayor parte de beneficios para la clase trabajadora, el pago de salarios mínimos y el detrimento de la calidad en beneficio de la ganancia, destruyendo el entorno ecológico de ser necesario en beneficio del lucro. Este resumen muy parcial  podría llenar cientos de páginas explicativas de un sistema que casi domina el mundo de hoy.

Por otra parte y todavía en “heroica” construcción, va surgiendo un nuevo sistema SOCIALISTA, que pretende sustituir a las empresas capitalistas, por “empresas sociales”, con un mercado controlado y una planificación estratégica  atendiendo a la  mejor calidad y cantidad, enalteciendo los beneficios a los trabajadores, cuidando del entorno y los trabajadores jubilados, conceptuando los beneficios sociales como “inversiones” o no gastos inútiles, distribuyendo la ganancia en beneficio de los mismos trabajadores y de toda la población en donde el éxito se mide por la beneficiosa operación empresarial para añadir calidad a la vida de los habitantes.

Alguien podría alegar inmerso en su eterna confusión que el sistema capitalista si trae prosperidad y construye bellas ciudades y naciones prósperas. El asunto es que igualmente produce una enorme cantidad de seres humanos explotados, oprimidos y silenciados que no pueden acceder a los productos y bienes que ellos ayudan a producir y esto resalta la “abundancia” en el mercado pero sin que millones puedan comprar y vivir decentemente y lo más grave, es que está acabando con el ecosistema, está produciendo productos agroindustriales peligrosamente manipulados genéticamente y comprometiendo severamente el clima y el futuro de la tierra. Prosperidad para los dueños de los medios de producción y miseria para los obreros. La justicia social es sustituida por la “caridad” y pequeñas dosis de limosnas y la esperanza es certeramente distribuida entre las masas depauperadas.

LA CONTABILIDAD, CIENCIA O ARTE:

El SISTEMA CONTABLE o simplemente CONTABILIDAD, según algunos es una “ciencia”, otros una “disciplina científica” y otros un “arte”, hoy muy computarizado, que está diseñado para ordenar, analizar y controlar las operaciones contables de las empresas y organismos.

El sistema tiene sus columnas fundamentales en el registro sistemático de las operaciones en forma verídica y eficiente, así como el posterior análisis de los resultados periódicos para tomar decisiones.

DOS FORMAS DE HACER CONTABILIDAD:

En esta “toma de decisiones “encontramos una diferencia fundamental entre la contabilidad capitalista y la contabilidad socialista.

En la primera, las decisiones están orientadas a aumentar y sostener el lucro, la ganancia y por consiguiente el mayor beneficio para los dueños.

En la segunda debe existir una ganancia o excedente, pero esteestá condicionado a precios justos, distribución amplia y costos sociales en beneficio de la mano de obra y su entorno.

Cuando se llega a la determinación de la ganancia en el caso capitalista, sobreviene un posible y muy peleado pago de impuestos, asunto que es considerado como la justificación de todo el entramado explotador y el dinero final va a los bolsillos de una clase social explotadora, dueña y señora de medios y países.

En el caso del socialismo existen grandes excepciones en el pago de impuestos y la ganancia se distribuye en forma amplia entre los trabajadores y el entorno social. Es por ello que en el caso capitalista la contabilidad cesa cuando el dueño se embolsilla su plata, en  el  socialismo la contabilidad debe continuar, para seguir registrando y controlando el empleo de los excedentes y ganancias, con una severa supervisión del estado socialista.

La EMPRESA SOCIAL, futuro de la humanidad, es un esfuerzo colectivo, célula productora para todos, sin el egoísmo fatal de la empresa capitalista, en ella la ganancia se traduce en el bienestar para el colectivo, en la capitalista el beneficio es para un círculo selecto y cerrado.

Por supuesto que ambos sistemas tienen muchas cosas en común, entre ellas registros casi idénticos de las operaciones, ambas basadas en la eficiencia y fidelidad de los datos, en la producción de estados financieros para el análisis.

Las diferencias notables se inician con el registro del costo de ventas o la contabilidad de costos. En el sistema capitalista es un pecado añadir costos sociales al producto, pues esto merma la ganancia. En el sistema socialista, estos costos sociales son obligatorios y es la esencia de este sistema, pues son considerados como INVERSIONES y se conceptúan como mejoras al trabajador en aras de una mejor producción. En el otro caso,  el bienestar de los trabajadores es unasunto fuera de las operaciones empresariales o considerado como colateral y poco importante, donde solo se actúa si el problema daña directamente la producción.

En un sistema socialista, por ejemplo en una mina, los costos de protección a los trabajadores se extreman, uniformes, máscaras, lámparas de seguridad, escapes y ventilación, etc. En un sistema capitalistas podrían existir algunos de estos beneficios, pero limitados a la administración de la ganancia, si algunos de estos gastos se sobre pasan son eliminados sin miramientos.

Es un error considerar en las empresas socialistas, que el control y registro de las operaciones es un asunto capitalista y odioso. La proliferación del desorden contable, la ausencia de registros fiables, el enredo en las operaciones, el llamado “bodeguismo” o tratar de llevar empresas sociales y organismos públicos como si fueran una bodeguita de barrio, acarrea problemas graves en la eficiencia y la distribución de la riqueza.

LA CONTABILIDAD PUBLICA DE LOS ORGANISMOS DEL ESTADO:

La confusión de algunos operadores, gerentes, ministros o cuenta habientes de la administración pública, que todavía aplican criterios de eficiencia netamente capitalista es un ERROR grave.

Un ORGANISMO DEL ESTADO, aún en un sistema capitalista, su presupuesto  generalmente es diseñado para ser invertido en un año y no puede ser considerado como eficiente la falta de ejecución de obras y el excedente producto del ahorro de materiales e insumos. La falta de ejecución es un síntoma de incapacidad para hacer, para construir, etc. y el supuesto ahorro podría ser un pozo de recortes en la calidad de los materiales, falta de pago a obreros y una serie de deficiencias graves.

La determinación de una buena ejecución presupuestaria, descansa primordialmente en una excelente planificación, con costos proyectados y suficientes, con objetivos claros y sin lagunas que se traduzcan en fracasos o paralización de obras. Luego,  en la ejecución de los objetivos, el concepto de ganancia capitalista queda totalmente eliminado, pues el objetivo no es el lucro, no es llenarle el bolsillo al dueño, es sencillamente hacer las obras o lograr los objetivos para beneficio del colectivo. Un resultado final con un presupuesto en cero y una obra bellamente ejecutada es el objetivo, los faltantes y sobrantes siempre serán sospechosos.

CONTABILIDAD SOCIALISTA FORMAL:

La contabilidad socialista debe contener un programa de registro minucioso de las operaciones contables diarias, el registro del Mayor y Auxiliares, el estricto uso de las cuentas bancarias con dos o más firmas responsables, el archivo de los documentos primarios, facturas, recibos, letras, órdenes de compra, etc. , el uso de estados de resultados de las operaciones y al final un registro especial de la distribución del excedente o la ganancia, en donde se registren los beneficiarios autorizados, las obras realizadas en la comunidad, los fondos de reserva, etc.

LA CONTABILIDAD EN VENEZUELA:

En Venezuela todavía estamos en la era de los dinosaurios con respecto a los sistemas contables y el moribundo sistema capitalista ahora neo liberal, ha implantado un desorden entrópico, que beneficia sus intereses.

La unificación de criterios contables todavía depende mucho de Organismos Internacionales y firmas multinacionales contables, apenas en el sector bancario se ha logrado la unificación de códigos de cuentas, es decir la misma cuenta contable de registro es igual en todos los bancos que operan en el país.

En ámbito de las empresas privadas y  la codificación es a voluntad de sus dueños y ni siquiera existen criterios claros en cuanto a los pilares fundamentales de división entre activos, pasivos, capital, ingresos y egresos. Solamente existe cierto orden en cuanto a la consideración egresos, por parte del organismo rector de los impuestos sobre la renta, quien ha normatizado lo que puede ser o no incluido como gasto necesario para producir la renta y evitar que las empresas evadan de esta forma el pago de sus obligaciones.

 ORDEN EN LA CONTABILIDAD PUBLICA DEL ESTADO:

La contabilidad pública del Estado, tiene un código de cuentas unificado y un desarrollo presupuestario moderno y aceptable, aunque los controles posteriores de ejecución todavía son muy deficitarios. Todavía la aprobación por la Asamblea Nacional del Presupuesto de la Nación, no deja de ser simbólico y carente de análisis más profundos, así como muy limitada la capacidad del Legislativo para corregir entuertos y errores. La sub comisión de presupuesto de la CP de Presupuesto de la AN, son unos pocos burócratas, que no tienen el poder de analizar, ordenar o corregir nada, pues tropiezan con limitaciones legales y hasta físicas.

El resto del panorama contable es una jungla espesa y enmarañada de contabilidades realengas, en donde cada dueño hace lo que le viene en gana, todo orientado a reducir costos y evadir impuestos.

La LEGISLACION CONTABLE, en nuestro país tiene un hueco de más de 60 años y la necesaria unificación de criterios y normas, hace años que es esperada una renovación integral para poner algo de orden en esta permanente pea.

En nuestro país casi nadie se ocupa de crear sistemas contables nuevos y mucho menos dedicados a las empresas sociales, consejos comunales y comunas.En CUBA hay un camino de 60 años que raramente es expuesto por la comunidad contable socialista local, allí está y tienen una apreciable experiencia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5701 veces.



Francisco Natera Amundaraín


Visite el perfil de Francisco Natera Amundaraín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: