Simonovis a morir por huelga de hambre que encarcelado

Al fin se decidió Simonovis a actuar con valentía y, con fuerza
pensante tomó el fusil más digno de la democracia, para morir con las
botas puestas de no seguir exigiendo su libertad sin ganársela al
prestarse durante el golpe de Estado de abrir de 2002 de matar y
mandar a matar a tanta gente inocente por el sólo capricho de tomar el
poder a la fuerza como lo tomaron y, después de unos años preso, no le
queda otro camino “meritorio” que ofrendar su pérfida vida de
prisionero por un pedazo de calle que, le dé juventud de empezar a
(¿amar?) a los que siempre ha odiado.


Sin mucha agonía por delante se le abrió el apetito de la razón a
Simonovis que otros de igual instinto por él hicieron lo posible de
sacarlo libre haciendo de tripas corazones de un silencio cómplice a
su favor y, todo se les cayó y, por más que la oposición dentro de la
MUD zapateó, rogó y amenazó no se le cumplieron sus deseos y, entonces
viene el reconforto de la contra ofensiva de la barbarie, como parte
de su ambición personal, me entierro en vida después de tanta
“penuria” por mi dislocada actuación cuando, me presté a jugar con la
muerte de varios inocentes -pudiera muy bien él decir o, quizás
pensar- entre tanto disparate tendencioso amontonado en su cerebro y,
de la noche a la mañana se lanza desde la piscina de su intranquilidad
a ver si de verdad muere en paz y, con su proceder hunde como debe ser
su deseo al Gobierno Nacional de violador de los derechos humanos y,
vendrá: todo el ensarte de mentiras que la canalla maneja a placer
contra Venezuela.


¡Pobre de mí! A lo mejor dirá con una devoción de muerto en vida en
ese encierro palpitante de enredos pagando por una causa “injusta”
que, si a ver vamos no tiene perdón de él mismo si se aprecia y,
sabiéndose prisionero de su irónica amargura con una cobardía sin
desvelo se abraza de lleno a una huelga de hambre contra el “régimen”
con la promesa a Satanás que lo lleve directo al cielo de sus
maldiciones que a lo mejor, Baltasar Porras, en un auxilio de paz lo
confiese en las primeras de cambio y, le diga como buen cristiano a su
libre albedrío como arenga de ayuno: muere -hijo mío- pensando en ti y
que el sacrificio de tu hombría te eternice en sueños celestiales y,
has desde ya lo que debiste hacer hace muchos años, de irte al
infierno del que saliste a destrozar vidas humanas que hoy lloran de
penas por ti con la misma sinceridad que tu lloraste por ellos y,
entrégate al Señor con indulgencia espiritual, pero antes -¡hijo mío!-
Le dirá con ternura, llévate tu cruz hasta donde puedas y, no la
abandones que Sísifo te castigará.


Alguien debió decirlo, aunque no recuerdo quién, pero algo así: Una
huelga de hambre es lo último que puede hacer cualquier humano que se
respete y se quiera y, que esté consciente de su carga emocional y del
daño posterior mientras, esté vivo y, Simonovis como individuo ni se
quiere ni se respeta, respeto a qué y, tiempo más que suficiente ha
tenido, para embarcarse en esa nave como aventura de su flaqueza moral
en que más de uno de esa misma oposición que hoy tenemos, ha jugado a
su placer y antojo sin haberla realizado a plenitud y, más bien han
jugado con la complicidad del engaño haciendo ver lo contrario como lo
hizo en años pasado el malandro de Antonio Ledezma que como mártir
asusta y, lo más posible que Simonovis trague la misma medicina de
aquél y se empape de una emoción rompe corazones que a ellos le encaja
muy bien.


Los titulares por venir en lo adelante y, en la publicación acusatoria
de las redes no debe escapar, la buena consigna, Simonovis se muere de
hambre en la cárcel de Ramo Verde mientras, Maduro engorda en
Miraflores. Y, la MUD se embarrará de paciencia y no se sentará jamás
en la mesa del diálogo hasta tanto Simonovis no pruebe un bocadito y,
el mundo perderá su eje imaginario si se rinde y, entonces de verdad
todos quedaremos locos cabeza abajo por Simonovis.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1658 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a188839.htmlCd0NV CAC = Y co = US