Costa Rica

La marcha y la contramarcha

Precedida por una intensa campaña publicitaria por radio, prensa y televisión a favor del TLC, a costos millonarios y orquestada por los sectores empresariales de Costa Rica, el pasado jueves 24 de noviembre desfilaron por la avenida segunda de la capital costarricense, trabajadores y empleados, en su mayoría de empresas transnacionales, figuras del mundo empresarial y de la derecha económica y representantes de los partidos políticos apuntados en la instauración del nuevo modelo de dependencia que propone el TLC negociado, en unión con el resto de los países del área, con los Estados Unidos.
El intento por generar un contraste con la marcha victoriosa del movimiento social costarricense del pasado 17 de noviembre, no les resultó, no obstante los recursos de movilización y organización desplegados por los sectores interesados en el refrendo del TLC por parte del parlamento costarricense.

La consigna lanzada meses atrás por las principales centrales sindicales del país, organizaciones sociales y federaciones estudiantiles, en cuanto a que “la suerte del TLC se decidirá en la calle”, que mereció una reacción encadenada de los principales medios de información, analistas políticos de oficio y representantes del gran capital, reclamando el respeto a los márgenes de legalidad vigente en el país, y al “sacrosanto estado de derecho”, tuvo que ser asumida por los sectores empresariales, lanzando todos sus recursos de convocatoria y de manipulación de sectores de trabajadores, sobre todo empleados de las transnacionales establecidas en el país, para ocupar las calles de la capital, según sus intenciones, con el objetivo de reclamar el refrendo legislativo del TLC.

La capacidad de movilización de los sectores opuestos al TLC ha quedado en evidencia ante el país, a pesar de que todos los medios de información, alineados en un coro de intereses supranacionales, han acudido a todos los recursos gráficos y de análisis posibles, para demostrar, que la movilización de los sectores a favor del TLC, dentro de su propia fantasía y capacidad de manipulación, han logrado movilizar una cantidad tal, que se ha producido “un empate técnico”. El reconocimiento de tal situación, el “empate técnico” en las calles, es una evidencia de su derrota en términos políticos y una demostración de que la campaña publicitaria orquestada durante los últimos meses, por los sectores empresariales y la derecha económica, para venderle al país el TLC, no logró los objetivos esperados.

Nuevamente las cúpulas empresariales, intermediarios del capital transnacional y los partidos políticos interesados en la ratificación del TLC por el parlamento del país, cometen el error de ignorar el mensaje de los sectores organizados del pueblo, que en forma masiva se hizo presente en la principal arteria de la ciudad capital, para manifestar su rechazo al TLC, el pasado jueves 17 de noviembre.

Al margen del trámite parlamentario, en cuya instancia no le corren buenos aires a la iniciativa de ratificación del TLC, la presión del movimiento popular se hará sentir nuevamente en las calles, robustecida aún más por la incorporación paulatina de amplios sectores sociales, convencidos de los riesgos a que se verá expuesta la sociedad costarricense, en la eventualidad de que los sectores empresariales y la derecha económica y política del país, logre imponer su voluntad en el parlamento costarricense.

La puesta en escena del TLC en la coyuntura electoral que vive el país complica aún más las posibilidades de una pronta ratificación del tratado. El efecto de polarización que se ha presentado en el seno de la sociedad costarricense ante el TLC, amarra las capacidades de maniobra de los partidos políticos que asumen como parte de su propuesta electoral los contenidos y objetivos del Tratado de Libre Comercio, por lo que visto de otra manera, los convierte en prisioneros de una propuesta de transformación de la economía, que poco tiene que ver con los mejores intereses del país y más con un proceso de apertura, que está en la ruta de favorecer los intereses del gran capital internacional.

fedepuko@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2183 veces.



Federico Picado


Visite el perfil de Federico Picado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Federico Picado

Federico Picado

Más artículos de este autor


Notas relacionadas