Sacudón presidencial: Nada cambia. sin embargo, todo cambiará!!!

 Tal como era de esperar, el anunciado “sacudón” en la estructura gubernamental, dejó atónitos tanto a los agentes del imperialismo como a los “revolucionarios” del teclado; para quienes, no ha cambiado nada. Sin embargo, todo ha cambiado; he allí, la esencia de lo ocurrido este martes 02 de septiembre. Eleazar Díaz Rangel, acucioso analista, nos explica su opinión sobre lo ocurrido: “Los cambios siempre los hubo en los gabinetes ministeriales, desde los simples enroques hasta reformas casi totales. Esta vez el Presidente fue mucho más allá. En primer término, en su línea de conformar una dirección colectiva, creó el Consejo de Vicepresidentes, inmediatamente después del Presidente, lo que revela su importancia en las funciones que ejercerá. Después creó otra figura, integrada por ministros en igual número de áreas, vinculadas con las cinco revoluciones a las cuales se refirió en su introducción y que tienen su origen en el Plan de la Patria”. (…) “Además designó a Dante Rivas para una función especial como es la Autoridad Única de Trámites y Permisología, que si llega a cumplir sus funciones, sería una verdadera revolución en la administración nacional y una bendición para la ciudadanía que tiene tantos inconvenientes para cualquier trámite. Hizo igualmente cambios importantes al unificar varios ministerios y aligerar así el pesado Consejo de Ministros, y nombró seis nuevos ministros. Hecho excepcional desde 1998 cuando lo habitual eran los enroques” (Aporrea.org, 04-09-2014).

  Se quedaba corto, en su análisis, Díaz Rangel, al dejar por fuera dos hechos que constituyen la esencia clave del anuncio presidencial y, constituyen realmente el “sacudón” que nos prometiera el Presidente Maduro: uno es la creación de los Consejos Presidenciales del Poder Popular, mediante los cuales el Presidente Maduro se propone: “Empoderar a nuestro pueblo en el ejercicio de sus facultades soberanas”, siendo ésta “…la instancia que le abre las puertas a las decisiones nacionales, de carácter gubernamental, y a nuevos mecanismos para generar esas decisiones, a todos los movimientos sociales y a las fuerzas sociales del país, en primer lugar las comunas” (alocución presidencial, martes 02-09-2014). Afirmando más adelante, en su alocución, que los Consejos Presidenciales de Gobierno Popular, permitirán perfeccionar el gobierno directo: “junto a los sectores organizados, con agenda de trabajo, con agenda de decisiones, con los temas específicos para cada sector, que implica todos los programas nacionales pero también la satisfacción de necesidades que puedan ir detectando con este nuevo sistema” (AVN, 03-09-2014). El cronograma de trabajo para la creación de los Consejos del Poder Popular, arrancaría desde el venidero 13 de septiembre, con el llamado a la conformación de los Consejos de las Mujeres. El 30 de este mes, se conformaría el de la Juventud. En octubre 07, se conformaría el de la Clase Trabajadora. El 12 de octubre, el de los pueblos originarios. El 14, se conformaría el de las y los campesinos y las y los pescadores. Finalmente, el 21 de octubre se conformaría el de la Cultura.

  Cada nueva estructura de Gobierno, tendrá responsabilidad directa en la ejecución de las cinco grandes revoluciones a que nos convocó el camarada Maduro, tanto al pueblo venezolano como a los nuevos vicepresidentes, como los ministerios bajo su responsabilidad y, los Consejos de Gobierno del Poder Popular. La primera gran revolución, tiene que ver con el nuevo modelo productivo, la Revolución Económica Productiva, la cual, según palabras del Presidente Maduro: “se llevará a cabo dentro de nuevas reglas de juego verdaderamente ventajosas para el desarrollo de una economía autónoma, diversificada, avanzada, armónica, con capacidad de satisfacer las necesidades materiales de nuestro país”. La segunda revolución, tiene que ver con la ciencia y el conocimiento, la Revolución del Conocimiento, así la llamó, “una revolución profunda en el campo de la educación, de la investigación científica, cultural y tecnológica”. La tercera revolución, tiene que ver con las Misiones Socialistas, el gran legado de nuestro Comandante Chávez, señalando que: “esta revolución buscará construir el socialismo en lo social y la nueva sociedad de hombres y mujeres que tengan garantizados sus derechos sociales”. La cuarta revolución, tiene que ver con la política del Estado para construir un Gobierno realmente Democrático, de justicia social y de derecho: “si algo tiene la Revolución Bolivariana es que está basada en el derecho constitucional de los pueblos”. La quinta y última revolución, manifestada por el Presidente Maduro, tiene que ver con el Ecosocialismo, la preservación de la Madre Naturaleza, “para ir construyendo la Venezuela que pueda afrontar los retos que Chávez dibujó como un profeta para la preservación del mundo”. Cavó profundo el Presidente Maduro, en la búsqueda de la máxima felicidad posible para el pueblo venezolano y el buen Gobierno.

  Trotsky, en su gran obra: Historia de la Revolución Rusa, nos explica: “La conciencia humana es conservadora, no es revolucionaria, a la mayoría de la gente no le gusta el cambio, se resiste a él y a las nuevas ideas. Se agarra con clavos ardientes a las viejas ideas hasta hace poco antes de abandonarlas y agarra otras, el cambio en la conciencia sólo se produce por grandes golpes”. Profundizando: “Sucede harto a menudo –escribía Lenin en julio de 1917- que, a un viraje brusco de la Historia, los mismos partidos avanzados no puedan, por un tiempo más o menos largo, adaptarse a la nueva situación, y repitan consignas eficaces ayer que carecen hoy de sentido, tanto más “súbitamente” cuanto más súbito haya sido el viraje histórico”. Hoy, el Presidente Maduro nos convoca a todos y todas, al pueblo venezolano, a dar un gran viraje histórico a la Revolución Bolivariana, revolucionarla, de manera de garantizar sus grandes conquistas sociales, impulsar la nueva economía productiva y no rentista, demoler el viejo Estado burgués y preservar la Madre Naturaleza, para garantizar la Independencia Nacional y la construcción del Socialismo Bolivariano. A un viraje profundo, nos convoca el Presidente Maduro, a un drástico salto histórico. Nada cambia. Sin embargo, todo cambiará.

  Difícil digerir, de un solo sopetón, el Programa Revolucionario que presentó en unas pocas horas, el Presidente Maduro. Por ello, afirmó en su alocución, que los ministros y vicepresidentes deben explicar, en profundidad, las medidas por él anunciadas, muchas de las cuales, tendrán un desarrollo posterior en el tiempo. La Revolución Bolivariana no tiene apuro, su desarrollo se va acordando y acompasando con el movimiento general de nuestra sociedad. Así como, “la salida” y la prolongada “guerra económica”, nos llevaron a adoptar nuevas estrategias de lucha cívico-militar, esta nueva fase de la Revolución, irá pariendo sus métodos de lucha para alcanzar los objetivos propuestos, las cinco grandes revoluciones dentro de la Gran Revolución. Por ahora, seremos testigos del nacimiento de los soviets o Consejos del Poder Popular y, su incorporación al Gobierno del Pueblo, mediante el Consejo de Gobierno Presidencial; con ello, pisará bien alto nuestra Revolución Bolivariana.

  Las críticas a la propuesta revolucionaria, no se hicieron esperar. El bombardeo, provino tanto de la derecha pro imperialista, sus agentes, como de la izquierda del teclado o trasnochada, como la llamó en algún momento, el Presidente Maduro. Es decepcionante, el  descenso en su nivel político que ha ido alcanzando la izquierda del teclado. Toby Valderrama, quien en algún momento de nuestra Revolución, alcanzara cierta reputación y respeto, se ha convertido en un “derrotista” que, a toda propuesta realizada por el Gobierno Revolucionario, le busca la quinta pata y una vez conseguida, acusar al camarada Maduro de reformista. “En el sacudón encontramos una muestra del deslizamiento hacia la derecha…El sacudón, al separar de nuevo al ministerio de PDVSA, revierte uno de los pilares de la política petrolera de Chávez, que fue la unión de la empresa y el Estado, se fusionaban en una sola intención” (Aporrea, 04-09-2014). De dónde habrá sacado tal conclusión Toby, si el Presidente Maduro se limitó a enroscar a Rafael Ramírez, quien va a la Cancillería y el equipo que se fue construyendo post paro-saboteo petrolero, se mantiene a la cabeza de PDVSA. Delirio y poca capacidad para comprender el momento presente, es lo que observamos en las afirmaciones del compa Valderrama y mire que, muchos camaradas se confunden al leerlo, triste papel está realizando como quinta columna de este proceso revolucionario; al cual, en mucho ayudó a construir con sus aportes teóricos, venidos a menos tiempo después y nada distintos a los de la derecha, razón tenía Trotsky, al advertimos sobre el conservatismo de nuestras conciencias. Por su parte, el compañero Manuel Sutherland, economista de izquierda, señala: “Nada nuevo bajo el sol…las promesas socialistas se diluyen en la NADA”, a tal conclusión llega, pues: “El gobierno sigue dándole la espalda a la espiral: fraude importador, escasez, inflación, devaluación y caída del salario real. Lamentablemente para nosotros esa espiral se sigue expandiendo sin remedio” (Aporrea, 04-09-2014). En su pequeño mundo, la economía lo es todo, para él, la lucha contra el contrabando no existe, la nueva SUNDEE y la eficiencia mata cola menos, la unión cívico-militar en pleno desarrollo contra la guerra económica mucho menos, el anuncio presidencial de revisar el salario mínimo nacional para el venidero mes de noviembre NADA, el debate nacional para considerar el ajuste del precio de la gasolina, los contratos colectivos en plena discusión y aprobación como son los casos recientes de SIDOR y Empleados Públicos, NADA. Sutherland, es la negación de la realidad. Ni siquiera consideró que, la primera gran revolución a que nos convoca el Presidente Maduro, tenga que ver, en esencia, con la Revolución Económica, bien explicada en el Plan de la Patria, Ley de la República. No podía faltar Nicmer Evans, sin dejar de expresar su postura contraria, al estilo Capriles, para quien: “Ya el objetivo no es la construcción del socialismo sino el mantenimiento de cuotas de poder de quienes estén en el Gobierno”. Sin embargo, Evans considera como positivo la creación de los Consejos Presidenciales Populares que irán a la par de los Consejos de Ministros: “Creo que esos Consejos podrían evitar que el Presidente Maduro sea secuestrado por intereses grupales sectoriales que no responden a los intereses del país”, la fuente de estas declaraciones es el diario de la burguesía: El Universal. La burguesía, se deleita cada vez que declaran nuestros revolucionarios del teclado, mucha cobertura les ofrece. En fin de cuentas, esas declaraciones lo que hacen es reafirmar la certeza de sus políticos derechistas, venidos a menos en la opinión pública.

  El “sacudón” presidencial, si a la izquierda del teclado la dejó atónita y sin elementos convincentes de oposición, a la derecha casi que la paralizó. El mutismo, fue la línea generalizada en la derecha fascista; de hecho, a la jerarquía eclesiástica, le asignaron la innoble tarea de desviar el debate nacional, propiciando el renacimiento de la inquisición contra la camarada María Uribe por su Credo a Chávez. Quienes, nunca se pronunciaron por la masacre del pueblo Palestino por el nazisionismo; quienes, no dijeron absolutamente nada por las muertes de venezolanos y venezolanas que caían producto de las güarimbas terroristas; quienes, nunca se han manifestado contra esa política criminal de la derecha imperialista que deja sin alimentos, ni medicinas al pueblo venezolano, ésta vez, sí abren su bocota, al día siguiente de la alocución presidencial para desviar la atención de las y los venezolanos hacia un tema intrascendente. “Se acercaba la Pascua de los judíos. Jesús subió a Jerusalén, y halló en el templo vendedores de bueyes, ovejas, palomas y cambistas sentados. Hizo un azote de cuerdas y los echó a todos del templo con sus ovejas y bueyes, tiró las monedas de los cambistas y volcó las mesas. Y les dijo a los vendedores de palomas: “quitad esto de aquí, no hagaís de la casa de mi Padre un mercado”. Esas mismas palabras, se las repetiría Jesús, de estar entre nosotros y nosotras, a la jerarquía de la Conferencia Episcopal: no hagaís de la religión una mercancía más del capitalismo.

  La ofensiva, para desviar la atención del tema de fondo tratado por el presidente Maduro, lo inicia la derecha imperialista intentando crear fisuras en el campo revolucionario, con la matriz de que a Ramírez se le estaba defenestrando al sacarlo de la dirección de la Política Económica de la Revolución y la presidencia de PDVSA. En ello, coincidían con los “revolucionarios” del teclado. Un análisis hecho por el diario digital: El Joropo, nos aclara esa intención, quien titulando “Defenestrado Rafael Ramírez”, insiste: “En realidad éste resultó lo más notable de los anuncios hechos la noche de ayer por el presidente Nicolás Maduro. El resto no causó mayor sorpresa”. Y esa matriz, como era de esperarse, confundió a más de uno en el campo de la Revolución. Enfrentarnos con tamaña afrenta contra el camarada Ramírez, buscaba la derecha imperialista, en conjunción con cierta izquierda del teclado. Como siempre ocurre, fracasaron en su intento. Rafael, tiene ahora una responsabilidad de mayor envergadura, las relaciones internacionales, vaya tarea que tiene por delante, ser el vocero en el mundo de nuestra Revolución. El anuncio, dejó sin palabras a esa oposición apátrida, quienes esperaban, aunque parezca una locura y así era, que la Revolución diera un salto de talanquera a la derecha. Tal afirmación, se desprende de las declaraciones ofrecidas por los agentes del imperialismo en territorio de Bolívar y Chávez. “El alcalde metropolitano de Caracas y férreo opositor, Antonio Ledezma, calificó el "sacudón" presidencial de "brisita", y afirmó en su cuenta en la red social Twitter (Xetra: A1W6XZ - noticias) que "los venezolanos se quedaron esperando que (Maduro) hablara de la comida, medicinas", en alusión a la escasez de productos indispensables”. Capriles, por su parte, aseveró que el Gobierno Nacional está jugando a un estallido social, ya que insiste en no cambiar el modelo que tanto daño le ha hecho al país: “Nosotros no estamos jugando a una situación de caos en el país. Ellos son quienes tienen la responsabilidad de sacarnos de esta situación de crisis que ha sido la peor en nuestra historia, pero pareciera que ellos no están interesados en cambiar. No se trata de cambiar ministros, es el modelo corrupto del gobierno que no funciona. El gobierno debe llamar a un acuerdo nacional con todos los sectores del país para que haya un verdadero diálogo, pero ellos prefieren seguir mintiéndole al pueblo”. Si quieren cambiar el modelo, ganen elecciones e impongan su agenda neoliberal. Acuerdo Nacional, conciliación de clases, nuevo pacto de punto fijo, se equivocaron de país, eso no está en la agenda del Presidente Maduro, mucho que se los dijo, cuando estaban en Miraflores en las Mesas de Diálogo Nacional que sabotearon y ahora, piden diálogo.

  Fedecámaras, a nuestro criterio, ha sido más política que todos sus agentes políticos a sueldo. En conocimiento del anunciado “sacudón” presidencial, como lo estaba todo el país, se apresuraron a realizar su septuagésima Asamblea Anual, la cual denominaron como su “Compromiso con Venezuela. Juntos superaremos las dificultades del presente. Juntos construiremos las oportunidades del futuro”. El documento, más que un pronunciamiento empresarial, pareciera un programa político para la oposición venezolana, una actualización del presentado por Capriles en las presidenciales de octubre 2013 y abril 2014. Repite el documento, la visión que mucho hemos escuchado decir a Capriles Radonski y a toda la pléyade de oposicionistas apátridas y, también, recientemente, a los revolucionarios del teclado. Asegura Fedecámaras, que las y “los venezolanos estamos perdiendo aceleradamente bienestar”, bien podríamos intuir que casi que afirman que la pobreza está en pleno crecimiento. De lo cual, concluyen, lo mismito que han repetido durante 15 años, que “vamos en la dirección incorrecta”. Por supuesto, afirma Fedecámaras, el culpable de ello es el modelo económico, el cual está caracterizado por: 1) aumentar la propiedad estatal de medios de producción; 2) centralizar y controlar la actividad privada, mediante la creación de organismos reguladores, trámites legales, y normas que tratan de sustituir a decisiones operativas como la distribución de productos; 3) irrespetar los derechos de propiedad; y 4) mermar la seguridad jurídica con un marco legal que carece de estabilidad y no se aplica a todos por igual. Afirmando, Fedecámaras, que la crisis económica actual, es la consecuencia de imponer medidas que, en la práctica crean obstáculos para la producción en lugar de apoyar su desarrollo; medidas que han convertido a nuestro entorno en uno hostil, en lugar de uno estable y confiable para crecer.

  Qué modelo, nos propone Fedecámaras para superar las dificultades: “Queremos seguir produciendo en Venezuela. Queremos un país de empresas que abren y crezcan. Queremos un país de anaqueles llenos de productos hechos en Venezuela. Queremos un país donde el venezolano se sienta orgulloso de consumir productos fabricados en el país”. Paja, que se va desvaneciendo cuando concretan en su propuesta: “Nuestro país necesita una sólida alianza nacional entre todos los sectores, que nos conduzca a una sociedad solidaria, generosa, plural y con relaciones de confianza en lugar de imposiciones y amenazas”, recuerden lo propuesto por Capriles y su gobierno de unidad nacional, el mismo discurso. Así, entre líneas, se les ve el bojote de sus intencionalidades: “Eliminar obstáculos. Los controles directos de precios, de cambio y otros que se aplican a la producción nacional, deben ser desmontados progresiva pero decididamente, para ser sustituidos por regulaciones orientadas a reducir los costos transaccionales, las trabas y la incertidumbre”. Casi afirman, en su documento: liberen el mercado, dejen que la mano sabia del mercado actúe libremente, neoliberalismo puro. El Compromiso con Venezuela de Fedecámaras, no es otro sino su intención de retrotraer nuestra Patria a la cuarta república, en eso, se resume el compromiso del empresariado adscrito a Fedecámaras. Que nada cambie. Sin embargo, todo ha cambiado ya! No habrá vuelta atrás.

  Fedecámaras, más político que sus agentes a sueldo, interpretando los anuncios presidenciales y, observando cómo se le desvanecen sus políticas de caos económico o de “guerra económica”, destinadas al fracaso, ha optado por conciliar, de allí, se desprende su postura “suave” ante los anuncios presidenciales, limitándose su presidente Jorge Roig a señalar: “Lo que hace falta por ver es si va a haber un cambio en el esquema de juego, que es lo que estamos esperando todos los venezolanos”. Claro que lo habrá señor representante de la burguesía apátrida, la Revolución Económica, anunciada por el Presidente, se sustenta en una Ley de la República, el Plan de la Patria o Segundo Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación, 2013-2019, que nos legara nuestro Comandante Chávez. Allí, en el Plan de la Patria están contenidos los objetivos de Política Económica a alcanzar por la Revolución Bolivariana en los venideros seis años, por ahora. Objetivos que no tienen, en lo absoluto, nada que ver, con los objetivos propuestos por Fedecámaras al país. Nada cambia. Sin embargo, todo cambiará…

 

Caracas, 06-09-2014



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2923 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /actualidad/a194514.htmlCd0NV CAC = Y co = US