Frente de Mujeres del PSUV: ¡Qué Mujeres!

Este lunes muy de madrugada, tomo la carretera para llegarme a la capital del estado Anzoátegui, donde regularmente cumplo parte de mis obligaciones profesionales, que me permite mi condicon de ser jubilada. Aprovecho el trayecto para mentalmente preparar un artículo que está haciéndose un hábito. Así que para asegurarme, que no quede una idea realenga, coloco en función la grabadora de mi teléfono celular y a ella le hablo.

El punto del artículo ya estaba decidido antes de la salida y tenía que ver con una de las noticias que estaban este domingo colgadas en Aporrea. La noticia más o menos fue reseñada así: “Frente de Mujeres Consignan Propuestas al PSUV”. Recuerdo que al ver el titular, me fui inmediatamente al texto de la declaración.

Como suele sucede en estos casos, la mente a través de un proceso casi automático te “construye” una especie de anticipo o te hace entrega de lo que esperas encontrar en el documento que vas a leer. Esto es un proceso mental, que se suele usarse como una técnica para realizar una buena lectura.

Pensé primeramente en un extensa declaración con una series de propuestas que no hicieran un recorrido únicamente por una ruta feminista, porque si es correcto y válido, que una vanguardia de camaradas, pelen por una extensión de nuestros derechos; es una gran verdad también, que la sociedad toda, es mucho más que la suma de todas nosotras juntas. Habiendo partido de esta premisa, admito que me equivoqué. La declaración no era densa, ni en espacio ni en profundidad y esto me bajó los ánimos. Dije en voz alta para que la grabadora lo recogiera fielmente: cogí tierrita.

La propuesta por los menos en la parte declarativa se sustentaba en dos solicitudes. Partí de otro supuesto; cuando uno se coloca en el plano de declarar en torno a unas propuestas, debería focalizar la atención y la declaración en los puntos centrales y focales de esas propuestas. O sea; el poco tiempo que sé que incluye y recoge una declaración lo centro en lo vital o esencial. Así había pensado también al proponerme leer las propuestas del Frente de Mujeres. Me volví a equivocar, lo cual no coloca en cuestionamiento la técnica de lectura que recomienda realizar una anticipación a lo que se intenta leer.

La equivocación fue mucho más dramática, porque recuerdo, que una de las voceras del frente es de la Parroquia 23 de enero y tengo la percepción por el tiempo de estadía en Caracas como estudiante, que toda idea, cuyo origen viniese de ese espacio que conocemos como 23 de enero, la sentía social y políticamente profunda.

Una propuesta, hacía referencia al reconocimiento del trabajo domestico, tal y como lo establece el artículo 88 de nuestra constitución, que todas nosotras debemos tener memorizado. Me acordé que esto viene del último año del siglo XX y llevamos casi catorce años del siglo XXI. Más que pedirle al PSUV esta reivindicación, reconozcamos que como mujeres y como vanguardia feminista, no hemos sido capaces de trabajar en un proyecto como este, pero organizándonos para no ser feministas muy radicales, pero pedigüeñas y a la espera que nos hagan todo.

Como segunda propuestas; el Frente de Mujeres feministas solicitan la creación de la cátedra Hugo Chávez Fría y la argumentación, según lo que logro recordar de la declaración leída, es que el pensamiento de nuestro Comandante debe plasmarse en documentos que permitan el desarrollo de su legado. Recuerdo que este argumento terminaba más o menos en estos términos: Las mujeres somos la vanguardia y debemos estar al frente de este proceso.

Pensé y le hablé duro a la grabadora. Son millones de separatas o encartes que hemos tenido sobre todo los documentos Chávez. No dejando de ser una idea bonita, entiendo que las ideas de Chávez se han publicado en versiones y formatos distintos por millones. Así que pedir más publicación de estos documentos suena muy interesante, pero siendo una declaración de mujeres de vanguardia; la propuestas al PSUV han podido ser una especie de Balance entre lo que el comandante ha querido y plasmado en esa gran cantidad de documentos que se han publicado por millones y la realidad. Le hablé duro a la grabadora y dije, me hubiese gustado por ejemplo, evaluar cómo estamos en esa angustia de Chávez de “comuna o nada”. ¿Son puros registros o hay efectivamente comunas, más o menos en armonía con el sentido de la propuesta?

Era oportuno, que este frente feminista, se hubiese pronunciado, cómo vamos en ese otro documento y angustia de Chávez sobre “Eficiencia o Nada”. Cómo estamos con golpe de timón, que fue casi su última proclama y si su título nos hablaba de un golpe de timón, era por alguna razón, que hoy luce muy evidente y que no se incluyeron en estas propuestas del frente de mujeres feministas.

Así que me quedé pensando un rato y me percaté que la claridad del día me enunciaba, que estaba próximo al punto de peaje de la entrada de Barcelona. Le hable duro a la grabadora de mi celular y concluí con esto: ¡Qué Mujeres!, tan radicalmente feministas. Sentí que estamos como siendo muy superficiales y sin posibilidades de tener un enfoque más profundo del momento.

Referencia:

Ya en el Casco histórico de Barcelona, estaciono en un sitio seguro mi cacharro y busco un centro de conexión y preciso que la declaración, que pueden leer, está en el siguiente enlace: http://www.aporrea.org/poderpopular/n254665.html

amarantarojas065@gmail.com

@La_DagaRoja



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2794 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Amaranta Rojas

Amaranta Rojas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a191965.htmlCd0NV CAC = Y co = US