Tendría que plagiar a los sabios para escribir algo bonito (a los lectores y lectoras)

Definitivamente debo aceptar que soy bastante desconsiderado con los y las camaradas que le hacen seguimiento a mis escritos, y que muchas veces me envían correos electrónicos, para felicitarme y saludarme por las cosas que manifiesto en cada uno de ellos, amen de otros tantos muchos, que no me felicitan sino que, posiblemente por lógicas razones me insultan y; a los no tan camaradas pero que tal vez por curiosidad o por buscar un equilibrio en cuanto a la manifestaciones de criterios que realizamos y plasmamos algunos de los ESCRIBIDORES, en nuestra trinchera de luchas en la batalla de las ideas como lo es aporrea.org; diariamente; jamás les he manifestado agradecimiento por tan nobles gestos, aun incluyendo a los que me insultan, porque los insultos me hacen comprender, que no todo en la vida puede ser como nosotros queremos que el mundo sea, es decir, muchas e infinitas gracias a todo y cada unos de los lectores y las lectoras que han considerado hacerle seguimientos a nuestros escritos. Pero en otro orden de ideas, son buenas las críticas que nos hacen, porque nos hacen sentir como las leyes, que nos hacemos perfectibles, pero de mi no esperen milagros, no me manejo con tanta disciplina…en fin paso a otro tema. Saludos todos y a todas.

No obstante y en virtud de lo manifestado hoy debo referirme al hecho de algunas manifestaciones realizadas mediante correos electrónicos, en donde me solicitan que cambie mi forma y manera de redactar mis escritos, y la verdad, es que, cuando yo mismo paso a formar parte de la filas de mis lectores, me molesto con lo que estoy leyendo, porque no se ¿de donde carajo se puede sacar, tantas estupideces juntas? Y aparte de ello, con tanta mala ortografía, habiendo en la herramienta que utilizo para escribir mis bodrios, un sistema de corrección ortográfica; y me quedo meditando en la posibilidad de, para el próximo escrito, cambiar el estilo y la manera de expresarme, para caerle bien a los y las que me ha insultado, por mis groserías y mis cataratas de sandeces literarias; pero cuando lo he intentado, entonces los y las que nunca me han insultado; me ponen mi cruz a cuesta, es decir, el cuento de nunca acabar…”Si tu no me quieres me quiere la otra” jajajaja…

Ahora bien; algo se debe hacer para justificar mis palabrotas y mis escatológicas expresiones, y para ello…y con el permiso de mis demás lectores y lectoras, camaradas, y no camaradas…me voy a permitir citar el nombre de Manuel Reina Leal , seguro se preguntaran ¿Quién guebon es ese? Pues bien este pajuo, es unos de mis mejores panas con el cual sostuve mi primera coñaza cibernética, es decir, este camarada fue la primera persona con quien sostuve mi primera DISCUSIÓN VIRTUAL, y lo mas triste, es que con este carajo, casi todo los días nos la pasábamos hablando paja y conversando e intercambiando pareceres en las reuniones de la parroquia en que habitamos; pero yo no conocía su nombre, ni el sabia que el pajuo que redactaba los escritos que criticaba era yo, cuando descubrimos quienes éramos cada uno, de vainita no nos besamos. ¡sape! Lo muy cierto del caso, es que este camarada me facilitó un documento que en parte de su texto dice lo siguiente:

(…) Para mucha gente es evidente que el escritor debe escribir la verdad; es decir, no debe rechazarla ni ocultarla, ni deformarla. No debe doblegarse ante los poderosos; no debe engañar a los débiles. Pero es difícil resistir a los poderosos y muy provechoso engañar a los débiles. Incurrir en la desgracia ante los poderosos equivale a la renuncia, y renunciar al trabajo es renunciar al salario. Renunciar a la gloria de los poderosos significa frecuentemente renunciar a la gloria en general. Para todo ello se necesita mucho valor.

Cuando impera la represión más feroz gusta hablar de cosas grandes y nobles. Es entonces cuando se necesita valor para hablar de las cosas pequeñas y vulgares, como la alimentación y la vivienda de los obreros.

Por doquier aparece la consigna: «No hay pasión más noble que el amor al sacrificio».” (…) Bertolt Brecht.

De verdad, no sabría decirle que estaba pasando por la mente del señor Bertolt Brecht, al momento de redactar este documento, pero es evidente que hay una manifestación explicita en cuanto al hecho…extrapolando las cosas…de ser lo mas sinceros al momentos de manifestarnos, aceptando nuestras propias dudas y nuestros temores, al menos eso fue lo que pudo entender “El negro Chua” con todas y sus circunstancias, en este documentos…que aun no termino de leer…pero cuando me pongo al frente de la herramienta que utilizo para dar a conocer mis ideas y mis pensamientos, por medio de las paginas de comunicación alternativas, la verdad es que me olvido de que alguna vez tuve madre o padre, o familia, es decir, cuando me pongo a escribir, solo escribe “El negro Chua”, porque fue la persona que ha vivido las cosas que ha visto, porque el JESUS ISMAEL ESPINOZA, que se han venido acostumbrando a ver en la foto que publica la pagina de nuestra trinchera de lucha en la batalla de las ideas, es una especie de espantapájaros troglodita, que esta revolución le brindo la oportunidad de medio aprender una profesión; pero que su verdadera naturaleza es la de PUEBLO HUMILDE SIN SUMISION.

En tal sentido, y esperando la comprensión de las lectoras y los lectores, solo me resta expresarle mis mas sinceros y efusivos saludos y agradecimientos por sus felicitaciones, y también de igual manera agradecerle a los que me insultan porque al fin y al cabo, son los que nos permiten mejorar nuestras conductas y transformar nuestros pensamientos, pero de verdad, debo decirles a los que están esperando milagros, que se bajen de esa nube, porque para que este negro, llegue a escribir tan bonito tendría que plagiar a los sabios; y eso jamás va a suceder, porque “yo con mi arte tengo”… jajaja

SALUDOS, besos y abrazo… ¡cuidado! con una vaina Manuel Reina.

“EL NEGRO CHUA”


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1916 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: