¿Qué se esconde detrás de la “defensa de los derechos humanos”?

En el marco del conflicto coyuntural en Venezuela, promovido por los sectores más violentos de la oposición, bajo la orientación imperial, la predica permanente de la “defensa de los derechos humanos” atraviesa transversalmente las posiciones de la derecha, extrema derecha y centro derecha, vertida a través de la mayoría de los medios de comunicación privados locales, regionales, nacionales e internacionales; a veces, uno llega a interrogarse, ¿Será una posición de defensa de los derechos humanos realmente sincera? La respuesta en la perspectiva que expondré a continuación es rotundamente NO.


La explicación no es sencilla analizarla solo con juicio racional, es necesario emplear también el juicio intuitivo; por cierto, mientras me disponía a escribir estas líneas evalué dos situaciones relacionadas con la explicación que voy a desarrollar en el próximo párrafo: en primer lugar, uno de las estrellas del cine que recibe el premio Oscar, hace alusión a la lucha que libran los jóvenes por sus sueños en Ucrania y Venezuela; qué tal?; y en segundo lugar, la aparición en televisión de uno de los más reconocidos violadores de los derechos humanos de los estudiantes y jóvenes venezolanos, Antonio Ledezma, entregando un documento con denuncias de la violación de los derechos humanos ante la oficina de la ONU en Venezuela y solicitando la aplicación de la Carta Democrática.


La predica de la lucha por la defensa de los derechos humanos en Venezuela por parte de la oposición y sus aliados de la oligarquía, no es más que una de las estrategias de la guerra de cuarta generación, una operación psicológica que busca crear las condiciones de tensión y zozobra para que las fuerzas armadas puedan ser paralizadas en su apresto operacional cuando tengan que actuar frente a una violencia desmedida que tienda a generalizarse en el país.


Las fuerzas armadas pueden ser presa de parálisis, tal como lo ha explicado el camarada Carlos Lanz, a la hora de actuar atacados por una feroz e incisiva campaña local, regional, nacional e internacional donde se les estigmatiza como violadoras de los derechos humanos; y es que, en las operaciones psicológicaslo simbólico, la creación en el subconsciente de la incertidumbre y los pre juicios inoculados, basados en el manejo interesado de la información, se constituyen en armas mortales de la oposición a la hora de una acción de defensa de la patria, incluso en el marco de la Constitución.


Esta estrategia de comunicación se intensificara progresivamente, y debemos estar preparados para ello; dado que, en algunos de los escenarios que la oposición maneja está la posibilidad de continuar con nuevas acciones, si es posible todo esta año, a fin de crear cada vez más una mayor desestabilización para cobrar electoralmente para el año 2015 en las elecciones parlamentarias, preparando el terreno para el Referéndum revocatorio, si no logran provocar algún acontecimiento de grandes dimensiones que obliguen a la renuncia del Presidente, tesis poco probable manejada por los sectores que impulsaron la guarimba desde antes del 12 de febrero, me refiero a “La salida”; donde ya se ha cobrado la vida de 17 venezolanos y la oposición a través de las redes sociales sigue llamando a la violencia, entre ellos Robert Alonso, que hoy llama a trancar las calles y avenidas con los vehículos.


Hasta ahora, a pesar de que hay funcionarios detenidos por la violación de los derechas humanos, en un contexto de desbordada violencia en algunos espacios como San Cristóbal, que muy bien pudo haber provocado males mayores, la posición firme y gallarda de la Guardia Nacional Bolivariana ha arrojado en los resultados de su accionar un respeto estrictode los derechos humanos, soportando estoicamente insultos, escupitajos, piedras, bombas molotov y todo tipo de agresión.


La única explicación racional de que los violadores de los derechos humanos salgan en su defensa a todos los niveles, no es solo un acto de hipocresía, sino una fina estrategia con los propósitos que todos conocemos: crear condiciones para pulverizar lo que se ha avanzado social y políticamente en la construcción del socialismo.

Ing. Roger Lazaro
lazaroroger@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1487 veces.



Roger Lázaro


Visite el perfil de Roger Lázaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: