¿Tenemos presidente?

La pregunta puede parecer insolente, pero no nos vendría mal una reflexión al respecto.

La mayoría de nosotros sabemos que tenemos presidente, si hasta el gobernador de Miranda Henrique Capriles lo acaba de reconocer hoy día, al asistir a la reunión urgente de Miraflores por la inseguridad.

Pero la interrogante tal vez es necesaria, más que nada por los momentos críticos que les ha tocado sortear en estos tiempos a nuestro jefe de estado, los cuales no son ninguna papita pelada.

Vamos por parte:

A los dos meses de estar en su cargo, ya comenzaba a demostrar de la madera que estaba hecho…

Destituyo a dos funcionarios que él mismo había nombrado (uno en tierras y el otro de la presidencia del Alba), donde es necesario hacer notar que no llegaron a cumplir 60 días en sus cargos.

Más adelante y sin titubeos a la presidente del banco Central al poco tiempo de ser juramentada.

Sin detenernos a analizar las razones de dichas destituciones, es importante resaltar la decisión tomada, que a todas luces lucia como nada fácil.

No sé si a ustedes, pero a mí me parecieron positivas dichas acciones, porque las mismas nos hablaban por si solas que a la hora de tomar una radical decisión no le temblaba el pulso.

 A fines de noviembre, augurando lo que le vendría encima a los flacuchentos churupos  de los compañeros de escasos recursos (en lo que respecta con sus utilidades), arremetió de manera firme, contra los comerciantes especuladores y usureros que asfixian a nuestro pueblo.

¡Con errores! , pero no dudó al momento de tomar dicha resolución, en algo si se quiere, muy escabroso.

También se atrevió a dar la orden de tumbar aviones del narcotráfico, que sobrevolaran territorio venezolano, poniendo de una, su pecho como único escudo, ante la riesgosa acción, (lo que para nadie es un secreto), de hacerle la vida chiquita a los carteles de la droga de México y Colombia, a sabiendas de su gigantesco poder, donde sus tentáculos llegan a políticos y militares de gran parte del orbe.

Hoy, no nos deja ninguna duda de su valentía y decisión, con sus palabras más que concluyentes:

"Quien quiera venir a matar va a tener de respuesta mano de hierro, con la autoridad democrática, con la constitución en la mano" (por el lamentable caso de la muerte de la actriz de televisión en la autopista de la muerte de Puerto Cabello- Valencia).

Sin lugar a dudas que tenemos presidente, y tal vez es el momento que todos los venezolanos hagamos un paréntesis en nuestra lucha diaria sin descanso, y que nos pongamos a trabajar todos juntos, codo a codo, para sacar a nuestro país adelante, para situarlo en el pedestal que todos soñamos.

Porque no es posible pensar que tenemos la mitad del país que es fascista, porque todos sabemos que no es cierto, ya que el gran conglomerado de compatriotas que nos adversan, tienen el mismo derecho que nosotros de pensar diferente. Existen radicales, ¡Claro que existen!, como también existen de nuestro lado.

Pero tal vez la mejor manera de salir adelante es intentar hacerlo todos juntos…

Así lo entiende nuestro presidente y por eso su convocatoria…

Sin condiciones y sin decisiones de cogollos partidistas, con mucha humildad.

Como nos dijo Simón el hombre adelantado en su tiempo:

“Si mi muerte contribuye a que cesen los partidos y se consolide la unión, yo bajare tranquilo al  sepulcro” Simón Bolívar………………………………



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1207 veces.



José Varela


Visite el perfil de José Varela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a179708.htmlCd0NV CAC = Y co = US