De nuevo sobre la Pena de Muerte

A raíz del hasta ahora ,inexplicable asesinato de Monica Spear y su pareja se pone nuevamente sobre el tapete el tema de la pena de muerte. Yo estoy de acuerdo con la pena de muerte desde hace años y aquí lo hemos discutido varia veces. Los invito a despojarse de prejuicios y de la indignación causada por este hecho, para discutir fríamente y sin que las pasiones nos dominen, sobre la pena de muerte: 


Consciente del clima de inseguridad en que nos hacen vivir los medios de comunicación privados y de la urgente necesidad de enfrentar la situación, hacemos publica las siguientes consideraciones y propuestas, para que sean discutidas de manera transparente por la sociedad venezolana en todos los foros y escenarios posibles: 

1-)Consideramos que la delincuencia de origen social, es decir, la que actúa impulsada por su situación económica precaria, no es de las mismas características , ni es la misma proporción que en épocas pasadas. 


Esa delincuencia congénita e inherente a las condiciones sociales y a los valores del capitalismo ha bajado, en la misma proporción, en que ha avanzado la construcción del socialismo y ha disminuido la miseria. 

Sin embargo; 

Se han desbordado los delitos, de una delincuencia que no proviene originalmente de sectores sociales empobrecidos, , dispone de muchos recursos económicos, financieros que está muy bien organizada y extiende sus tentáculos, hacia todos los ámbitos de nuestra sociedad. 


Da la impresión de que, la fuente financiera principal de ese crimen organizado, es el narcotráfico. Sin menospreciar a otros sectores como la legalización de capitales a través del sistema financiero privado, los casinos y juegos de envite y azar o el mercado negro de dólares. 

Su imperio abarca, desde nuestro sistema penitenciario y el poder judicial ,donde sustituyo a la famosas “tribus” de jueces y abogados por mafias de asesinos, ( Los llamados Pranes) que le aplican a nuestros jueces, fiscales del ministerio publico y funcionarios de todos los niveles, la instrucción de la doctrina implantada por los zares colombianos del narcotráfico “ o plata o plomo” 

Por eso, los funcionarios que no aceptan sobornos, los dirigentes sindicales consecuentes, (como es el caso de la construcción) los luchadores por la tierra, (como en el Zulia) los asesinan, tal como hacían en Colombia los capos de la droga con quienes se negaban a “colaborar” con ellos. 

Nuestras policías y nuestros partidos políticos, los medios de comunicación muestran signos evidentes de estar infectados por ese virus. 

Por eso reconsideramos que debemos tomar medidas urgentes y contundentes para ponerle un parao a este tipo de criminalidad que invade nuestra patria y nuestra sociedad 

a-) Es necesario aumentar la severidad de muchas sanciones y de las penas de nuestro código penal y al mismo tiempo establecer mediante leyes y decretos una vigilancia institucional con la participación directa del pueblo, dotando a los ciudadanos, de instrumentos legales que le permitan ejercer una controlaría social sobre los fiscales del ministerio público, los jueces y sobre las policías…de manera que el atraso de los juicios no se convierta en una forma de impunidad y en una fuente de corrupción de jueces, fiscales y policías. También es necesario establecer las vías expeditas para procesar denuncias sobre cualquier delito de manera que se obtenga respuesta inmediata de las autoridades. Muchos delincuentes se amparan en el temor a las represalias contra los denunciantes muchas veces de parte de las mismas autoridades. 

Creemos que la iniciativa de una policía nacional es buena y debe ser implementada lo más pronto posible. Incorporando, activamente a los ciudadanos en las labores propias de la investigación y la inteligencia policial. 

La vida es un derecho sagrado… que cualquier revolución debe respetar y hacer que la respeten; pero mientras el estado y el gobierno venezolano la defienden con todo los recursos que tiene; 
Esta mafias, estas corporaciones del crimen y el narcotráfico, se asesinan entre si amparadas en una impunidad que nos avergüenza a todos y colateralmente, caen asesinados ciudadanos inocentes, niños ancianos y mujeres. 


Mientras le aplican la pena de muerte a cualquiera de nuestros ciudadanos, mientras cualquier asesino contrata un sicario y condena a muerte a un adversario, o un policía le aplica la ley de fuga a cualquiera en nuestros barrios, en muchos casos con la complicidad y el beneplácito de sectores sociales, económicos y políticos, nacionales y extranjeros; el pueblo no dispone de una ley que le impida a estos sectores aplicar la pena de muerte a quien se les antoje. 


Desde luchadores sociales, sindicalistas hasta adversarios políticos, competidores comerciales, acreedores, deudores morosos o invasores de territorios dominados por bandas de traficantes son juzgados y condenados a la pena de muerte, por estos sindicatos del crimen y el tráfico de drogas. 

Estas guerras entre mafias por un territorio, que no es de ellos; que es de la gente, de los vecinos, de los niños y los ancianos, de los deportistas, de los transeúntes, de los caminantes; es necesario, es urgente detenerla como sea. 

2-)Por eso, aun en contra de nuestros principios humanistas, nos atrevemos a proponer se estudie y se debata, públicamente con sus pro y sus contra, la posibilidad de modificar la constitución, para establecer la pena de muerte de manera temporal…por cinco o diez años, solo para los asesinatos relacionados con el narcotráfico y el sicariato. 

Sabemos los riesgos que se asumen, incluso el que estas mafias nos pongan en su mira asesina, pero nuestra gente está desesperada frente al problema de la criminalidad desbordada, el cual es mediáticamente manipulado, exagerado, y convertido en un instrumento político que es utilizado como parte de la campaña sucia en contra del gobierno. 

3- ) Al mismo le proponemos a los medios de comunicación que dejen de ser parte del problema y se sumen a un esfuerzo colectivo para que entre todos enfrentemos este problema. Cuando informen sobre hechos delictivos, no lo promocionen como una acción contra el gobierno, porque terminan haciendo una apología del delito y convierten al delincuente en activista político, en un héroe que lucha contra del gobierno. 


Se puede trasmitir la noticia de manera veras sin tergiversar la ni convertirla en una campaña electoral, que mantiene aterrorizada a gran parte de la población y las obliga a vivir encerradas entre las rejas de su propio hogar 


Por más esfuerzos que el gobierno haga, no podrá resolver, por si mismo, y sin la participación del pueblo, el problema de esta delincuencia, organizada, terrorista. Que ya no delinque para subsistir o para obtener riquezas; lo hace para asesinar y con un fin político. 


Para luchar por nuestras calles, por nuestras plazas, por nuestras diversiones, por nuestra paz y tranquilidad… 
Nosotros desde nuestras trincheras enfrentaremos esa criminalidad organizada y auspiciada desde sectores que conspiran en contra de Venezuela, desenmascarando y denunciando a la impunidad, y a la complicidad de los funcionarios públicos venales. 


Patria y socialismo no tenemos otra opción.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1772 veces.



José Machete


Visite el perfil de José Machete para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: