Alquimia Política

Estudio al Plan de la Patria (17)

El segundo gran objetivo histórico, construcción del Socialismo, cuenta con acciones estratégicas puntuales para la delimitación de nuevas formas de organización que estén al servicio de los medios de producción. En razón de esto, es importante garantizar la participación de los ciudadanos y ciudadanas, en la formulación, control y evaluación de las políticas públicas de corte socialista, para contar con su transparencia y concreción al ser ejecutadas por parte del Estado.

Darle un viraje a la economía capitalista hacia el modelo socialista productivo, implica insertar nuevos esquemas de producción, democratizando los medios de producción, e insertando la categoría de propiedad social-comunitaria. La acción 2.1.2, “proponer y desarrollar un sistema de fijación de precios justos para bienes y servicios”, acción que ya está en ejecución a través de la sanción, por vía de “Ley Habilitante” (2013), de la “Ley Orgánica de Precios Justos”, del 23 de enero de 2014, publicada en la Gaceta N° 40.340. La Ley establece la creación de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos que tendrá dentro de sus atribuciones la rectoría, supervisión y fiscalización en materia de estudios, análisis, control y regulación de costos y determinación de márgenes de ganancias. El organismo también fijará los precios máximos de la cadena de producción o importación, distribución y consumo, de acuerdo a su importancia económica y su carácter estratégico, en beneficio de la población. Asimismo, deberá ejecutar los procedimientos de supervisión, control, verificación, inspección y fiscalización para determinación, entre otras funciones. El nuevo modelo se orienta en buscar la eliminación de la división social del trabajo en la estructura jerárquica que tiene actualmente pues esta busca solo la satisfacción y riqueza, en cambio el modelo productivo busca mejorar las necesidades humanas. Es un modelo productivo que establece nuevas formas de generación y distribución de la renta petrolera, pero para que el cambio se refleje es necesario que haya un cambio de valores en la sociedad.

En concreto, con “Ley Orgánica de Precios Justos”, se activan las acciones de combatir el acaparamiento, y crea condiciones ideales para que se la cadena productiva disminuya su excesiva ganancia y la coloque en un tope mínimo y máximo que no excede el 30%. Es importante desarrollar Bancos de Insumos, dentro del Sistema Industrial para garantizar la cantidad y el tiempo de acceso a las materias primas e insumos industriales: redes productivas, actualización tecnológica, nuevo esquema de incentivos, diversificación de los sectores productivos alternativos, nuevos parques industriales, entre otros.

La acción estratégica 2.1.4, reafirma el modelo de producción socialista, al referirse a la gestión de las unidades productivas conformada por trabajadores y trabajadoras, conscientes de la necesidad de abolir el modelo oligopólico y monopólico, accionando a través de la propiedad social y la conformación de los Consejos de Trabajadores (2.1.4.3), conformado en las unidades productivas por la masa trabajadora y no por movimiento Sindical alguno, puesto de lo que se trata es de empoderar de Poder al pueblo y no a grupos representativos de una postura laboral determinada. Otra acción que es necesario articular es el fomento y consolidación de las Pequeñas y Medianas Empresas de Producción Social, o mixta o privadas, que impulsen la economía nacional en el marco del respeto a la equidad y el ataque a la usura como acción desencadenante la violencia e insatisfacción de las necesidades del colectivo.

Se busca, a todas estas, fomentar los conglomerados productivos, educando a los consumidores (consumo racional) e impulsando el Plan Nacional de Abastecimiento. En un sentido puntual, se resalta la estrategia de “Punto y Círculo”, que viene de la propuesta, como figura geométrica que empleara el Comandante Supremo Hugo Chávez, para focalizar el esfuerzo educativo, social y territorial, en la reconducción del aparato productivo nacional. El Punto y Círculo, se refiere a la identificación de dos categorías fundamentales: el punto, la empresa o empresas en su relación de propiedad pública y privada; el círculo, el radio de acción de estas empresas y su desenvolvimiento en el contexto social y económico. Se trata de que las empresas de propiedad pública, estatal o social, se conviertan en bastiones, trincheras de la nueva economía y lógica económica socialista; el Círculo, como el radio de influencia y construcción de la nueva lógica de estas organizaciones, en las cuales se plantea el cambio de eje ordenador de la actividad económica, desde el valor de cambio, y la producción, con toda la actividad y decisiones económicas que rigen por esa lógica, hacia el valor de uso, es decir, en que la actividad económica, se toman las decisiones en razón de que satisfagan las necesidades de las personas, las familias, la comunidad política, el país, el bien común.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1946 veces.



Ramón Eduardo Azocar Añez

Doctor en Ciencias de la Educación/Politólogo/ Planificador. Docente Universitario, Conferencista y Asesor en Políticas Públicas y Planificación (Consejo Legislativo del Estado Portuguesa, Alcaldías de Guanare, Ospino y San Genaro de Boconoito).

 azocarramon1968@gmail.com

Visite el perfil de Ramón Eduardo Azócar Añez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: