Algunas apreciaciones acerca de "El Sacudón" del Presidente Nicolás Maduro (VIII)

Hemos hecho grosso modo una evaluación del proceso de transformación del Estado planteado por el Presidente Obrero Nicolás Maduro, que ha denominado “El Sacudón”, ahora en esta entrega, pretendo presentar mis  conclusiones, de acuerdo a mi conciencia y a mi punto de vista.

No podemos negar la tragedia histórica y las terribles circunstancias que implica afrontar la situación actual de nuestra Patria sin la presencia y sabia conducción del Comandante Eterno, Hugo Chávez Frías. Estamos atravesando momentos sumamente complejos y difíciles, y a quien le hubiese tocado relevar a Chávez, no le tocaba una tarea fácil, puesto que calzar los zapatos del Comandante, que ya de por sí es bastante complicado, sino que éste dejó un estilo de marcar tan marcado, tan personal, tan único, que nadie por más letrado y formado política e ideológicamente va a poder sustituir.

No negamos las profundas contradicciones que a lo interno de la sociedad venezolana se están dando en estos momentos. Hay problemas, retrocesos y avances porque las revoluciones no se mueven en línea recta ni avanzan a las velocidades tan rápidas que a veces nos gustaría que tuviera. Las revoluciones a veces avanzan en una especie de zigzag tangencial, pero sin perder la pulsión y la esperanza de que más temprano que tarde llegaremos hacia la meta.

Es un poco como el poema de Galeano: “La utopía esta en el horizonte, yo sé muy bien que nunca la alcanzaré. Que si yo camino 10 pasos, ella se alejará 10 pasos, cuanto más la busque, menos la encontraré, porque ella se va alejando  a medida que yo me acerco. Y entonces: ¿Para qué sirve la utopía?  Pues la utopía sirve para eso, para caminar”.

No podemos ser mezquinos, sin ánimo tampoco de acallar el necesario espíritu de crítica y autocrítica que debe seguir alimentando a  nuestra Revolución. Una crítica y autocrítica que nos sirva que veamos de manera descarada errores y fallas, pero esto con el fin de generar las propuestas que nos conduzcan a la acción para corregirlos y seguir avanzando en nuestro proyecto revolucionario, socialista,antiimperalista, pero sobre todo chavista. En ese sentido, Nicolás Maduro hay que reconocerle los errores que ha hecho por mantener y preservar el legado de Chávez, sin dejar de criticarlo cuando cometas estos errores y fallas.

Si evaluamos “El Sacudón” simplemente por las designaciones o ratificaciones ministeriales, pues estaríamos haciendo un análisis superficial del mismo. Sin duda, para la implementación de las políticas y acciones en esta nueva etapa de la Revolución Bolivariana, se requieren de cuadros políticos con una importante capacidad gerencial sin sacrificar la eficacia política y la necesaria calidad revolucionaria. Que combinen la política de la militancia y del batallar de la cotidianidad, pero a su vez lo técnico-político. El mismo Ernesto “Ché” Guevara decía que la Revolución no puede estar reñida de la calidad”, y Enrique Dussel señalaba que el socialismo lo debemos hacer humanamente gratificante.

Sin duda que en la mayoría de las designaciones ministeriales de Maduro, se trato de ratificaciones o de los denominados “enroques”. En lo personal, manifesté mi acuerdo y desacuerdo en algunas de esas designaciones, pero como analista debo ver mucho más allá de eso, y a su vez evaluar los resultados en un tiempo prudencial de las ejecutorias de las políticas a implementarse en este proceso de transformación del Estado y de la Administración Pública.

Por ejemplo, no podemos negar el esfuerzo y que es un gran acierto por parte del Presidente Nicolás Maduro,  la creación de una autoridad única en materia de permisologias y trámites, en aras de simplificar los trámites, acabar con los gestores  y el burocratismo. Designando para dicha tarea al compañero Dante Rivas, quien tuvo una exitosa tarea al frente del SAIME, en el INTT se avanzó de manera importante. Aquí 20 puntos al Primer Mandatario Nacional.

En cuanto a la creación de una Reserva Estratégica del Estado Venezolano en cuentas del Banco de Venezuela como cuenta única y como instancia donde estén las cuentas del Fonden, del Fondo Chino y otros fondos también me parece importante y acertada esa decisión en aras de preservar los recursos de nuestro pueblo. Además que encontrarse en la fase final de construcción de 1.500 bases de misiones en todo el país es una tarea ardua y nada sencilla. Por eso ahí también debemos hacer un reconocimiento a este esfuerzo.

Me parece importante la creación del trabajo realizado en la nueva estructura del Gobierno. Que además de la Presidencia de la República, la Vicepresidencia Ejecutiva y el Consejo de Vicepresidentes (instancia que creó el Comandante Chávez, al que dará “un papel preponderante para la dirección colectiva”) y el Consejo de Estado como figura constitucional, se crean los Consejos Presidenciales Populares. En los próximos días se creará el Consejos Presidencial de las Mujeres, de la Juventud, de las y los Trabajadores, de los Pueblos Indígenas, de los Campesinos y el Consejo Presidencial para la Cultura. Cada uno tendrá una estructura de mando con participación directa con el Presidente de la República, el Consejo de Ministros y el Consejo de Vicepresidentes.

La revolución del Estado es vital si se desea hacer una transformación para el bienestar del pueblo. Solo una Revolución lo puede, una de verdad, porque los hombres y mujeres que están al frente de las distintas instituciones del Estado y fuerzas sociales somos hombres y mujeres que nos debemos al historia y al pueblo.

La Revolución Bolivariana ha venido cancelando la deuda histórica que otros gobiernos han dejado a la patria y al pueblo. No le tenemos cuenta ni deudas a ningún grupo de la oligarquía nacional o transnacionales. Somos hombres y mujeres libres y como tal actuamos, porque solo nos debemos al pueblo, a nuestra historia y al sueño de patria grande que tenemos aquí.

También hay que reconocer los esfuerzos del Gobierno de Nicolás Maduro por la información que dio en materia de desempleo en Venezuela en este primer semestre de 2014, la cual se ubica en 6,8%  lo que demuestra el éxito del modelo socialista que se construye en Venezuela. Indicó que anunciará nuevas medidas en la lucha contra la pobreza extrema.

Esas son mis apreciaciones y conclusiones en cuanto a este proceso de “Sacudón” planteado por Nicolás Maduro. Pienso, al igual que Eleazar Díaz Rangel, que hay que darle un tiempo prudencial para ver como se dan las ejecuciones de las diferentes políticas públicas de este proceso que apenas inicia, para luego evaluarlo y hacer las críticas y observaciones pertinentes. Por eso, creo que aún es temprano y apresurado aplaudir o condenar como fracaso de este proceso que se inicia, pero del que no podemos dejar de reconocer el esfuerzo de Maduro en seguir garantizando con su Gobierno la mayor suma de felicidad a nuestro pueblo, la mayor suma de estabilidad política y de seguridad social. Pero también a nosotros nos corresponde nuestra parte en apoyar y asumir nuestra responsabilidad para preservar el legado de Chávez. Por sobre todas las cosas, si queremos seguir teniendo una Patria Independiente, Libre y Soberana, y que nuestros pobres no sean perseguidos y masacrados como ocurrió en épocas pretéritas que para nosotros ya han sido superadas. Simplemente de nosotros depende.

Pero sobre todo, no podemos olvidar, que todos juntos somos Chávez.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1440 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a195438.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO