Donde está la derecha endógena, aclaremos esto de una vez

Si bien es cierto que en política la palabra muchas veces no se corresponde con lo que se piensa, de igual manera es cierto que el revolucionario está obligado a romper digamos, esta tradición burguesa, los hechos deben estar perfectamente ligados y en perfecta coherencia con lo que se dice , piensa y actúa, de tal manera que el verbo suponer no está en la lista de preferencias del discurso de un revolucionario. Cuando se habla o refiere a un tema en particular y quiero profundizar en el mismo, se deben abordar de manera sólida y transparente las consecuencias de lo que se dice y afirma.

En el caso que nos ocupa es muy fácil determinar que existe una derecha endógena en el seno de la revolución, a veces dudo cuando esto se afirma de la sinceridad en la búsqueda de este fenómeno tantas veces trillado. Ahora bien, en todo conglomerado social y en especial el de tipo de organización política, existen y existirán tendencias una de mayor y otras de menor cuantía desde el punto de vista numérico y de trascendencia en el seno de dicha organización política. Muchas veces las intenciones cuando esto se afirma no se corresponden con la realidad y peor que ello, es el impacto que esto pueda ocasionar con más fuerza en el momento actual.

Muchas preguntas surgen a raíz de estas afirmaciones a veces temerarias y otras infundadas, no obstante, consideramos que el análisis de la realidad circundante nos obliga a ser cautos en esta separación de intenciones para no decir tendencias o posiciones, por ejemplo, la derecha y su significado tiene un significado trascendente en este momento de ataque de la derecha venezolana, por tanto se debe ser cuidadoso de no pecar de ingenuo o de mala intención cuando se toca este tema, al que recordar que el líder de la revolución bolivariana y socialista es el presidente de la República, debe ser el guía y a el debemos confianza, apego y apoyo incondicional, porque no hay otra salida que coadyuve a superar la presente circunstancia política, entre otras razones, porque el ataque además de feroz, viene acompañado de apoyo internacional nada mas y nada menos que del imperio norteamericano, de tal manera que afirmar sin sustento, sin nombres y solo por el análisis interesado y parcial de quien lo señala, no contribuye a la convergencia de las ideas y la defensa del proceso revolucionario, si queremos estar a un lado de la revolución por egos mal construidos y lejos de la realidad militante del día a día, estamos subvirtiendo el camino a construir, por cierto que hasta ahora nadie tiene en sus manos la receta exacta de lo que debe ser el futuro socialista de la patria, hay que construirlo y amansarlo en toda oportunidad, lo cual requiere de paciencia, voluntad y sabiduría, pero no, desde la comodidad al frente de una computadora, o de análisis superiores a nuestras propias capacidades interpretativas del momento histórico que vivimos.

El llamado es a la sindéresis positiva, en aras de apartar mecanismos no cónsonos con el sentir de la gran masa chavista y revolucionaria, insisto una vez mas, el socialismo no se decreta en base a la teoría revolucionaria que tenemos en las manos, es necesario el nivel de interpretación del ejercicio del poder y el control necesario de ese poder, dicho de otra manera, que las circunstancias actuales obligan a debatir sin tratar de imponer y auto endilgándose la posesión de la verdad del destino a aplicar.

Volviendo al tema que nos ocupa podemos afirmar sin temor a equivocarnos, que muchos camaradas que por muchas razones validas unas y otras no, sienten no ser tomados en cuenta, considerando que sus escritos y consejos no son considerados a ciencia cierta, reaccionando indebidamente o no proporcional a la contribución que debe emanar de sus pensamientos y análisis, la política como tal, lo sabemos, no es un juego para los revolucionarios, porque en ello se nos va la vida, de tal manera que juzgar a alguien de derecha endógena no se corresponde en el momento actual en el mecanismo de defensa que exige la patria, por tal motivo, a quien señala que hay una derecha endógena, déjese de pajas y señale con nombre propio de quien y de que se trata, lo exige, el compromiso que deben sostener, en caso contrario, callar es la mejor contribución al despegue del camino a andar.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1249 veces.



Rafael Febles

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a182918.htmlCd0NV CAC = Y co = US