La medicina: ¿peor que la enfermedad?

Una gaviota descendió en un suburbio de la capital de Lu. El marqués de Lu le dio la bienvenida y la festejó en el templo, disponiendo para ella la mejor música y los más importantes sacrificios. Pero el ave estaba aturdida y parecía bien triste, no atreviéndose a tragar un bocado de carne o una sola copa de vino. Al cabo de tres días, murió.

Comentario: El marqués de Lu agasajó a la gaviota como a él le gustaba ser agasajado y no como a ella le habría gustado.
(Zhuang Zi. El Pájaro víctima de la bondad.Fabula China)

Ha pocos días, la compatriota Yabeth, me comentaba que siendo ella admiradora de Cristo y además no perteneciendo a la clase adinerada, no veía contradicción en apoyar y luchar por los principios básicos del socialismo, pero que sin embargo, a veces ha dudado a la hora de sufragar por dicha opción, a pesar que reconoce que con el liderazgo de Chávez, han habido cambios favorables para Venezuela en estos últimos 13 años.

Ante tan aparente contradicción, a continuación le solicité a mi entrañable amiga, me dijese cuales son las observaciones que tanto la hacen dudar sobre el gobierno de tendencia socialista venezolano, por lo que a continuación me contó a modo de desahogo y con inquietantes interrogantes lo que sigue:

• Cada vez que voy a comprar una medicina u otro bien de primera necesidad, lo consigo con un precio cada día más elevado, que en la mayoría de los casos supera el 100 % del año anterior. Adicional, algunos de estos bienes no se consiguen en el mercado ¿Es que a los empresarios no se le otorgan dólares o es que estos los disponen para revenderlos en el mercado oculto? ¿Dónde han estado en estos últimos años CADIVI, BCV, INDEPABIS y otras instituciones que directa o indirectamente tienen que ver con las mercancías que se importan y se comercializan con US $ preferenciales? ¿Se ha venido cruzando la información entre estas instituciones?

• Me he enterado que muchos productos, entre ellos las medicinas reguladas a precios muy bajos, son vendidas al mayor por algunas farmacias y droguerías a intermediarios las que llevan a los países fronterizos, donde luego le aumentan el precio hasta en un 400% para luego venderlas en Venezuela ¿Por qué se ha dejado que este cáncer empresarial avance tanto? ¿Por qué tenemos que permitir que nuestras medicinas reguladas se las lleven para Colombia y luego nos las vendan a precio tan altos?

• El Estado por medio de sus distribuidoras de alimentos, realiza operativos, siendo que las colas que se arman hacen que los consumidores perdamos casi hasta un día de nuestro tiempo para poder adquirir algunos de los productos regulados. Lo que más llama la atención es que generalmente tienen una o dos cajas registradoras para cobrar, lo que hace que la gente se fatigue de tanto esperar o sencillamente se retiren de la cola. El colmo es que después de haber pasado 5 o 6 horas en cola, los expendedores le informan que ya la mercancía que Ud. busca se terminó ¿Es que los que dirigen o coordinan a PEDEVAL, MERCAL y similares son amigos del Marques de Sade? o es que ¿les cuesta entender que si colocaran unas diez cajer@s o más, la “cola” disminuiría y se evitaría que muchos usuarios regresen a sus casas con tan alto descontento que posiblemente no vuelvan más a semejante tortura ¿Este remedio al acaparamiento y la especulación transmite felicidad y confianza en el gobierno bolivariano)? ¿Es muy difícil entender que el país pierde de producir, al gastar innecesariamente miles de horas hombre con muy pocos resultados? ¿Es que los dueños de los supermercados privados se han vuelto locos que a veces tienen hasta 10 cobradoras trabajando en varios turnos? ¿Por qué en vez de sacrificar tanto tiempo de la gente, no le brindamos un poco de felicidad sin tanta complicación y angustia?

• En la ciudad de Maracay, ya casi no se puede utilizar el carro particular, toda vez que los huecos en la mayoría de las calles es insoportable ¿Qué funcionario se responsabiliza por el destrozo de los vehículos que transitan esta capital?

• Los servicios sanitarios públicos, incluyendo los del Estado, en su mayoría carecen de los insumos y comodidades indispensables, siendo su higiene de muy baja calidad ¿Dónde esta el M.P.P. para la Salud, los organismos municipales y estadales que garanticen un servicio digno para los trabajadores y pueblo en general? ¿Es que los pobres no tenemos derecho a ser tratados dignamente? ¿Por qué se omite sancionar a los empresarios y funcionarios culpables de tanta desidia?

• Ayer mi hermano trabajador en una oficina pública fue sancionado por llegar tarde, pero el me cuenta que alguna gente que se autocalifica de “chavista” y otros que son contrarrevolucionarios, hacen a diario actos negligentes o de corrupción y sin embargo no hay un seguimiento de sus fechorías ni muchos menos se les sanciona con la severidad pertinente ¿Se está seguro que lo que garantiza una excelente gerencia es el marcar tarjetas a tiempo o más bien es el trabajar con eficiencia, eficacia, economía y honestidad? ¿Es la esencia del socialismo lo formal o más bien es el contenido acompañado con excelentes resultados?

• Hace poco fue atropellado un señor de la tercera edad por un vehículo que no respetó las señales de tránsito, increíblemente no hubo ninguna autoridad que interviniera ¿Por qué la mayoría de los vigilantes y policías actúan como si nunca han visto nada? ¿Es que sienten temor de aplicar la Ley de tránsito y similares?

• Aunque vivo en el este de la ciudad (Baruta), ya la basura llega a extremos indeseables. Lo putrefacto contamina todo el ambiente. También me dicen que en el oeste la situación es parecida en algunas zonas ¿Es muy difícil sancionar a los responsables de tanta desidia?

• Cuando profesores como Vladimir Acosta y Luis Britto García dicen que los empresarios y sus amigos siguen ganando mucho dinero a costa de una economía rentista con baja imposición tributaria y que en muy poco el gobierno bolivariano les ha tocado sus intereses, me pregunto ¿Es esta una revolución o un proyecto socialdemócrata que no atreve a tocar las altas ganancias de las transnacionales y de los empresarios nacionales?

• No han pasado tres días, cuando me llamó un hermano desde la ciudad de San Cristóbal y me informó que el “negocito” de viajar a Colombia a cambiar dólares preferenciales-raspar tarjetas- ha continuado como si nada estuviese pasando ¿Dónde están las autoridades competentes para controlar y penar a estos delincuentes? ¿Quién quedaría encargado de penalizar a los funcionarios corruptos?

• Hace poco me enteré que a unos contrabandistas y acaparadores los tomaron con “las manos en la masa” y el castigo fue ofrecerles pagarles la mercancía a precio normal ¿Estamos o no ante la institucionalización de una impunidad descarada?

• Cuando venía en el metro, escuché a una señora que le decía a su amiga, mira chica, no pude lo que te ofrecí por que ahora el gobierno reguló el horario de trabajo y el negocio ya estaba cerrado ¿Por qué el hecho de mejorar las condiciones laborales por parte del gobierno han sido distorsionado y se le ha hecho creer a la gente que los empresarios ahora no pueden facilitar nuevos horarios al público? ¿Será que su afán de acumular más riquezas les dificulta ser más gentiles con su público?

• Anoche recibí una llamada de un profesor universitario que se lamenta que todavía en nuestros medios de comunicación se dedique más del 80 % a programas de chismografía política, donde no hay debates, sino simples conversatorios al estilo de un club de amigos, desdeñando el debate ideológico formativo vía socialismo ¿Es que acaso no hay múltiples temas de contenido ideológico pudiesen debatirse con amplia franqueza? ¿Cómo es que en la clandestinidad se debatía mucho más sobre propiedad privada, lucha de clases, explotación del hombre por el hombre, terciarización, privatización, tributación etc.? ¿Es que hasta esta altura del combate no nos hemos dado cuenta que la formación ideológica es la brújula que guiará esta gran nave socialista a un triunfo seguro?

Después de escuchar a mi amiga por un largo rato, llegué a la conclusión que en todas sus observaciones hay verdades que no se deben soslayar, si es que quisiésemos pensar y trabajar por construir un mundo mejor, en consecuencia, mi respuesta en voz alta, se resumió así:

• Es cierto que el proyecto por instaurar el socialismo en nuestro país está acompañado de fallas y desviaciones que ameritan hacer grandes esfuerzos por salvar omisiones, corregir errores y reconducir la aplicación de los principios ideológicos que le son propios.

• En cuanto al concepto de socialismo, para nadie es un secreto que algunos han creído que este modo de vida es sólo un cambio de nombre, es haberse hecho “hij@” o simpatizante del comandante Chávez y desde esta perspectiva asumir posiciones de comando en el gobierno bolivariano, lo que ha traído como consecuencia que algunos piensen en su bienestar personal con dineros mal habidos y no en al servicio del colectivo.

• La existencia de un pequeño pero poderoso grupo de burócratas públicos asociados directa o indirectamente con el sector privado en actos de corrupción, los hace actuar como capos socialdemócratas o socialcristianos, pendientes de figurar en los medios, pero ajenos al contacto con los trabajadores y al debate de problemas y sus respectivas soluciones, demostrando así que su formación no es socialista, sino meros impostores que con gran astucia y habilidad han sabido escalar posiciones para su ego personal y su entorno. Contrario a esta manera de ejercer autoridad, Mijail Bakunin (1814.1876) decía: “Yo soy libre solamente en la medida en que reconozco la humanidad y respeto la libertad de todos los hombres que me rodean”

• También es conveniente dejar claro que son múltiples las acciones y obras que el gobierno bolivariano ha realizado a favor de las clases sociales más débiles económicamente, contando para ello con una de las industrias más importantes del mundo como lo es PDVSA e inserción internacional a través de la ALBA, UNASUR , MERCOSUR y la CELAC.

• Es cierto que el Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y algunos colaboradores inmediatos, han manifestado su preocupación por el rumbo que ha tomado la economía y las finanzas en el país, motivo por el cual últimamente han tomado un conjunto de medidas que fueron anunciadas en cadena nacional (06.11.2013) las cuales se complementarán con las leyes habilitantes, sin embargo, el problema todavía resulta muy complejo de resolver toda vez que falta por depurar importantes áreas del sector público, así como tampoco se han aplicado sanciones ejemplarizantes a los empresarios que vienen distorsionando la economía y las finanzas.

• Observemos que la actitud que adoptan los neogansteres del empresariado apátrida, se ampara en que están aliados al impero norteamericano y a políticos corruptos que viven dentro y fuera de Venezuela. Aclaremos: en Venezuela hay probados patriotas socialistas civiles y militares, pero también los hay una minoría con poder económico que no lo son.

• Es perentorio tomar en cuenta que la gerencia ejercida por el pequeño grupo de impostores, la vienen activando sobre la base de ambigüedades y cargados de una habilidosa maña que hasta ahora les ha permitido marginar de la escena política a importantes contingentes de luchadores honestos y revolucionarios, bajo el pretexto que su actitud autocrítica y de crítica constructiva daña el proceso de cambio que se está viviendo.
En resumen, ante la agresión permanente internacional e interna, se hace necesario y urgente apoyar y participar en todas aquellas acciones que conduzcan a combatir con eficiencia y efectividad contra el acaparamiento, el contrabando, la especulación, el descarado negocio con los dólares, la evasión y elusión fiscal, el arribismo de los impostores y en fin entablar una lucha frontal y radical contra todo lo que conduzca a la impunidad y la complacencia con el delito sea del color que fuere. Las soluciones gatopardianas deben ser abolidas de la agenda por construir el socialismo.

En conclusión, basta ya de generar soluciones donde el “remedio sea peor que la enfermedad”. Démosles participación efectiva a los trabajadores, a las organizaciones populares, a sus dirigentes y a los intelectuales revolucionarios, que estamos seguros serán consecuentes en la toma de decisiones vía socialismo. Evitemos mandar como nos gustaría (al estilo del marques de Lu), sino más bien gobernando, planificando, dirigiendo, coordinando, accionando y controlando para satisfacer al pueblo, como a este le agradaría ser servido.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2607 veces.



Yolí José Núñez O.


Visite el perfil de Yolí José Núñez O. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: