Trincheras de Ideas

Jorge Giordani: la puñalada trapera

Sólo el más profundo resentimiento llevó a Jorge Giordani a dar semejante y brutal salto en el vacío que lo conduce a las trincheras de la más aberrante derecha y a cometer el error más grave de su carrera política, pensando quizás que con sus denuncias va a provocar una crisis de magnitudes tales que el barco de la Revolución Bolivariana y Socialista haga agua, Nicolás Maduro se caiga y se abra un período de violencia y guerra civil que es lo que hace rato está buscando la burguesía, ese era el objetivo de las guarimbas y el terrorismo.

El extenso documento de Giordani es evidente que lo elaboró hace mucho tiempo, y no solo, probablemente con otros resentidos que a mi juicio no entienden la dinámica de los cambios que se están operando después de la muerte de Comandante Supremo Hugo Chávez, personajes que, como unos cuantos desencantados en años anteriores se fueron y nadie los recuerda, los aplastará la rueda de la historia por sus torpezas políticas.

Muchos de los planteamientos que hace Giordani en su testamento probablemente sean desmontados por el propio presidente Maduro, críticas de altísimo calibre que han debido ser hechas en las instancias donde se activa y por los canales correspondientes. Decir, por ejemplo, que PDVSA la maneja el ministro Rafael Ramírez el dirigente bolivariano más odiado por la oligarquía y la clase media alta por su gran trabajo al frente de la petrolera al margen del Presidente y que es un Estado paralelo es una monstruosa provocación que le da a las hienas de la derecha y el fascismo armas para que intenten destrozar a dentelladas no sólo a Ramírez sino crear un campo de conspiración y división dentro de Padvsa.

Igual pasa con el BCV que la truculencia senil de Giordani lo ubica igualmente independizado del Gobierno y, siguiendo esas coordenadas medio conspirativas, su presidente Nelson Merentes supuestamente se atrincheró para desde allí lanzar misiles subversivos contra la economía nacional y se cuadra con la derecha, la endógena y la fascista. Claro, el BCV ciertamente tiene en su estructura muchísimos de los elementos de la Cuarta República, técnicos, economistas y diversos profesionales derechistas políticamente, adversos al proceso revolucionario.

El único que pudo romper la concepción estratégica neoliberal del BCV y ponerla al servicio de la causa popular fue el Comandante Chávez, ¿por qué dejar correr ese veneno que Nicolás no lo está haciendo igual y ya, a estas alturas del partido, el BCV es, como la UCV, un Estado dentro del Estado?

Lo malo no son las críticas al Gobierno, ellas son saludables cuando se hacen con honestidad y principios, donde deban hacerse, más este no es el caso de las críticas de Giordani, que llega a extremos de un inadmisible irrespeto al Presidente, a su majestad y repite las monsergas que dice el liderazgo de la derecha. Que Maduro no tiene capacidad, no ha estudiado, carece de liderazgo, no es un estadista.

Que un hombre como Jorge Giordani, que estuvo en las más altas funciones de gobierno durante 15 años, donde por su altísima pureza y sacrosanta e inmaculada capacidad y sabiduría, no cometió un solo error, ni uno, su perfección humana no se lo permitía, el incapaz el Maduro, ese con el que compartió en los Consejos de Ministros cuando Nicolás fue Canciller de Venezuela por 6 años, fue una mala elección. Hugo Chávez vio las condiciones de conductor y líder sucesor suyo por la causa sobrevenida que ya todos sabemos fue su terrible enfermedad y conductor y continuador del proceso revolucionario bolivariano, a Nicolás, pero, oh casualidad, Guiordani ve todo lo contrario, una persona que no puede ser presidente. La crítica a ese Chávez que tanto redime en su discurso, es bastante evidente. Se tragó esa decisión que para él sabía a aceite de tártago, no dijo nada hasta ahora que se vio apartado de de la estructura del poder. No quiso ser soldado sino siempre general, no aceptó el liderazgo del Presidente.

Llama la atención que el documento de Giordani sale 3 días después que la ultraderecha fascista publica en la prensa reaccionaria un comunicado donde precisamente pide la renuncia del Presidente Maduro. María Malinche Machado y el fascista encanado, Leopoldo López, firman el sedicente y provocador documento donde nuevamente piden a Nicolás que se vaya del poder, que renuncie, como si ya esa petición no fuera en sí misma un acto subversivo. Lamentablemente Giordani, al hacer una crítica abierta al Presidente y descalificarlo, coincide con esa derecha.

¿Tienen validez las críticas que hace Jorge Giordani sobre la economía, la regadera de críticas abiertas y genéricas sobre la corrupción dentro del Gobierno, el despilfarro y otras de corte similar?

Como la derecha tiene dentro de sus políticas ese mismo ritornello, no agrega mucho Giordani, más bien refuerza, ingenua o maliciosamente, a la derecha y, de paso, le puso en bandeja de plata una circunstancia que ya está explotando de manera maledicente y canallesca esa carta nacional e internacionalmente, La misma prensa alternativa ha servido de plataforma para que el escándalo se prenda.

Giordani careció de humildad revolucionaria, de luchar como revolucionario en cualquier trinchera que le asignara la Revolución, su actitud fue absolutamente desleal no sólo con el Presidente Maduro, contra Chávez y el proceso donde actuó 3 lustros. Sorprende en un hombre de su trayectoria revolucionaria; creo que su ortodoxia y dogmatismo le hicieron una mala jugada, pero actuaron sobre su resentimiento, su ego pequeño burgués herido, su incomprensión de la dinámica del proceso. Por supuesto que esa actitud vil e infame hace daño, confunde a los más débiles y en un momento de guerra económica, psicológica y militar de la derecha y el imperialismo contra la Revolución que el mismo Giordani contribuyó a construir, se ve afectada. Pero eso no va a tumbar la Revolución, al Gobierno y al Presidente hijo de Chávez y chofer de autobús para más señas, Nicolás Maduro. De cerrar esas heridas se encarga la sabiduría milenaria y yerbatera de nuestro pueblo chavista. En 15 años el imperialismo yanqui y sus cipayos de la burguesía no pudieron derrocar un proceso tan profundo como el venezolano, ¿lo va a lograr la canallada de un solitario resentido con todo y su puñalada trapera?.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2661 veces.



Humberto Gómez García

Director de la revista Caracola. Pertenece al Movimiento de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC). revistacaracola.com.ve

 humbertocaracola@gmail.com      @hgcaracola

Visite el perfil de Humberto Gómez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a190139.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO