EL cancerbero de la MUD

¡Ah, longevo señor Aveledo!: Empieza el discurso este señor por distinguir la sinonimia de las voces, absolutismo, tiranía, despotismo, dictadura y cesarismo. Esta parte del discurso tiene poco de notable, sólo vemos en ella un pasaje en que da a entender que la hipótesis tirana puede llegar a imponer el fascismo como un bien relativo. Este señor desea que se sustituya la soberanía nacional, fruto socialista, con la dictadura fascista.

El amo de los estudiantes de patitas blancas, y creador de la criatura el pirómano “Bongo-Hechón”, la guarimba y el paraco-sicariato en Venezuela, como cualquier neófito en historia, pasa a distinguir burguesía de democracia, diciéndonos que aquella es “la ordenación propia que bajo la soberanía corresponde a la sociedad misma, en virtud de la habitual posesión y uso de todas las razonables libertades” ¿Entienden, lo que va diciendo? Pues, yo sólo entiendo que para este “señor”, medidor de palabras, las libertades razonables no son propiedad, sino posesión y uso. Lo de propiedad, es decir, el derecho absoluto de usar, abusar y explotar, lo reserva sin duda, para él. ¡Y aún no se creerá fascista este sujeto! Luego nos dice que no hay que confundir la libertad civil, derecho de todos, y la libertad política, derecho adventicio de los “capaces”, con el imperio soberano, deber y derecho de aquellas imperiosidades complejas, que no se disciernen, ni se eligen, sino que se presumen razonablemente, y se aceptan de la historia que las engendra y cría, y con la tradición las perfecciona, educa y arraiga. Díganos usted quién posee la medida de capacidad para aquilatar quiénes han de gozar ese derecho adventicio, y sobre todo díganos si la sociedad en conjunto, el pueblo organizado, no es una superioridad, la más compleja y eminente que puede ser, puesto que abarca y supone a las demás en su seno, y sí la historia no ha engendrado y criado la soberanía del pueblo.

La historia de la Colonia, es tradición la tradición de aquellos tiempos y, ¿no lo es acaso la historia moderna? Claro es qué no podemos saber de qué medios tuvo este señor para adquirir el conocimiento de lo que narra, ni el concepto que debemos formar de su veracidad si no sabemos cual es la fuente, cuál es su conducta y demás circunstancias que lo inducen a manifestarse de esa manera. Pocos son los hombres que se sobreponen completamente a las circunstancias que los rodean; pocos son los que en situaciones críticas no buscan una transacción entre sus intereses y su conciencia. Tales defensas de un fascismo ideal, que en el fondo lo es hecho a imagen y semejanza de quien lo patrocina, han sido siempre achaque de todos los sujetos especulativos que viven fuera de la realidad, la burguesía sueña con una oligarquía integrista. Conócese que se han dejado arrastrar a las alturas de la ontología metafísica. Arrastrando a aquella altura de los entes, han pasado la región de las nubes, han perdido de vista a la tierra firme, y presas del vértigo de las alturas ven la tierra como un melón o poco menos y a los socialistas como frijoles; ¡así les parecemos tan malos!

El atentado que se trata de cometer contra el pueblo al privarlo de sus derechos humanos, anteriores y superiores a toda ley, y, por consecuencia, ilegislables. La provocación que les hacen a la lucha desatentada y brutal, en vez de dejarlos hacer tranquilamente, completar su organización y llegar por los medios pacíficos, y después de un veraz estudio, a la realización de la justicia, que es lo que nos proponemos, en bien de este mismo pueblo que ustedes los tiraniza y explota.

¡Gringos Go Home! ¡Libertad para los antiterroristas cubanos Héroes de la Humanidad!

¡Chávez Vive, la Lucha sigue!
¡Patria Socialista o Muerte!
¡Venceremos!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1876 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a191295.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO