Con Chávez todo, sin Chávez nada...

Esta consigna ganó popularidad cuando en momentos difíciles había quienes planteaban aquellas famosas tesis de "el chavismo sin Chávez", entre otras pendejadas, hubo quienes se hicieron su respectiva masturbación mental pensando en un Chávez acabado. Estas matrices aupadas desde los centros de análisis del imperio se regaron por los medios burgueses con profusión, más de uno se creyó aquel cuento de "hallacas sin Chávez" y se fueron al "paro cívico" que de cívico tenía lo que yo de cura. En ese escenario el pueblo se impuso e hizo de la consigna de CON CHAVEZ TODO, SIN CHAVEZ NADA, una forma de praxis política revolucionaria. Los escépticos y dudosos agarraron mínimo y el país se polarizó entre dos proyectos totalmente antagónicos, pero aunque parezca paradójico, a los ideólogos burgueses le conviene que la confrontación entre capitalismo y socialismo no pase de un mero escarceo retórico y que la sangre no llegue al río, es decir, que no se exacerbe el antagonismo.

Luego vino la infausta noticia... "Chávez enfermo, Chávez con Cáncer"; momentos de dolor y de ira, era una mezcla extraña de sensaciones que se expandieron en el ambiente de nuestras almas... se trataba de enfrentarnos a la posibilidad real de perder físicamente al líder, al hombre que logró aglutinar a todo un pueblo con un objetivo claro y concreto... el socialismo del siglo XXI, llamado así quizás para diferenciar de aquel llamado socialismo real, saturado de desviaciones que generaron la caída del muro de Berlín, un muro agrietado por el capitalismo, que penetró en las estructuras del estado ruso y se llegó "al fin de la historia" según Fukuyama y otros que se afanaban por lavarse el rostro de antiguos ñangaras. Era la década de los 80 en sus estertores, comienzos de los noventa y el mundo se enfrentaba a las contusiones de un parto que da a luz en febrero del 89, con un pueblo en la calle, sin objetivos claros, pero con un sueño frustrado en décadas que explotaba en las calles, generando una implosión del sistema burgués y su desgastado pacto de punto fijo. El mundo asistió al parto de "algo raro" en Venezuela en febrero del 89, más raro aún en Febrero de 1992; militares defendiendo postulados populares, cuando lo común era al revés. Brilló como un rayo una esperanza, una esperanza que no solo alumbró nuestro continente, sino que perdurará como faro luminoso en distintos confines del planeta. No es poca cosa lo que ha logrado Venezuela de la mano de Chávez, entre otras, aun a despecho de muchos, Chávez revivió el socialismo, el bolivarianismo en su esencia independentista y libertario, el internacionalismo proletario, la consciencia del deber social, la solidaridad entre los pueblos y una nueva geopolítica que hoy aísla al imperio en una acción cada día más al margen de la legalidad y el derecho en sus reacciones torpes y con una profunda crisis en su centro de poder mundial. El imperio vive una de sus peores crisis, según analistas, pero esto no significa, que si los pueblos no generamos ideas revolucionarias, sea el final de algo tan maligno como el imperialismo capitalista para la humanidad.

La propuesta chavista trasciende teorías acartonadas en la inacción; teorías que no salían de los cenáculos académicos cuando mucho... Chávez rompió con un tema tabú...militares haciendo revolución, pero militares de academia. Nadie recordaba hasta el 4F que este ejército lo creo Bolívar; menos recordar a Zamora y sus tesis de la unión cívico-militar, mucho menos a Simón Rodríguez y sus teorías revolucionarias. Sin duda que Chávez, al igual que Lenin con la revolución bolchevique trastocó el sistema mundial, Chávez lo logró en Venezuela, un país pequeño, altamente dependiente, atrasado y pobre y sobretodo sometido a todos los vicios políticos de una generación completa. En el tiempo podremos dimensionar con mayor objetividad la monumental y monstruosa obra de Chávez, aún es temprano para verla en su exacta dimensión, pero solo basta observarla de reojo para darnos cuenta que estamos ante algo colosal.
La burguesía como siempre atacando donde duele, intenta por distintos medios sembrar aquello de "Chávez ya no está", Que Chávez ya no existe, etcétera... El devenir les demostrará cuan equivocados están, ahora más que nunca Chávez es y tiene que ser el punto de referencia para asumir posición política en Venezuela y Latinoamérica. Pero no se trata del consignismo frío y calculado, se trata de las ideas del gigante, como bien se le llama, no puede ser de otra manera. La creación teórico-práctico de Chávez es multidimensional y trascendental, a pesar de quienes solo pretenden usar la imagen de Chávez para conquistar votos... ¡Qué estupidez!... pero existen, hay quienes tienen metido entre ceja y ceja que ya la ideología chavista pereció con su comandante... Como siempre, estos agoreros son los primeros que lanzan frases "chavistas", pero no van a la esencia chavista.

Ser chavista no es ponerse una camisa roja, ni parafrasear una consigna, ser chavista es tener un estilo de vida consustanciado con la visión del gigante sobre el quehacer político cotidiano.
Tenemos elecciones de alcaldes, ya la derecha hace sus cálculos, para ello saben que con la oposición de la MUD no podrán derrotarnos jamás, ni que vayamos a las elecciones con las manos amarradas, queda una sola cosa: la división del chavismo, alejar al chavismo de su esencia revolucionaria y convertirla en mera consigna electoralera, entre otras. Cuentan para ello con la poca formación de algunos cuadros con responsabilidades de gobierno, la vulnerabilidad que genera el hacerse corrupto y comenzar a aceptar dádivas, eso debemos cuidarlo al máximo. La burguesía seguirá haciendo su trabajo; buscará dividirnos, corrompernos, le calentará la oreja a tontos gobernadores, le subirán el ego, ya saben que con Maduro y Diosdado se cayeron de un coco, entonces estarán buscando por las ramas. Si es cierto lo que dice Alberto Nolia de las aspiraciones del gobernador de Aragua, pues vean allí la aplicación del plan de la derecha contra el chavismo. Se trata de crear la sensación de una anarquía total. Maduro se les convirtió en un problema, Chávez no se equivocó, tampoco con Diosdado, no se sabe si andando por las ramas cazan algún gobernador incauto que pretenda dividir el chavismo desde dentro, cosa que no lograrán, aunque inviertan millones de dólares.

El evento electoral del 8 D es importante, no digamos que la revolución caerá o vivirá por esos resultados, pero todo indica que el triunfo será aplastante y la derecha seguirá en su plan antichavista y contrarrevolucionario. A veces me produce risa los análisis que hacen algunos sobre si a Maduro no le dieron cien días de paz, parecen tontos, haciendo comparaciones con CAP y Caldera y otros. A Maduro no le dan un día de tregua porque es revolucionario y si alguien sabe que no deben dar tregua es la burguesía, pero eso es lo mejor, entre más nos atacan más nos fortalecemos y más se define esta revolución hacia el chavismo.

Seguramente que saldrán electos muchos alcaldes que de chavistas solo tienen el nombre, en el fondo hay muchos que andan buscando resolver su problema económico, se enchinchorran, caen en las manos de la burguesía, verbigracia el pendejo de alcalde de Valencia, creyó que iba a comprar el cielo y se entregó rastrero a la burguesía metiéndose a corrupto. Vemos ese caso y seguiremos viendo muchos casos más, es la molienda y sin duda en esa molienda todavía falta botar mucho bagazo.

Para despecho de la burguesía Chávez seguirá siendo el punto de discordia, si la burguesía logra extirpar del pueblo la ideología chavista habrá triunfado, cosa que dudamos profundamente, pero si en este batallar perenne logramos hacer de CON CHAVEZ TODO, SIN CHAVEZ NADA, una realidad, el comandante seguirá dirigiendo esta batalla, en ese batallar se confrontan dos modelos: Capitalismo y Socialismo y en esa batalla el pueblo ya tiene comandante, sin duda alguna seguirá siendo el capitán de la victoria popular, Hugo Rafael Chávez Frías.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1654 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor