En la lucha de clases, Otaiza cae en la segunda fase….

Del golpe de estado del 11 de abril del 2002, bajo la egida imperial y sus lacayos criollos, principalmente la gran burguesía parasitaria y la cúpula militar traidora, pasamos a otra fase del golpe continuado, ahora protagonizado por la clase media, con sus operadores entrenados y financiados desde el norte, y con el acompañamiento del paramilitarismo uribista. Dos escenarios de la lucha de clases, entre la burguesía y los trabajadores, muy relacionados pero diferentes, ahora, la clase media trata de ablandar el gobierno con la “Guarimba”, la violencia y la campaña internacional, mientras la gran burguesía negocia con notable éxito e impone la agenda con sus intereses en las “Mesas de Dialogo y de Paz”, donde el pueblo no participa con toda su fuerza, se empuja al gobierno hacia la restauración.

En el marco de las “Mesas de Dialogo y de Paz”, en esta segunda fase del golpe continuado, segunda fase, la de los asesinatos selectivos a través del sicariato criollo, o extranjero, probablemente entrenado por el paramilitarismo uribista, cae Eliecer Otaiza. Sin desmeritar nuestros líderes parlamentarios en el país, Otaiza no era cualquier Presidente de una Cámara Municipal, lo era, nada más y nada menos del Municipio Libertador, el epicentro donde no pudo penetrar la guarimba; se trataba de uno de esos revolucionarios radicales e indoblegables, leales a Chávez y a la revolución, que en dos oportunidades con la fortaleza física y espiritual del guerrero, cual invencible “Espartaco” fue capaz de plantarse frente a la misma muerta y vencerla.

Los asesinatos selectivos, para el Centro Nacional de la Memoria Historia de Colombia, de donde el uribismo trae estas prácticas de: “Son la expresión de una estrategia criminal que busca enmascarar las dimensiones de las acciones de la violencia contra la población civil, dado que su carácter y patrón de ataque, dificulta la identidad de sus perpetradores”

El Comandante Chávez advirtió que vendrían momentos difíciles, estamos en uno de ellos; él estaba claro, que si la revolución era verdadera el choque con el imperio, más temprano que tarde sería inevitable, ellos no están jugando a los bandidos, e irán por el resto de los verdaderos revolucionarios, eso que no permitirían bajo ninguna circunstancia, disfrazada de táctica o de estrategia el viraje a restauración para favorecer al gran capital, allí está en el centro del escenario actual la inevitable lucha de clases.

Todo el que se disponga a luchar hasta la muerte por el verdadero legado del Comandante Chávez, en la defensa intransigente de los más desposeídos, será un objetivo de asesinato selectivo, a cuidarse de esta estrategia criminal. HONOR Y GLORIA A ELIEZER OTAIZA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1110 veces.



Roger Lázaro


Visite el perfil de Roger Lázaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: