Compañero Maduro, entienda por favor ¡¡ELLOS o NOSOTROS!! No hay otra posibilidad. Lo demás es masoquismo

La venezolana es sin duda una Revolución con la R blanda.

No hay otra manera de entender las decisiones del Gobierno Bolivariano, de los últimos meses, pero si es fácil constatar las consecuencias.

Éstas se vieron en las calles de Caracas y otras ciudades el día 12 de Febrero.

Quisieras trasmitirle mi sensación y más que analizar lo ocurrido, ver con sentido de la perspectiva, algunos aspectos de lo que creo, debería hacerse para evitarlo.

Respecto al Plan de Pacificación y Convivencia. Perdóneme compañero Maduro, pero me hace recordar a las Bulas, que hace casi 2000 años manejan los Papas Católicos, con el crucifijo en la mano, proponiendo la imposible reconciliación y convivencia, entre pobres y ricos, entre lobos y corderos.

Es el masoquismo hecho política, frente al sadismo de los poderosos. Pegadnos, que gozamos con vuestros golpes.

En el habla popular, hay frases hechas, muchas reflejan sabiduría, otras no resisten la realidad, dentro de estas últimas, esta aquella de que, “si uno no quiere, dos no pelean”.

Eso no es cierto, cuando uno está decidido a pelear, es inútil que el otro no quiera.

Este es el caso de la oposición de derecha venezolana, ellos están dispuestos a pelear, por la renta petrolera y los negocios que siempre manejaron Y el hecho que Usted les ofrezca la paz, solo les resulta risible.

Porque por el otro lado, contradictoriamente, su Gobierno Bolivariano, les da las armas a la oposición, para que esta se fortalezca y ataque con más furia.

Leyes y decretos como” Los precios Justos”, la Sicad repartiendo dólares, entre los más pudientes. La creación de Entes burocráticos para “controlar” la importación de los privados y el uso de las divisas por los oligarcas. Son los pertrechos de guerra que recibe la oligarquía para llevar adelante su siniestro plan.

Y no son ni mucho menos, las acciones, las leyes y el camino, que se corresponden a la Revolución Bolivariana, en marcha hacia el Socialismo del siglo 21.

La sangría de los Dólares alimenta al enemigo
Que le pasa al gobierno Bolivariano, compañero Maduro, que no puede entender algo tan simple, que es TOTALMENTE IMPOSIBLE, la convivencia pacífica con el enemigo, representado por la más odiosa, repulsiva oligarquía parasitaria y rentística de América Latina, que posee a Venezuela.

Si Señor… repito….que posee a Venezuela, no que Venezuela posee una oligarquía.
Y eso es así, porque de la renta del Petróleo, único ingreso real de Venezuela, la oligarquía se lleva el mayor porcentaje en forma de dólares, en una sangría permanente de las arcas del Estado, que hasta ahora no fue posible detener.

Y son esos dólares, que solo deben ser administrados y utilizados por el Estado, los que absurdamente, pasan a manos de los comerciantes y oligarcas, que con ellos obtienen las fabulosas ganancias, que fortalecen la Banca privada y los fondos privados, necesarios para golpear al Gobierno Revolucionario.
Sin hablar del apoyo irrestricto, que reciben del Imperio Yanqui, con el objeto de recuperar el petróleo en su totalidad, pues no se conforman con el porcentaje, que el Gobierno Bolivariano les devuelve, en forma de dólares.

Por vez numero…. insisto y sé que no soy el único que lo hace, Compañero Maduro, debe crearse un Ente Nacional ESTATAL que se ocupe del Comercio Exterior, en reemplazo de TODOS los Comerciantes importadores y exportadores privados, eso le asegurara, desde los precios justos, al control de la inflación, la provisión de alimentos y materias primas, de calidad, en precio y a tiempo.

Y sobre todo que ni un dólar, va a ser manejado por la oligarquía para fugarlo, como hasta ahora.

La Banca privada es ideal estatizarla, pero si eso Ud. considera, que eso no es posible ahora, por lo menos debe operar, solo con moneda nacional, los Bolívares.

Los Dólares para uso de los privados, solo deben ponerse a su disposición, para los viajes turísticos, de salud y estudio y muy controlados.

La Clase Media ejercito de la oligarquía

No es ningún misterio que el 12 de Febrero, en la calle los disturbios los ejecutaron, representantes de la clase media, la oligarquía solo los motorizo, como de costumbre.

La clase media es el ejército, que dispone la clase dominante oligarca, para golpear a los gobiernos, que intentan favorecer a las mayorías pauperizadas, de los trabajadores.

Así ocurre hoy en el mundo, en todos los lugares, donde se intenta enfrentar la presión explotadora, del Capitalismo, o la Banca Privada Internacional.

La casualidad de la renta petrolífera, hizo posible la constitución de una clase media en Venezuela, de las más parasitarias, dado que el país, no tiene desarrollada suficientemente la industria, que es donde las clases medias, encuentran trabajos y ocupaciones, más positivas que el comercio o la especulación.
Para desactivar la posición negativa, y anti socialista de la clase media, es necesario enfrentar, varios demonios simultáneamente.

El consumismo enfermizo empujado por la publicidad comercial, que liga la compra y el consumo con el status.
Las universidades, escuelas privadas y religiosas, son los lugares donde el capitalismo, siembra el veneno antipopular, y no deben ser subsidiadas, ni con un centavo de las Arcas del Gobierno.

Si son negocios privados capitalistas, que inviertan sus propietarios o el rico Vaticano incluido. De lo contrario que vaya a las escuelas públicas, escuelas, que deben ser apoyadas firmemente por el Gobierno.
No obstante hay en la Clase Media, elementos recuperables, para ello debería establecerse en el Gobierno, una Secretaria para atender exclusivamente, la relación con la clase media.
La Publicidad comercial y su incidencia

Es imprescindible regular, la cantidad de la publicidad comercial, que se emite, Dado que esta es la entrada de fondos, más importante de los medios de la derecha, para repartir su veneno ideológico.

Debe reducirse en mucho los tiempos, la frecuencia y la cantidad de publicidad, en la televisión y otros medios, y reducir así el grifo de ingresos más pernicioso que disponen los enemigos. Ese es otro aspecto clave, muy descuidado en Venezuela, sobre el que se apoya constantemente la oligarquía, y que empuja al consumismo, no solo de la clase media, sino también la de la clase trabajadora, tan responsable en el atraso, para elevar la conciencia de clase.

Si se enfrentan estos problemas, se podrá frenar la provocación, cuya escalada recién empieza y llegar a las elecciones futuras con fuerte apoyo, popular pues se les quitaran alguna de las armas, que poseen en este momento los enemigos, armas puestas en sus manos, desgraciadamente por el propio Gobierno Revolucionario Bolivariano.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3807 veces.



Hersh Zakheim

Lic. en organización de Empresas Industriales. Politólogo graduado en la ex URSS

 HZ.virtud@gmail.com

Visite el perfil de Hersh Zakheim para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a182174.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO