Chávez llora a diario, por el sufrimiento de la clase obrera de hoy día en Venezuela

Produce un hondo dolor ver hoy en día, como se volvió sal y agua, el poder adquisitivo de todos los obreros en nuestro amado país.

Si algún obrero se le ocurre visitar cualquier local de venta de ropa, calzado, electrodoméstico, enceres de su rancho, desde una simple plancha hasta una simple docena de platos, vasos, cubiertos, etc., etc.,……

Seguramente una terrible desazón inundara su mente, al comprobar que no está ganado absolutamente nada, en una triste realidad de sentirse poco menos que explotado como en los años de la Cuarta Republica explotadora, donde solo lo acompañara el desconsuelo, de comprobar que su sueldo se convirtieron en un simple puñado de puyas…

Se le revertió una realidad, de pasar de ser los mejores obreros pagados en toda América latina en tiempos de nuestro comandante, en ser hoy, los peores pagados de todo el continente.

Es una cruda realidad que la aprecia al salir de los mercales y pedevales (porque los Bicentenarios se asemejan a cualquier Central Madeirense en cuanto a sus precios, aunado al estado lamentable que se encuentran dichos supermercados).

Y si a ello le agregamos los aumentos semanales de los precios regulados, donde todas las semanas son aumentados de tres a cinco artículos, para intentar que dicho dolor sea más lento, ante la triste hecatombe en la cual estamos metidos.

La realidad los cachetea sin clemencia, si osan visitar un Macro, un Beco, un Tijerazo, o cualquier tienda por departamentos, por más pichi que supongamos algunos establecimientos, donde son testigos de ver todo tipo de artículos chinos de la peor calidad, a un precio como si fueran “franceses, suizos o italianos”, donde el supuesto “glamur” solo lo poseen los vergonzosos precios.

¿Entonces la mayoría se pregunta?

¿Será que nuestro gobierno revolucionario piensa que es suficiente con los Mercales, con la feria escolar activada hoy día, las areperas Venezuela que tienden a desaparecer poco a poco ante la indiferencia de muchos?

¿Hacia dónde vamos?

Es la pregunta que nos hacemos la mayoría.

En estos días nublados y tormentosos que nos han tocado vivir, en donde nuestro presidente nos dijo en estos días, que sería muy triste que nuestra Asamblea Nacional volviera a manos de la rancia oposición…

Donde dichas palabras expresadas por nuestro jefe de estado, nos lleva a la siguiente pregunta:

¿Qué estamos haciendo al respecto, para que ello no ocurra?

Cuando… entre muchas cosas, somos testigos (tal vez accidentales) de hechos insólitos, como el que me toco vivir en el día de ayer en el Bicentenario de las Terrazas del Ávila, donde siendo domingo y con poca afluencia de personas por ser ya en horas de la tarde, obligaban a hacer cola en la parte de afuera, y cuando uno osaba preguntar la razón, respondían que el mercado estaba abarrotado adentro, para comprobar al entrar que no había más de 50 personas, y si uno reclama lo de la tercera edad, igual obligan a hacer dichas colas, con la salvedad que dentro del supermercado si hay una cola para dichas personas…

¿Qué correctivos estamos llevando a cabo para que estos hechos no sigan sucediendo?

Como el caso del diputado aquel que olvide su nombre, que salió a decir pistoladas con los precios de los carros (tal vez solo para pantallar) hace ya unos cuantos meses atrás, con Tucarro.com, etc., etc., y al final no se hizo absolutamente nada, (bueno, tal vez si hicimos algo: “Empeoramos las cosas”) donde mi persona tuvo que esperar más de seis meses para poder comprar carro ya que mi chatarrita la tuve que vender en dicho tiempo, para ser hoy atracado sin miramientos con dichos precios, y después soportar la matraca vergonzosa de las notarias, lo que supuestamente nosotros habíamos solucionado, y comprobamos hoy que estamos peor, al día que intentamos corregir estos mismos supuestos problemas…

¿Qué será de la vida de dicho diputado, el de los carros?

¿Qué carajo vamos hacer, para parar a estos buenos para nada de la desastrosa oposición que llegara en cambote para ocupar los cargos que hoy día son nuestros, en nuestra Asamblea Nacional?

Nada, nada, nada………

Bueno si, algo hacemos, pagamos publicidad costosísima a páginas enteras y a color en nuestra prensa nacional, para dar a conocer que el flaco Capriles está perdido en Miranda, como si los compatriotas revolucionarios no lo supiéramos…

Es como si dijéramos: ¡Esta bien!, nosotros somos malos, pero ellos también son espantosos……….

Se obstina uno…

El pueblo solo suplica una cosa: Soluciones, soluciones, soluciones…………………..

Después no nos pongamos tristes, si nos revuelcan en las parlamentarias…

Llegó la hora de pasar de las palabras a los hechos…

¡Comandante dinos que todavía tenemos tiempo!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1299 veces.



José Varela


Visite el perfil de José Varela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Varela

José Varela

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a195004.htmlCd0NV CAC = Y co = US