La “Odisea”

¡No se asusten! No es la Odisea que sobre el pueblo griego cantó el poeta Homero. Es la odisea para conseguir alimentos aquí en Venezuela, (comida) para poder seguir viviendo, como dice la propaganda del Gobierno, que uno oye y ve a cada rato.

Hablando del contrabando de extracción hacia Colombia. Existen varias mafias de “empresarios” de maletín (venezolanos) operando en la frontera: una de esas mafias tiene una flotilla de camiones FORD 350 nuevecitos, manejados por bachaqueros, para trasvasar artículos de consumo masivo al país vecino (provenientes del Estado Lara de una empresa muy conocida del Grupo Mendoza, para los que no la conocen, se trata de la segunda empresa que más dólares ha recibido de CADIVI en los últimos 9 años); también comentan, que el dueño/socio de esa “empresa”, es un militar venezolano y que también es propietario de siete gandolas Trakker, disfrazadas de “cisternas de agua para consumo humano” que en realidad transportan combustible hacia el “hermano país” y que en este justo momento deben estar transitando por alguna de las 5.000 y tantas trochas clandestinas que comunican el Estado Zulia con Colombia.

Aquí por los lados donde yo vivo, uno tiene que pararse antes de las seis de la mañana de la cama y empezar a hacer el periplo, vigilando para ver a qué supermercado llegan los productos para conseguir la “papa” diaria. En estos días visité cinco de esas pulperías, (son los que existen por estos lados), en dos de ellos habían harina de maíz precocida y de trigo, también tenían leche en polvo; en uno había solamente café, azúcar por ninguna parte, (que todo nos urgía) pero, ahí viene el pero, las colas eran kilométricas, misión imposible, para mí costilla con osteoporosis y su adán, que hace tiempo, sobre todo en mi caso, que pasé por los setenta y las piernas ya no aguantan esas correrías, y para más vaina, padezco el mal de párkinson.

Me supongo que los señores ministros del Gabinete no tienen que hacer esas kilométricas colas para conseguir alimentos, (se los llevan a sus casas) tampoco los empleados de Mercal, Pdval y los Supermercados Bicentenarios, estos consiguen su “papa” hasta para venderle a los buhoneros y de paso ganan su ñapa. Ninguno de estos sujetos tienen la menor idea de Patria, sólo les interesa saquearla. ¡El festín de Baltasar!

Los precios de venta libre de los alimentos están por las nubes: la papa a 80 Bs/Kg., cebolla a 100 y más, carne de bovino, por la estratosfera, de cerdo ni hablar, el pollo no se consigue entero, sino desguazado a 80 Bs. y arranca; el precio de las verduras oscilan de 40 a 100 a Bs/Kg. (Inflación 80% y dale).

Los precios de materiales de construcción, los maneja una mafia de camioneros “socialistas” y que “empresarios”: el cemento a 300 Bs., si es que lo consigues, la cabilla y la arena por las nubes, cada quién los vende a como les da la real gana.

El aceite corriente de motor para carro, dirección, incluido el de dos tiempos a Bs. 230 o más, el sintético PDV a 300 Bs., variable, según la gasolinera donde lo consigas, el importado a 600 Bs.

El señor Presidente, meses atrás, ofreció a las personas de la tercera edad un bono para medicinas y turismo interno, ¿dónde está el tal bono? ¡Ah! ya sé, ese cuento también nos lo echaban los adecos y los copeyanos. Pero lo auténtico y maravilloso de nuestro Gobierno “revolucionario”, es: que les están dando dólares preferenciales a los pulperos para que importen “güisqui”. ¡Cómo les quedó el ojo!

En éste Gobierno, los “socialistas”, la manera que tienen de hacer revolución es conjugar el Verbo Robar y el cuanto hay pa’eso.

Mi Comandante: "Y todo, ¡para qué!"

¡Chávez Vive, la Lucha sigue!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1289 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a193255.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO