Pildoritas 42 (año VII)

¿Dictadura?

Reseñan noticias internacionales que 372 estudiantes quienes protestaban, en Estados Unidos, frente a la Casa Blanca atándose a las rejas, fueron apresados y llevados amarrados a la cárcel, hace unas semanas le sucedió igual a un grupo de senadores, sin importar para nada su investidura, fue simplemente por estar protestando pacíficamente, sin incendiar barricadas, sin lanzar bombas molotov, sin lanzar piedras, sin quemar propiedades privadas y públicas, cortar árboles, sin el uso de armas que provocaran asesinatos como aquí, sin obstruir el libre tránsito de personas y vehículos, ocasionando colas en la que en no pocos casos, hay gente con urgencias médicas que han muerto, en unas acciones que con el mayor cinismo y desfachatez del mundo sus convocantes llaman pacíficas.

Cualquier persona con una mínima capacidad para utilizar su lógica debería por un segundo preguntarse: ¿Qué le hubiese sucedido en el país con el que sueña la derecha venezolana, a quienes aquí en apenas un poco más de un 5% del territorio nacional, mantienen en zozobra incluso a sus propios seguidores?.

Según algunos convocantes, que no líderes, de quienes actúan como operadores de la violencia, aquí hay una dictadura feroz, cuando a pesar de muy pocas excepciones y desobedeciendo las instrucciones de sus superiores, algunos funcionarios que están presos e investigados, han cometido excesos, que no se pueden comparar con los llevados a cabo por los violentos, quienes no sólo han generalizado el uso de bombas incendiarias sino de armas de fuego que han producido ya, víctimas fatales.

La única verdad que es irrefutable es la que ya no pueden ocultar y que consiste en la aplicación de un guión ya conocido en el mundo, para por la vía de lo que ha dado en llamarse “golpe suave” o “revolución de colores” salir de un gobierno legítimo como ninguno en el mundo, pues este país es el único en donde en 14 años se ha consultado al pueblo en 19 oportunidades, 18 de las cuales le hemos ratificado la confianza, al gobierno y al modelo.

Por otro lado, quien funge como principal cabeza de este maremágnum violento contra la patria, está detenido para ser juzgado, por, entre otros delitos, llamar abiertamente a la insurrección, y es tanta la tiranía del rrrrrégimen, que desde la cárcel lanza manifiestos, ordenando incrementar las acciones que él llama pacíficas, pero que todos sabemos están cargadas de la más terrible violencia, pues así él las organizó e implementó sin medir las consecuencias.

Así pues, que no vengan a afirmar que lo que aquí se vive es una dictadura, pues los hechos hablan por sí solos para desmentirlos y, como en anteriores oportunidades, así tengan a su servicio todo el palangre de la mediática mundial, la verdad saldrá a flote y esta nueva prueba será superada por la revolución que junto a su Comandante Eterno, ya está sembrada en el corazón de la gran mayoría de los venezolanos que sabremos defenderla a cualquier costo.


¿Podríamos seguir el ejemplo que Trujillo dio?

Alguna prensa reseñó que en Trujillo, en algunos puntos, la ultraderecha intentó montar barricadas para repetir lo que aquí llevamos casi un mes de estar padeciendo, la respuesta del pueblo, especialmente el campesino fue contundente y no permitió los desmanes que aquí nos han costado destrucción y vidas-

Se supone que aquí en el Táchira, donde deberíamos, por nuestra condición de frontera haber tomado previsiones, para que en momentos como los que estamos viviendo, funcionara la organización popular que con apoyo a la fuerza pública actuara como lo hicieron en ese otro Estado andino, a estas alturas ya hubiese actuado y entonces otro gallo cantaría , pues esta actitud pasiva que ya lleva casi un mes, impávida y sometida, lo que hace pensar que carecemos de liderazgo y que lo de la tan nombradas UBCH aquí fueron pura teoría por lo que se llega por fuerza a la conclusión del por qué, los adversos resultados de las últimas elecciones municipales donde pasamos por la vergüenza de ser el estado con menos votación revolucionaria, aun teniendo un gobernador afecto, un Consejo Legislativo mayoritario, todo el poder nacional y casi todas las alcaldías y concejos municipales.

Aquí se presagia lo peor, si alguien no encuentra la forma de contrarrestar lo que ya se está convirtiendo en tragedia para quienes vivimos en el Táchira.


Condiciones inaceptables

Una de las condiciones, entre muchas, que hace ese loco de atar que prendió la mecha de la violencia, es que se deje en libertad a los victimarios de abril del 2002, abril del 2012 y los que han sido detenidos en flagrancia desde el 12 de febrero de este año, a él y a quienes tienen esas pretensiones, habría que confrontarlos con las victimas que sobrevivieron y cargan de por vida con las secuelas de las acciones vandálicas y también con las decenas de deudos de las víctimas fatales, pues bien sabemos que esa gente está organizada en comité de víctimas, y no pueden ser ignoradas bajo ningún pretexto, que traten de convencerlas a ver si logran que ellos permitan que se pisotee la justicia que por una vez ha dado muestras de fortaleza.

Lo mismo sucede con los que la derecha llama exiliados, que no son otra cosa que prófugos de la justicia, la mayoría de los cuales lo que han hecho es sumar agravantes a sus expedientes, pues desde donde están lo que han hecho es conspirar contra el estado de cosas que nos hemos dado la mayoría de los venezolanos.

Pero es que además hablan de que hay que acabar con la impunidad, ¿y entonces, en qué quedamos?, qué es lo que pretenden pues. Es la locura exacerbada que les hace decir tanta sandeces.

La ley debe aplicarse, si no queremos que se repita la historia en donde la anarquía le trajo a la patria costos incalculables.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1466 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: