¿Para donde vamos?

Este es el gran debate en el seno de los revolucionarios! Vamos en el camino de la restauración y el plagio del original Plan de la Patria por uno salido de la Asamblea Nacional que formaliza la alianza con la burguesía criolla como lo denuncia Toby Valderrama en Aporrea? O estamos entrampados entre la estructura capitalista del poder y el encontrar nuestro propio camino para transitar hacia el Socialismo Ético, Productivo y Bolivariano?

Es una discusión medular que sólo se está librando en los medios públicos y en algunas redes sociales, pero no es un debate convocado públicamente para esclarecer el camino de forma colectiva, pues en 15 años no se ha creado tan importante espacio. No hay proceso revolucionario sin la crítica y la autocrítica y lo irónico es que a quienes apenas disentimos, los intolerantes y sectarios que abundan enseguida empiezan a lanzarnos epítetos y descalificativos; a Toby, a quien conozco desde hace años, lo menos que le han dicho es espía de la CIA, entre otras perlas.

Lo cierto es que en esta etapa de transición hacia el socialismo es muy poco lo que hemos hecho para construir el Socialismo y en lo poco que se ha ensayado los resultados han sido catastróficos, sólo posibles por la inmensa renta petrolera que recibe nuestro país. El impulso de las cooperativas resultó un fiasco, los fundos zamoranos ya casi ni existen, los desarrollos endógenos sólo sirvieron para engrosar los miles de millones robados y despilfarrados, las empresas socialistas, en el mejor de los casos, sólo mantienen la producción y en el peor, están por debajo de sus capacidad instalada, las nacionalizaciones resultaron un desastre, lo de las empresas básicas en Guayana es una bomba de tiempo por la conflictividad laboral y una vergüenza en metas de producción, lo mismo pasa con las empresas del Cemento, las excepciones son CANTV y Lácteos Los Andes.

Para quienes despachan este debate con lugares comunes les advierto: los desafíos teóricos en este campo son impresionantes y existe muy poca literatura sobre los problemas teóricos que debemos resolver, sobre una manejo revolucionario de la Renta Petrolera no existe casi nada, sobre el mercado de capital y el mundo financiero global tampoco y peor aún nuestra discusión sigue entrampada en si para construir el Socialismo, el Estado debe ser dueño de los medios de producción, un camino que todos los países socialista empezaron a desandar incluyendo CUBA a finales del siglo pasado.

Nuestro debate debe ser esclarecedor, pero franco y sincero, debemos evaluar nuestras experiencias descarnadamente, presentar un balance después de 15 años es imperativo, la inversión social es una deuda que debemos saldar con nuestro pueblo, pero eso no basta, estamos obligados a producir, desde PDVSA hasta POLAR tienen estancadas su producción. Además debemos crear las bases teóricas y prácticas de un modelo que maximice la producción con un profundo respeto a la condición humana de los trabajadores y a la preservación del medio ambiente y su entorno social, extendiendo la distribución de los beneficios individuales y colectivos. Socialismo Ético y Productivo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1567 veces.



Willian Rodríguez


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: