La Sagrada Piedra de los pemones

En Alemania se encuentra un bien patrimonial que pertenece a una civilización originaria de Venezuela. Es la piedra sagrada  de la espiritualidad Pemón. El artista Wolfang Kraker Von Schwarzenfeld, se llevó un bien cuyo significado para esa comunidad del Estado Bolívar tiene que ver con los fenómenos naturales y su concepto de vivir . Es su identidad y relación con la naturaleza.

El estado venezolano,   hace   las diligencias pertinentes y legales para lograr la devolución de ese simbolo. En el año 2012, las autoridades encargadas de gestionar la restitución de la Piedra “kueka”, recibieron una respuesta del artista que la tiene, pidiendo una compensación financiera para poder devolverla. Esta escultura moldeada por la misma naturaleza, perteneciente a la nación venezolana y tan valiosa para la cultura Pemón,debe estar aquí. Esta población se encuentra muy afectada a raíz de la desaparaición de su piedra sagrada, tan significativa  que fue robada en la década de los noventa.

“La piedra Kueka” reposa en el parque Global Stone, instalación escultórica Tiergarten en Berlín, donde se exhiben rocas gigantes de los continentes del mundo. Contradictoriamente, la finalidad del artista es la paz, a la Piedra Kueka la bautizó  como “amor”  pero causando un grave daño y tristeza, produciendo problemas en la vida de esta comunidad pemón.

En 1998, la piedra Kueka, fue sustraída de la gran sabana en Venezuela y llevada a Alemania, por la decisión  del Presidente en ese momento del Instituto Nacional de Parques llamado Héctor Hernández Mujica. La pieza es  de jaspe  y pesa treinta toneladas, fue intervenida y pulida por el artista, que la mantiene en Europa. Es justo que se devuelva la piedra Kueka  a su sitio natural y su entorno cultural.

Similar fue el caso de una pintura que el Ministerio Público acaba de recibir luego de varios años de desaparecida, es la obra de arte llamada “La Odalisca Con pantalón Rojo” del pintor francés Henri Matisse que fue robada del Museo De Arte Contemporáneo de Caracas en el año 2000 , luego de todas las investigaciones hechas desde las instituciones gubernamentales y localizada en Miami.

Igualmente los venezolanos esperamos que todas las acciones emprendidas para rescatar la Piedra Kueka tengan todo el resultado positivo. Los indígenas pemón claman por tener de nuevo la piedra sagrada en su territorio, que es también el Parque Nacional Canaima. Este pueblo aborigen tiene casi dieciséis años exigiendo les sea restituido el símbolo de su cosmogonía y visión del mundo.

La leyenda Pemón cuenta lo siguiente:  Kueka, era un joven enamorado de una muchacha de la comunidad Macuxi. El desobedeció la ley Pemón al  llevarse una mujer de otro pueblo y fue severamente castigado por el Dios Makunaima. La joven pareja quiso huir y son convertidos en piedra. Santa Cruz de Mapaurí era el sitio donde estaba ubicada la gran roca de jaspe que lleva el nombre del joven Kueka. Los pemones dicen que la pulitura maltrató el color natural de su piedra sagrada . En el año 2000, la embajada de Alemania se comprometió a su devolución y nada sucedió. La esperanza de la comunidad Pemón se fortalece y la de toda Venezuela, por que se acerca el momento de tener de nuevo en casa a la Piedra Kueka.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5283 veces.



Orlando Balbás

Prof. en Ciencias Sociales. Magister en gerencia educativa. Jubilado del MPPE.

 orlandobalbas27@gmail.com      @orlandobalbas

Visite el perfil de Orlando Balbás para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: