Tenemos patria; ejerzamos la patria, los congresos están hablando

El título de este artículo, sugiere a la revolución, al gobierno revolucionario y a la sociedad venezolana, que ya es hora de hacer buenas y buenos estos conceptos: la Patria que tenemos, y los Congresos que se han realizado por la revolución en el marco del sacudón o el golpe de timón que está aplicando el gobierno revolucionario, para avanzar hacia el nuevo sistema de vida para el pueblo venezolano. Porque los últimos hechos, que se han suscitado en nuestra Venezuela nos están indicando, con gran urgencia, que llegó el momento de arrollar definitivamente los viejos esquemas, no podemos esperar que ellos –la oposición agresora- se desgasten y se destruyan víctima de sus acciones, si seguimos dándoles pelea usando  sus esquemas. Tenemos que obligarlos a pelear en nuestro terreno, con nuestras formas y maneras, debemos explotar sus falencias no incrementar sus ventajas, solo, por parecer demócratas y justos, no es, que debemos usar sus métodos violentos y criminales, es que debemos usar todo nuestro arsenal de leyes y normas y, ¿por qué no? nuestra convicciones e ideologías, para desbaratar y hacer inútiles sus estilos y estrategias, algo así como “hacer que ellos nos teman, porque no les tenemos miedo”.

Según la conseja propalada por el imperio contra el comunismo, nosotros somos temibles, bien, deben creerlo, nuestra táctica no debe ser, tratar de parecerle a ellos, que somos mansos corderitos. Nuestra objetivo, es que nuestro pueblo viva con justicia auto sustentada en altos valores de justicia y convivencia sana y pacífica, para ello nuestra revolución, tiene que batallar duro, aplicando con contundencia y eficacia las leyes venezolanas con firmeza, para que nuestra Patria esté siempre bien protegida contra la maldad, venga de  quien sea, llámese como se llame.

En esta contienda estamos cediendo mucho espacio, nuestra política comunicacional sigue siendo deficitaria, somos eficientes diagnosticando los males que nos induce la canalla, pero somos lentos al aplicar correctivos y más lentos al explicar y enseñar al pueblo las razones verdaderas de la escases de productos, los altos precios y los atropellos perpetrados contra el pueblo por la oposición apátrida mercachifle. El pueblo sigue vulnerable a todas las trampas de los mercaderes de la miseria, mientras ninguno de estos comercios son expropiados o castigados con el cierre definitivo y suspensión de licencias y permisos o autorizaciones para operar en esos comercios y, estas acciones punitivas deben aplicarse a todos los infractores independientemente de su nivel y/o condición.

Muy importante y pertinente, es la sugerencia acerca de la definitiva puesta en marcha a plenitud de las comunas, para apalancar con ellas el desarrollo de la patria, y en los actuales momentos convertir las comunas en la arma más efectiva contra la guerra económica, que pretende inducir al pueblo a derrocar su gobierno y echar por tierra la revolución bolivariana

En la cuenta de expropiaciones por beneficio público y/o porque delinquen contra el pueblo, estamos atrasados o muy atrás como las bol... de un cochino, como diría mi abuelo, resulta que a estas alturas con tantas motivaciones y razones que ha dado la canalla burguesa cuasi capitalista, depredadora, burladora del pueblo ha dado, solo tenemos casi expropiadas dos empresas burladoras impunes, la CLOROX, porque ellos la cerraron y porque cesaron a sus trabajadores sin previo aviso y, por teléfono, solo, porque les dio la real gana, y la empresa VENOCO que ya el Presidente Chávez había mandado a expropiar, pero el TSJ, fallando a favor de la empresa ante un amparo solicitado por los propietarios de la misma, detuvo la medida de expropiación  ordenada por el Comandante Chávez. Pero ahora, si se ha podido expropiar, porque aun cuando había sido favorecida por la ley, esta empresa, decidió sumarse a la guerra contra el pueblo, usando sus productos – aceites lubricantes- como arma para desestabilizar la economía venezolana. Pero es que ya a estas alturas, deberíamos haber expropiado más empresa delictuales, para que escarmienten otros que se atrevan a tomar esos atajos.

Hemos venido insistiendo, que las medidas  efectistas y efectivas, en esto de la guerra económica debe aplicarlas el gobierno y la revolución, por algo tenemos el poder, por algo somos mayoría, por algo tenemos la razón, no es para pelear recostados en las cuerda recibiendo golpes a diestra y siniestra y consintiendo al contrario agresor, porque somos demócratas compasivos y respetuosos de los derechos humanos. Ellos, nos plantearon una agresión brutal, no es una guerra  declarada QUE CONTEMPLA y  tiene previstos reglamentos y condiciones, humanas para ser llevada a cabo. No camarada, esto, es un vulgar asalto a mano armada, y las respuesta está prevista en la CNRBV, el código penal y las leyes respectivas.

No tenemos que rendirle cuentas a nadie, porque nosotros no  pedimos rendición de cuentas a países que nos condicionan y somos soberanos y mayores de edad.¿Qué ellos tiene herramientas para solapar sus acciones y hasta para condicionarnos? Bien, sí eso fuera cierto, nosotros tenemos capacidad y sabiduría para vencer o contrarrestar esos escollos que la gran mayoría de ellos, son falsos o virtuales. Entonces expropiemos, http://www.aporrea.org/contraloria/a194481.html las empresas de estos abusadores. Si estos burgueses parasitarios, distraen dilapidan y roban las divisas de la nación, entonces pongámoslo presos y modifiquemos el código civil y las leyes para darle más peso al castigo, para ser ejemplarizante.

Decía el Libertador “A cada perdón sucede otra traición”, entonces no repitamos esa situación, a cada violación de las leyes, apliquemos los correctivos previstos para ello, pero ocupémonos de usar los castigos más fuertes, ejemplarizantes y disuasivos, que hagan desistir a otros, que estén acariciando la idea de  emular las acciones delictuales que motivan el castigo aplicado a los delincuentes de marras.

Con referencia a la guerra económica y la especulación, seamos audaces y creativos, inundemos los sectores populares con expendios tales como mercales, bicentenarios y otros que podamos crear, hagamos efectiva la transferencia de servicios públicos a las comunidades,  compitamos con ellos –la oposición- pero en grande, sin abusar, con la colaboración del pueblo. A la primera falla de ellos o, la más pequeña violación apliquemos la ley y expropiémoslo.

La libertad de comercio no es una patente de corso para abusar del pueblo, ni es la promulgación o creación de una clase social elitista, que esté en primacía sobre  la clase única del  pueblo. Ante la tan cacareada propiedad privada, debe prevalecer la propiedad colectiva y el bien común, la justa y equitativa distribución de los haberes de la patria. Tenemos una portentosa herramienta que son las comunas para realizar esta tarea de sustituir al comercio privado parasitario, y tenemos un equipo humano y físico en las empresas del estado para avocarlo a coadyuvar con las comunas para hacer el nuevo  país enmarcado en el plan de la patria y los planes originarios de la revolución.

Nuestra revolución y su gobierno deben hacer prevalecer, que la vida del pueblo venezolano debe desenvolverse en un marco de justicia y equidad, para todos los venezolanos sin excepción y es el deber de la revolución enseñar y entrenar al pueblo en este respecto, para que éste coadyuve en el mantenimiento de ese estatus,  con pleno conocimiento y asimilación de la pertinencia de ello, para optar y disfrutar de una vida plena de felicidad en sana Paz. El lema “A cada quien según sus necesidades y de cada quien según sus posibilidades”, debe ser una consigna de plena aplicación en el diario quehacer del pueblo. El gobierno debe  sentirse apoyado por su pueblo, pero el pueblo también debe sentirse plenamente servido por su gobierno,  al fin y al cabo  el mandante es el pueblo, es quien ejerce el poder y, lo otorga y lo quita según la reza la constitución mediante las herramientas legales previstas en ella.

Por ello insistimos que el binomio pueblo-gobierno debe estar plenamente consustanciado, imbricado y homogeneizado. Para ello, lo que el gobierno tenga que desmonta, debe hacerlo efectivamente y con la oportunidad más absoluta, sin darle largas ni esperas basadas en consideraciones, que los delincuentes no se han detenido a sopesar antes de decidirse a perpetrar los delitos de lesa patria y lesa humanidad. Seguros estamos, que el pueblo, en su gran mayoría acompañará estas acciones del gobierno. Somos un país no una entelequia, que esta propensa a moverse de acuerdo a las modas o los caprichos e intereses de los hegemónicos países y organismos internacionales públicos o privados.

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOBERANA Y SOCIALISTA!

¡CHÁVEZ VIVE!

¡LA LUCHA SIGUE!

¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!

William castillo Pérez (el indio)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 968 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a196464.htmlCd0NV CAC = Y co = US