Un milagro llamado DAKA

Transcurría noviembre de 2.004, la noticia que ocupaba los titulares era el asesinato del Fiscal Danilo Anderson, en una mesa en el extremo derecho de un restaurant de élite de Punto Fijo tres hombres compartían un almuerzo a la carté como diría mi amigo Quintín Navarro, el caminador de la Pampa Paraguanera, realmente no compartían, uno llevaba la batuta de la conversación, los otros dos eran buenos escuchas, mientras hincaban un Pepper Steak término medio, adornado con una ensalada César.

El expositor era el Dueño de la tiendita DAKA ubicada en la Avenida Bolívar en pleno centro de Punto Fijo, dedicado principalmente a la venta de línea blanca, los escuchas eran J.L Naranjo, Presidente de Corpotulipa y Napoleón Pérez del área de turismo del Gabinete del recién re electo Gobernador Jesús Montilla, el tema de la exposición eran los planes de inversión de DAKA quienes se proponían construir un almacén en la entrada de Punto Fijo, terminó el almuerzo-exposición con el religioso café y los caramelos de menta para borrar cualquier vestigio llamativo y como dice la canción de Serrat vuelve el rico a su riqueza, el pobre a su pobreza y el señor cura a la iglesia, cada quien a lo suyo. En  Diciembre Daka continuó sus operaciones en la calle Bolívar recibiendo la visita en tropel de maracuchos y andinos y los obreros de Punto Fijo amarra que amarra cajas, pero a los efectos de construcción diciembre es un mes muerto y los planes expuestos por el dueño de Daka debieron esperar hasta mediados de Febrero 2005 para iniciar el movimiento de tierras en la Curva de Sabino, movimiento que por la topografía paraguanera no requiere de mucha maquinaria, entre discusión y discusión con los dirigentes sindicales se inauguran las nuevas instalaciones y ya para Diciembre 2.005 se inician las operaciones de la nueva tienda.

Han transcurrido 7 años y hoy vemos con asombro que aquella exposición durante un almuerzo dio origen a Daka en Valencia, Daka en Boleíta, Distrito Capital (El diario El Carabobeño tituló en un día tan radiante inauguración), Daka Barquisimeto y Daka en Panamá (a esta inauguración asistieron Millán y Archila los que quebraron Banco Real y Banorte), eso parece un milagro, la multiplicación de las sucursales, ¿el Cómo lo hicieron? Q ue venía plateándome desde hace varios años ha sido respondido por el Presidente Nicolás Maduro.

DAKA es un milagro, pero no de Dios, de una manera de hacer negocios.

Referencias http://www.aporrea.org/actualidad/n239685.html

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3298 veces.



Jesús Borges


Visite el perfil de Jesús Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas