La brutalidad se aprende

Pasma la beata mentecatez de porfiar que la violencia guarimbera es obra de los colectivos, los tupamaros, los infiltrados. No aguanta una dosis homeopática de racionalidad: si son infiltrados es que el gobierno quiere tumbarse a sí mismo para tomar el poder que ya tiene. Y si son colectivos ¿por qué piden su libertad y mienten que les torturan? Y si son tupamaros ¿por qué las policías municipales y espesas de las alcaldías guarimberas no los apresan? O sea. La brutalidad es cuestión de método.

El gobierno tiene que irse ya ya ya porque es ilegítimo porque ganó con fffRRRaude, porque el Consejo Nacional Electoral es tramposo. O sea, Henrique Capriles, María Corina Machado y Daniel Ceballos son también ilegítimos porque fueron elegidos a través del mismo CNE. Y raro que el rrrÉgimen no hizo fffRRRaude también en Miranda. Tan tonto, en vez de aprovechar. El bruto es tenaz.

Cuando se defiende una patochada se necesita hacerse bien bruto del cerebro para defenderla. La ignorancia ayuda.

Unos «estudiantes» destruyen una universidad y queman su biblioteca. Solo faltaba el detalle de la quema de libros para que su identificación nazi fuera clásica. Mientras tanto en Caracas se realiza la gran fiesta nacional de la cultura alrededor de la Feria Internacional del Libro de Venezuela, en el Teresa Carreño. O sea. Unos hacen y otros deshacen. Pero son «la-gente-decente-y-pensante-de-este-país» y los bolivarianos chaburros. Aprenden a ser brutos desde chiquitos.

Sin guarimbas no habrían muerto tres decenas de personas. Ah, pero el culpable es el gobierno. Matan, degüellan, destripan, incendian, agreden, secuestran a cientos de miles, impiden el progreso de emergencias, asfixian ancianos y bebés, cacerolean familias con bebés… ¿Fueron también tupamaros quienes cacerolearon a la familia Valero con su bebé? La brutalidad se cultiva.

Asedian, incendian, aterrorizan, llenan de escombros la Plaza Altamira, la Guardia Nacional Bolivariana recupera ese espacio para vecinos y comerciantes, ah, pero la plaza está militarizada. ¿Había que continuar ese infierno? Es por una duda que tengo. El bruto es disciplinado.

¿Por qué no crean la Universidad Nacional de la Brutalidad? Porque ya hay varias, con autoridades de facto como les gusta.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 10444 veces.



Roberto Hernández Montoya

Licenciado en Letras y presunto humorista. Actual presidente del CELARG y moderador del programa "Los Robertos" denominado "Comos Ustedes Pueden Ver" por sus moderadores, el cual se transmite por RNV y VTV.

 roberto.hernandez.montoya@gmail.com      @rhm1947

Visite el perfil de Roberto Hernández Montoya para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández Montoya

Roberto Hernández Montoya

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a184780.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO