Denle una oportunidad a Marx, ante la destemplada carta del Dr. Jorge Giordani

En la medida en que uno lee el texto publicado por el Dr. Jorge Giordani, surge una inevitable pregunta: ¿cómo este señor, si tenía guardados tantos denuestos e inconformidades, no solo contra el Presidente Maduro, sino contra sus propias decisiones en materia económica, se mantuvo como ministro hasta que lo echaran?

Giordani ha incurrido en un grave error (inexcusable a su edad y experiencia revolucionaria). Su carta crea inseguridad e incertidumbre. Produce más daño que beneficio a la superación de la grave crisis de producción, inflación y escasez que hoy azota al pueblo venezolano. Desmoraliza al chavista inadvertido. ¿es destructivo su propósito de hacerla pública?

Sin una sola autocrítica (porque denuncia hechos irregulares y vergonzosos, cohonestados por su gestión ministerial, entre ellos, el saqueo de las reservas en dólares de la República). Es la parte mas sospechosa de la carta. En vez de asumir la responsabilidad de los graves errores cometidos, pareciera haber olvidado (pecando de soberbia) la gran enseñanza que en 54 segundos nos diera Chávez aquel cuatro de febrero de 1992.

El Dr. Jorge Giordani, importante ministro de planificación durante más de diez años, hombre de confianza del Presidente Chávez, se aferró al húngaro disidente del sovietismo Itsván Mézzáro, a tal punto llegó la influencia del dúo Giordani-Mézzáro sobre el Presidente, que el extranjero se alzó con la mas alta condecoración que otorga Venezuela, la orden Libertador. El exministro en su reciente diatriba en contra de lo que él mismo construyó como modelo venezolano de la revolución socialista, se queja hoy, de la presencia de un grupo de asesores franceses (importados por el versátil burócrata Temir Porras) que acaso vendrían también a meter sus manos en la ya turbia sopa económica propuesta por la burocracia económica del Sr. Giordani, empeñada en elaborar lo que para mí es un raro y contradictorio constructo en “pleno desarrollo“ (DOSSIER dixit): socio-capitalismo salvaje-antiimperialista norteamericano.

Millones de venezolanos tratamos de conducir un proceso hacia el socialismo, asechado por la más grande e imponente maquinaria militar de la historia de la humanidad, que ha doblegado a países como Agfanistán, Irak y Libia, combinado con la poderosa economía capitalista norteamericana, que pone de rodillas a Japón y a sus propios aliados europeos de la post guerra.Itsván Mézsáros, autor marxista de origen húngaro, pero radicado hace muchos años en Inglaterra, fue dado a conocer entre los chavistas intelectuales por el profesor Jorge Giordani y por el profesor brasileño Ricardo Antunes, activo militante del Partido de los Trabajadores, el de Lula y Dilma Russef, hoy dirigiendo el gobierno de la República Federativa de Brasil.

El que haya franceses dando vuelta por aquí, según queja de Giordani, no tiene nada de raro. De hecho seguidores del socialista utópico francés Charles Fourier desarrollaron en Estados Unidos (Texas y Nueva Jersey), bajo una línea de socialismo libertario, amplias comunas de familias norteamericanas, las cuales viven hoy día allá; actuado bajo el principio de aceptación del capitalismo, combinado con una suerte de cooperativismo en la distribución de la riqueza producida por ellos mismos, para disminuir los efectos de la plusvalía, la pobreza y la lucha de clases, incluso en algunos casos, han desterrado el dinero como forma de intercambio de muchos valores de uso. El pensamiento de Fourier fue adoptado también parcialmente por Herber Marcuse y la escuela de Frankfurt.

Venezuela por tanto se ha convertido en una especie de ratón de laboratorio de la izquierda internacional en nombre del socialismo del siglo 21.

Tuvimos en diciembre de 2012, dos días antes del último mensaje del Comandante Chávez a la nación, la oportunidad de oír una clase magistral del prof. Jorge Giordani en la Escuela Venezolana de Planificación, donde redondeó y sintetizó la tesis del metabolismo social del capital, expuesta por Mézsáros, fundamentada en el comportamiento de un trípode: el capitalismo, el estado y el trabajo asalariado. La tesis diferencia los términos capital y capitalismo, siendo el primero el expuesto en la obra de Marx y su tesis sobre la acumulación, la plusvalía y el trabajo asalariado, que al combinarse producen valores de uso para satisfacer las necesidades humanas, valor de uso que sufre una metamorfosis al transformarse en mercancía o valor de cambio, dando origen a la formula trinitaria de el capital: Dinero-Mercancía-Dinero.“El capital” es una categoría histórica dinámica y la fuerza social con la que se corresponde aparece –en forma de capital “monetario”, “mercantil”, etc.– muchos siglos antes de que surja y se consolide la conformación social del capitalismo.” (Itsván Mézáros. Págs. 10-11del libro La Crisis Estructural del Capital. publicaciones@minci.gob.ve. Agosto 2009)“En verdad, a Marx le preocupa en alto grado captar las especificidades históricas de las varias formas del capital y sus transiciones de una a otra, hasta que eventualmente el capital industrial se convierte en la fuerza dominante del metabolismo social/económico y define objetivamente la fase clásica de la formación capitalista.” (Ibid, pág. 12) .Giordani me convenció en diciembre de 2012 que transitamos un camino correcto hacia la reestructuración de la economía venezolana.

Pero resulta que en febrero del 2013 (estando Chávez aún con vida), Giordani en vía contraria al “librito” del húngaro, decreta una devaluación del bolívar del 60% respecto al dólar y luego nos lleva a lo largo de un año, bajo la presidencia de Nicolás Maduro, a una súper devaluación de mas del 300%, con el agravante de la denuncia que hace la Dra. Etmee Betancourt (junio de 2013) de un saqueo de las reservas del Banco Central montante en 22.000 millones de dólares, haciendo añicos en un año el valor de cambio del salario básico, levantado con gran esfuerzo por Chávez a lo largo de 12 años, la parálisis de la producción económica, la inflación, el regreso de la pobreza y la exclusión y entre las más graves, las conspiraciones militares y norteamericanas para defenestrar la revolución chavista, entre otras.

Una economía que despilfarra dólares en el exterior, dándose el lujo de importar desde el mundo la escalofriante suma de 62 marcas de vehículos (tu carro.com dixit), maquinaria pesada de 16 países, que no ha sido capaz de aplicar en forma masiva el gas vehicular para liberar y vender al exterior cuantiosos inventarios de gasolina; que no ha sido eficaz para disminuir la dependencia externa de alimentos y medicinas. Que permite la fuga anual ilegal de 30 toneladas de oro. Ahora también importamos café de Nicaragua y desde aquí, le enviamos millones de dólares en remesas CADIVI, SITME, SICAD, etc. a los pobres escuálidos refugiados en Bogotá, Panamá, Miami o Madrid.

CHAO GIORDANI !!

Con la salida estrepitosa del ministro Giordani -gracias Nicolás-, se le abre una oportunidad a un gran ausente del proceso revolucionario venezolano: Karl Marx.

Toda revolución que sea etiquetada de socialista, tiene que apelar a la teoría desarrollada por Marx. El socialismo del Siglo XXI, hace su debut en el escenario mundial, cuando los ideólogos del capitalismo celebraban el fin de la historia del Manifiesto del Partido Comunista. Fue el gran desafío planteado por Chávez al mundo.

Pero el asunto del socialismo para Venezuela no es tan solo de un cambio de nombre constitucional, sino de práctica política, económica, social y cultural, por aquello de que el socialismo no se decreta sino se construye a través de una práctica revolucionaria.

En las etapas tempranas del proceso chavista, la dirección política buscó apoyo científico para gobernar el complejo proceso de la economía capitalista de Venezuela. Respetables “marxistas” tales como Marta Harneker, Heinz Dieterich, un grupo de profesores y estudiantes españoles encabezados por Juan Carlos Monedero, entre otros. Por separado hemos hecho referencia al más importante de esos asesores, Itsván Méssáros, invitado por Giordani. Todos ellos, desconocedores de la especial formación capitalista de Venezuela, la cual sólo ha sido estudiada por académicos de pensamiento marxista nuestros, de aquí!!

Posiblemente Karl Marx no es santo de la devoción de algunos chavistas, ni de ideólogos económicos de la Revolución Boliviariana, mucho menos de fanáticos e ignorantes colocados hoy al frente de la toma de decisiones importantes en el gobierno. Hay razones. El más importante teórico del socialismo incurrió en el año 1857 en un ejercicio despiadado de la crítica, al investigar y escribir una biografía de Simón Bolívar encargada por el editor adjunto de la New American Cyclopaedia Charles A. Dana.

A pesar de las criticas formuladas por el editor Dana a Marx sobre su lenguaje irrespetuoso hacia el biografiado -criticas que Marx soslayó-, el artículo fue incorporado a la edición publicada en Nueva York el año 1857. En el, Marx dibuja el carácter personalista, individualista y pragmático de El Libertador, poniendo el dedo en la llaga de los episodios mas oscuros de su vida: la caída de Puerto Cabello (su huida sin resistencia, siendo comandante de la mas importante plaza militar), la captura y entrega de Miranda a cambio del pasaporte al exilio otorgado por el español Monteverde a la caída de la 2da. República, su huida ante el desastre fatal de la invasión por Ocumare de la Costa, el fusilamiento de Piar (llevado al paredón por calificar a Bolívar como el Napoleón de las retiradas), su breve dictadura sobre la Gran Colombia, entre otros. Poco crédito otorga Marx al esfuerzo de Bolívar en la construcción republicana de América Latina, para arrebatársela a los intereses norteamericanos y europeos. Sin duda Marx en este ensayo, descontextualizó a Bolívar.

Posiblemente este espinoso asunto alejó el pensamiento y los textos de Marx de la revolución chavista que antes de ser etiquetada de socialista, adoptó primero en el año 1999, vía constitucional, el nombre de República Bolivariana de Venezuela para cobijarse en el pensamiento y obra de El Libertador. Se intentó luego, incorporar al texto constitucional la palabra socialismo, pero el afán parlamentarista y burocrático de la mayoría chavista en la Asamblea Nacional, ignorante de la teoría de Marx, abrió el camino de la única derrota electoral que tuvo el Comandante en su ejercicio presidencial.

A pesar del resultado adverso del referendum constitucional, Chávez se abre paso hacia el socialismo con ejecutorias de gobierno revolucionario, por vía de las leyes habilitantes.

Curiosamente, en la revolución chavista han sido soslayados científicos marxistas venezolanos como Ludovico Silva y Domingo Felipe Maza Zavala, entre otros, para asumir luego desde el gobierno, una práctica revolucionaria poco ortodoxa y alejada bastante de un modelo socialista marxista que fue claramente descrito en 21 proposiciones desarrolladas en un libro póstumo de Ludovico Silva “Teoría del Socialismo”, editado por la Alcaldía de Caracas en 1.500 ejemplares, 2011, bajo el auspicio de Jorge Rodríguez (¿habrá leído el camarada Jorge, este pequeño folleto de 73 páginas?).

Frente a Méssáros, Ludovico Silva pareciera hoy hacer esta reflexión con la misma vitalidad de 1980, cuando aún vivía, acaso sin imaginar la existencia por ahí de un Chávez teniente:

“Ciertos interpretes positivistas del marxismo han lanzado la peregrina idea de que en la sociedad socialista seguirían existiendo las mismas <leyes de bronce> económicas, pero con la diferencia de que ahora el hombre tendría conciencia de ellas y las <utilizaría en su provecho>, siguiendo la consigna de Hegel según la cual la libertad no es otra cosa que <la toma de conciencia de la necesidad>. Sin embargo, Marx fue muy claro cuando dijo que el reino de la libertad comienza más allá del de la “necesidad” (Ludovico Silva, ibid, p. 50)

Gracias a Chávez, que con su genio reconstruyó la OPEP y los precios de nuestro petróleo saltaron y se estabilizaron desde $US 17 a $US 100, facilitando un ingreso de mas de 600.000 millones de dólares bajo su presidencia, sin embargo, estoy convencido de que la oligarquía que combatió Chávez (la de Granier, Mendoza, Zuloaga, Cisneros, Otero, etc.), ha obtenido a expensas del gobierno, más riqueza en la V República que en la IV República.

Poco antes de morir en el 2010, el Dr Maza Zavala fue despedido del directorio del Banco Central de Venezuela. Se nos fue posiblemente decepcionado. Nos dejó sin embargo un breve ensayo (como el de Ludovico), titulado “La Economía Internacional y los Problemas del Desarrollo”, editorial Nuestro Tiempo. 1984. Allí escribió su tesis marxista a la venezolana sobre la burguesía, cuando el capitán Chávez animaba fiestas en Elorza:

“Siempre he defendido la tesis de que cualquier avance (esto es controversial por supuesto, no pretendo que sea una verdad absoluta), a mi manera de ver el problema, cualquier base que tenga la burguesía en nuestros países, vaya a beneficiar realmente de manera igual, a toda la nación; claro, la principal beneficiaria de este proceso de estatización es la burguesía de nuestro país, que de esta manera se fortalece como tal, adquiere nuevas palancas para insertarse en el mundo desarrollado” (D.F. Maza Zavala. Ibid. p. 94-95).

Sirva esta contribución para retornar al extraviado camino de la revolución socialista.

Ordene Usted Presidente Maduro !! Chávez vive… la lucha sigue!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2623 veces.



Feijoo Colomine


Visite el perfil de Feijoo Colomine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a190326.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO