Obsesión por tumbar a Maduro

La obsesión de los escuálidos por tumbar a Maduro los lleva a ignorar en sus medios de comunicación social privados el resonante triunfo de Venezuela en el reciente Suramericano de Deportes de Playa.

Y es qué de verdad verdad la obsesión de los opositores de Lechería, uno de los focos guarimberos-terroristas del país cuyo alcalde Gustavo Marcano es ficha de Primero Justicia, es de tal magnitud que todo el día se la pasan guarimbeando en cualquier reunión de panadería, de fuente de soda, no pasan un solo segundo sin echarle mierda a Maduro y diciendo que su caída es cuestión de días.

Voy con mucha frecuencia a una panadería de Lechería, a la que denomino Plaza Altamira II dado que el 90 por ciento de su clientela es escuálida crónica, rancia, de esos que no comen tomate porque es rojo rojito. De los que defienden al frigorífico Catalano a pesar de que fue sancionado y multado y hecho preso su gerente por incumplimiento de la Ley de Precios Justos y por acaparamiento de 55 toneladas de carne de res y por vender carne de tercera como si fuese de primera. Son de esos que gritan ¡Con mi especulación no te metas!

En estos días para tomarle el pulso a la obsesión escuálida decidí compartir mesa y tertulia con varios de ellos. Y comprobé que están arrechamente obsesionados con tumbar a Maduro. No hablan de otra cosa. Están realmente sicociaos. Por supuesto que les rebato sus argumentos. Cuando me hablan de escases de café les enrostro en sus cachetes el decomiso de 76 toneladas de café hecho por el Gobierno a Café Anzoátegui. Y cuando me hablan de escases de carne de res les echo en cara las 55 toneladas de carnes de res decomisadas a Frigorífico Catalano.

Una tarde de esas, dos escuálidos rancios, de uña en el rabo, no aguantaron la mecha y se cambiaron de mesa aduciendo que aquella más clara y ofrecía más frescura de clima. Nada. Simplemente se arrecharon porque les recomendé sábila como desodorante, y jabón Las Llaves como dentífrico. Y también porque les dije que yuca sancochada es mejor que pan de harina de trigo y que no hay mejor papel sanitario que una tusa. Los bichos se arrecharon y se cambiaron de mesa dejándome en compañía de otro escuálido, pero más light. Que yo, para facilitarle el vuelo a esa mesa opté por irme a casa. Además ya faltaba poco para las siete de la noche y no podía perderme Cayendo y corriendo.

TINTERO. No recuerdo si se los comenté. De ser así, no importa. Reitero el comentario: Si Aveledo fuere presidente de la Liga Profesional de Baloncesto de Venezuela desde hace rato hubiese suspendido los tercios y semifinales 2014 y, por supuesto la final. Tal como lo hizo cuando siendo presidente del Béisbol Profesional dejó al pueblo sin pelota porque él lo suspendió dizque por seguridad de los jugadores. Nada. Sólo que ese fue su aporte al golpe de estado de2002. O es qué acaso el terrorismo salvaje de hoy desatado por la MUD golpista y antidemocrática (porque hay un ala de la MUD que no comparte esa violencia) no era más peligroso cuando Aveledo le negó el béisbol al pueblo. Y pasando el tiempo el susodicho fue premiado con la jefatura de la MUD.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1130 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: