Desde el Cerro El Gallo…

La Ciudad Comunal o Nada

En un análisis exhaustivo y autocrítico de la situación de la revolución en el país, podemos decir que en el marco de esta dura guerra económica, planteada por la ultraderecha mercantilista y los grandes dueños de los medios de producción en el país, lo que ha originado el acaparamiento, remarcaje y la usura, o robo descarado al pueblo, hemos perdido el rumbo o meta principal planteada por nuestro amado Comandante Eterno y Supremo Hugo Rafael Chávez Frías: la Ciudad Comunal o Nada.

Es como si nos alejamos tanto del objetivo principal, que el barco perdió la brújula. Pueblo y gobierno revolucionario en la calle en la búsqueda de los artículos de primera necesidad, tiempos en colas, bajo el inclemente sol, luego la lluvia, la ciudad oscurece, luego a casa, para de nuevo adentrarnos en la gran batalla alimentaria, todo esto nos ha hecho distraernos del fin principal: el pueblo como protagonista principal, “el poder es para el pueblo”, como tantas veces sentenció con su voz fuerte y cálida, llena de fuerza y valentía, “el poder es del pueblo, debemos darle toda la potestad al pueblo, es él quien merece todo nuestro esfuerzo”.

Ahora resulta, que todos, pueblo y gobierno, estamos envueltos en la madeja de “alimentación o nada”. Misión alimentación o nada. Esto debemos reconocerlo como una situación que se nos ha escapado de las manos, camaradas. No es fácil entender cómo el gobierno revolucionario no ha buscado forma de crear sus propios modelos de producción. Las fábricas revolucionarias de harina precocida, mantequilla, café, aceite. Esfuerzos diversos hizo el Comandante Chávez en vida, pero no fue suficiente. Hoy vemos como somos débiles ante los sectores empresariales de la derecha, cuando son ellos quienes esconden los alimentos y nosotros no nos damos abasto para proveer a toda la población de los productos de la cesta básica.

No reconocer esta realidad es tratar de tapar el sol con un dedo, camaradas. Tenemos fuertes debilidades en torno a la producción alimentaria. El Gigante Chávez nos alertó que estas Misiones Alimentarias eran estratégicas para el país, y si leemos al Che, siempre lo alertó: la producción del agro, de los productos alimentarios que el pueblo consume deben ser independientes del capitalismo, del mercantilismo, no es posible que nuestra alimentación esté en manos de personas inescrupulosas que no les importa que los niños consuman leche, que tengan la mantequilla, la harina precocida, porque es también un problema de conciencia. ¿Es que acaso que a estos mercantilistas y usureros de los alimentos del pueblo no les duele nuestros niños, adolescentes, la familia venezolana en general? ¿Qué tipo de conciencia tienen entonces? Están con los amos del valle, con los grandes terratenientes o con el pueblo llano, la misma clase media, que también compra en supermercados, abastos y bodegas?

Es un problema de ética, de valores, de patriotismo, de conciencia, no es posible que a un pequeño grupo de capitalistas sólo le interese la usura como forma de vida, mientras que millones de venezolanos hacen cola para obtener productos que antes jamás escasearon…

¿Por qué intentan cobrarle al pueblo pobre, a la clase trabajadora, a la gran masa obrera de este país que está y sigue con Chávez a través del gobierno del Presidente Nicolás Maduro?

¿Son capaces estos grupos económicos de atentar contra la alimentación de un inmenso pueblo de patriotas valientes? Será muy difícil que lo logren. Por parte de nuestro gobierno, es necesario, cuanto antes, fortalecer nuestros propios medios de producción alimentaria, sino vendrán duros golpes que nos seremos capaces de repeler, camaradas. Hay que poner atención en torno a este asunto de inaugurar fábricas de alimentos a un alto nivel, en el rubro de harina, leche en polvo, azúcar, arroz, mantequilla, pasta, entre otros. El gobierno debe fortalecer el agro y los fábricas de producción alimentaria cuanto antes. Se impone con urgencia contrarrestar esta “supuesta” crisis, inducida por estos pequeños grupos económicos que tienen el control de la producción alimentaria “por ahora”, como lo dijo aquel 4 de Febrero, Día de la Dignidad, el Comandante Eterno Hugo Chávez Frías…

¡Vamos todos toditos todos a fortalecer la producción alimentaria, la inauguración de fábricas de alimentos en todos los estados del país, somos mayoría, estamos preparados camaradas, debemos dar este paso al frente, la vanguardia revolucionaria se impone ante este intento de la ultraderecha fascista de acabar con los más pobres!...

¡No Pasarán, No Volverán Más Nunca a Apoderarse del Poder en nuestra Patria Bella que se llama Venezuela, Compatriotas! ¡Todos al Combate Revolucionario, Todos a la Lucha sin Cuartel en Contra de estos Especuladores, Remarcadores y todo tipo de pillos que intentan poner de rodillas al pueblo! ¡No lo Permitiremos Camaradas! ¡Pueblo y Soldados Leales a Chávez al Frente!...



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1264 veces.



Martha Sierra Corrales

Periodista (CNP: 20.206), Locutora y Productora Nacional Independiente con 28 años de experiencia. Locutora Profesional. Certificado MTC No.13.886. PNI según Minci No. 3.836. Escribe 3 Columnas Semanales y es moderadora del programa En Línea con Martha Sierra, Radio Caroní 740 AM L-V 6-8 PM.

 marthasierracorrales@hotmail.com      @MarthaSierra65

Visite el perfil de Martha Sierra Corrales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Martha Sierra Corrales

Martha Sierra Corrales

Más artículos de este autor