(Gran Misión Vivienda)

Quizás el camino más largo a la felicidad, es la esperanza

Es muy probable, que alguien llegue a pensar, que este no es el momento para expresar algunas cosas tan desagradable, pero a la razón de la conciencia de los que padecemos la desdicha, de solo ser simples observadores de las aplicación de algunas políticas por parte de los que ostenta en los actuales momentos algo de poder; los tiempos, los momentos, los espacios  y los lugares, son objetivos comunes para la “SANA CRITICA”, porque como estamos destinados a vivir y sobrevivir con los colmillos del perro de la necesidad, enterrados en lo más profundo de nuestras almas; por aquello de la impotencia, no nos queda otra cosa, que aterrizar en esta nuestra trinchera de lucha en la batalla de la ideas, como lo es aporrea.org; a esgrimir los argumentos más abyectos en contra de nuestras autoridades revolucionarias, para que por lo menos, aunque sea por el hecho de desacreditarnos, se aboque a la tarea, de darle respuestas simples y sencillas, a la fe y la esperanza, que tenemos los miles de familias, que por no pertenecer, a un entorno de acomodados ministros, no se nos SIMPLIFICAN las diligencias en LOS TRAMITES de la ADMINSTRACION PUBLICA.

Con la creación de esta magnífica y maravillosa Gran Misión Vivienda  Venezuela, creada, inventada, diseñada, confeccionada y puesta en ejecución, por ese ser supremo denominado sobrevenidamente  como: “Nuestro Glorioso Eterno Amado Gigante” como es HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRIAS; a todos los venezolanos y las venezolanas, que no poseemos vivienda, se nos abrió un sendero seguro a la esperanza de llegar a poseer y el más corto de los tiempos, una vivienda digna, acorde con nuestras capacidades de pago; y con el llamado que realizo EL COMANDANTE ETERNO para que; las personas que no poseyeran vivienda propia se registraran en una base de dato, para mediante una clasificación posterior, le fueran asignada una vivienda digna, acudimos masivamente, una gran cantidad de personas como representantes de un núcleo familiar, para de esa forma poder aspirar, en el más corto tiempo, a ser favorecido con la adjudicación de una vivienda…Hasta ahí, todo está muy bien, y la verdad, es que me regocijo y me emociona cuando veo, que más de quinientas mil familias, les han adjudicado un vivienda digna…peeeeerooo ¡que baile! Verdad Perucho  Conde.

Resulta; que por esas cosas extraña de la vida, y como ya lo hemos manifestado en escritos anteriores, dentro de nuestras comunidades, contamos con una enorme cantidad de personas, que por circunstancias miles, están muy cerquita de las personas que ostentan  algunos cargos dentro de la administración pública, y para desgracias de algunos de ellos, me refiero a los  y a las vices X, Y, Z, algunos de esos personajes que están cerquita, son amigos de algunos amigos, y se cuela la información desagradable…como por ejemplo; les voy a referir, algo, que escuche con mis propios oídos, es decir, nadie me echo el chisme. Cito

Asamblea Nacional: “En una oportunidad llego un amigo del diputado fulanito de tal (ahorita en el BCV), y le solicito que lo ayudara para la adjudicación de un apartamento; y el diputado fulanito de tal, llamo al ministro (de ese entonces) y le pidió que lo apoyara en eso, y el ministro (de ese entonces) acepto apoyar al amigo del diputado fulanito de tal…Con el correr del tiempo el diputado fulanito de tal, fue nombrado ministro, y debido a sus compromisos tuvo que viajar a Rusia; y el amigo del diputado (ahora ministro) fulanito del tal, se presento ante la secretaria del ahora flamante ministro, solicitándole información de su asunto, y resulto, la señora secretaria del ahora ministro fulanito de tal; la vivienda que le habían adjudicado al amigo del ahora ministro fulanito de tal, le entrego el apartamento a un familiar suyo de ella. Cuando regreso el ahora ministro fulanito de tal, a reclamarle a la señora secretaria, resulto paso y sucedió, que la señorita secretaria, al parecer mandaba más que el señor diputado ahora ministro FULANITO DE TAL.

Es muy probable, que por estas cosas expresadas, referidas y manifestadas, la vida a la adjudicación, de una vivienda digna para mi familia, se me haga cuesta arriba, pero es una de la única forma que tengo y conozco para llamar la atención de los que tienen la responsabilidad de hacerle la vida más llevadera a miles de familias que; basados en la fe y la esperanza, de que la justicia de Dios, tarda pero llega, esperan ser beneficiadas con una vivienda digna, sin tener que pasar por los filtros del compadrazgo, el amiguismo y el oportunismo de los que trafican con la miseria humana…y si me van a llamar resentido, por favor, háganlo con el mismo respeto que utilice al referirme al diputado ahora ministro FULANITO DE TAL.

Cuando la desesperación, toca a las puertas del mendigo el hambre pasa a segundo plano…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1399 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: