"La batalla final será en Miraflores"... y así fue en 2013

Once años después, algunos de los voceros del golpismo del 11 de abril del 2002 volvieron a Miraflores, ahora a morder el polvo de la derrota en la batalla final del 2013, en esta oportunidad invitados por el Presidente en el inicio de una gran e inteligente ofensiva política; la arrogancia de Ledezma y Falcón en la reunión ( 18-D), fue una señal de que estos personajes aun no realizan una lectura acertada de la realidad venezolana, se niegan a aceptar que el chavismo es una fuerza social en consolidación, mucho más allá de una fuerza electoral.

En el 2002, el Nacional titulaba: “La batalla final será en Miraflores”, ese histórico titular desplegado por la canalla mediática de la derecha se hizo realidad en el 2013, y al igual que en el 2002, la derecha y sus dueños imperiales probaron el amargo sabor de la derrota. Es así como, el 18-D, en Miraflores, se consumó la estocada final en este año 2013, a 10 días de la última victoria de las fuerzas bolivarianas en las elecciones municipales.

La tragedia del candidato perdedor se inició el 7-O, año 2012 (derrotado por el gigante e invencible Chávez), siguió el 14-A del 2013 (derrotado por Maduro); 8-D del 2013(derrotada la estrategia plebiscitaria por Presidente Obrero y su accionar contra la guerra económica) y el 18-D, derrotados de nuevo por el Presidente Maduro en Miraflores, en una de sus más brillantes actuaciones como diplomático, político y estadista; en el lapso de un año y dos meses la oposición, arrastrada por el asaltante de embajadas terminó bateando de 4-0, esto ocurre cuando muchos analistas presagiaban la caída de Maduro ante la guerra económica, cuyas señales principales se concentraban en desabastecimiento, inflación y estancamiento económico.

El frio de una nueva derrota se le avecina a derecha venezolana, sobre todo, si se aprietan más tuercas en el abatimiento de la guerra económica; no podemos ocultar que los grandes éxitos de la revolución en lo político y social marca una pauta que nadie en su sano juicio puede negar; pero en lo económico y cultural no se ha tenido el éxito acorde con los avances políticos y sociales, más por los auto goles en lo económico, que por la acción directa de la oposición.

Sobre el tema económico insisto que el Presidente debe promover un gran debate nacional sobre el modelo productivo para la transición al socialismo, con las participación del poder popular, todas las instancias del poder ejecutivo( local, regional y nacional), el poder legislativo a todos los niveles y los expertos que apoyan la causa bolivariana, por supuesto realizando un balance sobre nuestra actuación en la materia económica, lo cual no es solo un deber, sino una obligación de quien se precie ser revolucionario.

Si algún tema debe ser debatido ampliamente con la participación del pueblo es el tema económico, entre otras razones porque si bien es cierto la burguesía perdió el poder político, no ha perdido el poder económico, lo que ha llevado al hecho innegable de que ahora tenemos un país más rentista y capitalista que en 1999, con aparato productivo que en la última década se recompuso a favor de la gran burguesía nacional.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2352 veces.



Roger Lázaro


Visite el perfil de Roger Lázaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: