Pildoritas 114 (año VII)

Crítica pero con propuesta para contribuir contra la guerra económica

No cabe duda que la Revolución está enfrentando una de sus más difíciles batallas, representada por la guerra económica que la derecha, como factor que controla las estructuras económicas capitalistas de bienes y servicios en un altísimo porcentaje, le ha planteado y que a pesar de los esfuerzos, tanto que ha sido necesaria una ley orgánica como principal instrumento de batalla, la asignación de funcionarios supervisores o fiscalizadores, los esfuerzos por concientizar la población, los golpes dados a algunos infractores etc., pareciera que cuando el ciudadano acude por necesidad imperiosa a una farmacia, una ferretería, un venta de repuestos automotrices a adquirir una batería, un caucho, a una consulta médica, a una clínica etc., etc., la sensación es que el gobierno está perdiendo la batalla lo que puede significar en el tiempo la pérdida de la guerra si aceptamos que no es descartable que pueda llegar el momento en que la paciencia y el bolsillo de los venezolanos, no aguanten más, que es precisamente el objetivo que persiguen quienes comenzaron esta guerra, en la esperanza de reeditar una sublevación en masa o situaciones similares a las que dieron como resultado intervenciones foráneas en otros países.

Humildemente opino que una de las debilidades que impiden resultados masivos, no sólo puntuales en algún establecimiento, en el cual se comprueban violaciones a la Ley y se procede a instaurar los precios justos, por ejemplo de cauchos, baterías, lubricantes, repuestos, electrodoméstico, alimentos, para mencionar algunos de los que se han dado a conocer por los medios, es que no se procede de inmediato a buscar la manera que lo que allí se ha cumplido, por acción directa de la autoridad se establezca como un hecho a ser cumplido por todos los establecimientos similares en todo el país y para ello publicar dichos precios a fin de que los consumidores tengan un instrumento en sus manos para obligar a los potenciales especuladores a apegarse a lo dispuesto en la Ley.
Otra debilidad es la carencia de suficiente personal, si tomamos en cuenta que el universo de fábricas y comercios de todo tipo es tan grande, que con el personal con que se cuenta pasarían años para cubrirlo todo y lograr parar los abusos que a que estamos sometidos los consumidores-

Una solución a esta realidad sería aumentar el número de fiscalizadores. Se que la Sundee está haciendo un llamado por los medios a voluntarios para que a través de un nro., vía celular con nombre y cédula, sean agregados al personal, se supone que ad honorem, esa instancia no funciona porque yo lo hice recién salió la campaña y no ha sucedido nada, igualmente en el llamado mandan a visitar la página para registrarse y en ella no aparece la opción correspondiente, por lo que deduzco que tal intento no ha sido efectivo, o porque la gente no ha respondido al llamado, o porque no hay eficiencia para dotar de manera expedita al los voluntarios de una credencial que les permita actuar con propiedad.-

Se me ocurre entonces la siguiente propuesta por aquello de que cuando se critica bueno es presentar soluciones.

1.- Tenemos 20 gobernaciones y un sinnúmero de alcaldías que bien pueden asumir regional y localmente una estrategia que resuelva parcial y eficazmente la carencia de personal.

2.- Existe un alto número de personal jubilado y pensionado, por ejemplo del área de la educación nacional y regional, incluso municipal, que estaría dispuesto a colaborar si se le llama a nivel de cada estado y municipio, para solicitarles su disposición a convertirse ACREDITADOS (es decir credencial en mano) en fiscalizadores, garantes del cumplimiento de la Ley, estoy seguro que muchos estarían decididos a contribuir porque así como la mayoría, son también victimas de los delincuentes que en estos momentos están sirviéndole consciente o inconscientemente a la causa de la desestabilización.

3.- Sabemos que existe un alto numero de milicianos que podrían, o mejor, deberían ser utilizados de la misma manera en todo el país.

4.- Habría que, una vez precisada la cantidad de personal que se incremente a partir de la puesta en práctica de esta especie de reclutamiento, proceder a sectorizar las aéreas en cada ciudad y para ellos se podría seguir, donde exista, la misma estructura de los cuadrantes establecidos en el patrullaje inteligente de Patria Segura, donde no, pues simplemente se establecerían estructuras similares.

5.- En relación al personal de la fuerza publica que actúa en cada cuadrante, podría tener como función adicional, en el tiempo en que no estén actuado en las aéreas asignadas, la de visitar los comercios que puedan existir en su área con el fin de constatar el cumplimiento de la ley, en su defecto agregar al equipo del cuadrante una persona autorizada para accionar contra la especulación, acaparamiento, usura etc., con la ventaja de tener el respaldo de los funcionarios integrantes del cuadrante.-

6.- Con lo conseguido hasta este momento en las pocas inspecciones realizadas a nivel nacional, que han dado como resultado la fijación de precios justos en muchos rubros, ya se deberían haber elaborado listas de precios sobre esa base, lo que permitiría que al llegar a un establecimiento donde estén vendiendo por encima, no haya necesidad de pedir facturas de compra, sino simplemente ordenar el nuevo marcaje.

Lo anterior no es mi invento, sino que es producto del intercambio de opiniones de las que he tomado nota porque son inquietud de mucha gente y que decidí exponerlas a ver si sirven de algo, pues pienso seriamente que el talón de Aquiles, el cuello de botella, el nudo gordiano o como se le quiera llamar que conspira contra el necesario triunfo que la revolución, sí o sí, tiene que lograr en esta guerra, es la falta del personal suficiente para enfrentar con éxito el ejercito y las armas de la contrarrevolución en el campo de nuestra economía, aun entregada a la perversidad del capitalismo salvaje.-


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1468 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: