Ahora resulta que expresar tu realidad; es tan malo como ser ladrón (Ser sincero es malo)

Mis cosas normales se han venido convirtiendo en cosas tan anormales, que muchas veces pienso, que solo soy un producto ideológico piche de este Proceso Político de Cambios Profundos, es decir, soy una especie de Lucifer o ángel del mal, que cae muy pesado en algunos entornos cuando me expreso al libre albedrío, o sea, cuando digo las cosas como las pienso, y no como quieren las demás personas que “El Negro Chua” se exprese. Afortunadamente hasta el presente momento, nadie me ha solicitado mi retiro de estos espacios, donde para decir lo que pensamos, solo hace falta tener la firme convicción de querer hacer lo que se te venga en gana, siempre y cuando, lo que exprese, no se contraponga con los postulados constitucionales y, las acciones no violenten las normas jurídicas legales vigentes, por mandato del soberano. Llámese ¡PUEBLO!

En ese sentido, y tratando de justificar el titulo de este escrito y, haciendo uso y abuso, en nuestra trinchera de lucha en la batalla de las ideas, para procurar su publicación; me voy a permitir hacerles un relato y una cita de un libro, que en una oportunidad me regalo un pana conocido, se trata de un libro con un título, que por mi color, agarre palco, vean el titulo “HISTORIA NEGRA de los DIOSES BLANCOS”, pero este libro conllevaba un subtitulo, que me causo extrañeza, porque anterior a este libro estaba leyendo el libreo de Mijaíl Bakunin, titulado: “DIOS Y EL ESTADO”; y en este libro, en uno de sus pasajes, nos dice Bakunin, que las nuevas religiones nacerán de las ruinas del Cristianismo”; pues bien lo muy cierto del caso, es que el subtitulo del citado libro era el siguiente: “LOS MISTERIOS DEL CRISTIANISMO”, y dentro del contexto de instrumento, al igual que con el libro de Mijaíl Bakunin, me encuentro con una serie de fenómenos teóricos, que de no ser por mi ambigua actitud ante la vida, y a las cosas desconocidas, en este preciso instante, estaría maldiciendo a Dios, a Jesucristo y a la biblia. Entre otras tantas muchas cosas que dice el autor del citado libro, sostiene lo siguiente:

“Todo el mundo sabe que la palabra Lucifer o “Lucero de la Mañana” es sinónimo de “Satanas” (…) “Se sabe universalmente y hemos establecido anteriormente que el “Lucero de la mañana” ES Lucifer o el demonio. ¿Qué nos revela Pedro en este versículo? Que la luz que emana de Jesús-Dios mediante la profecía transforma en el demonio cuando se enquista en el corazón del creyente. ¡Parece increíble! Pero la mismísima biblia reconoce que aquel que acepta la biblia con fe deja entrar en su corazón la luz de Lucifer. Razón, las acciones inhumanas y criminales documentadas en la biblia a atreves de la era en nombre de Cristo y Dios” (…)

Ahora bien, luego de este largo peregrinar mío, hablando tanta paja, en esta especie de exposición de motivos, para justificarme ante algunos llamados de atención que me han hecho, por parte de personas que no profesan con mi religión o con mi comunión de decir las cosas por la calle del medio y sin tapujos, y en virtud de dejar claramente establecido. Rectifico; claramente un cipote, no soy detergente ideológico, para estar aclarando un coño; la vaina es, para dejar específicamente establecido, que me importa un GRANDISIMO y ENORME CARAJO, si hay quienes se molesten por decir las cosas, tal como las siento; y la razón por la que me importe un CARAJO es muy sencilla. Así nos los enseño HUGO RAFAEL CHVEZ FRIAS, “Digamos nuestras verdades lo demás no importa”. Decía; Palabras más, palabras menos, pero así se expresaba “Nuestro eterno amado gigante” y el hecho de que se me pretenda condenar por ello; para mi persona, es más un alago que cualquier condena sumisa. OJO.

Y no es que yo pretenda erigirme como mártir, de este proceso político de cambios profundos, porque como siempre lo he dicho y manifestado, verdugo no pide, ni da clemencia, y siempre asumo la responsabilidad de mis actos; pero me da una enorme tristeza y arrechera, de que, la revolución de HUGO CHÁVEZ, los que estamos en la vanguardia, se la vayamos a dejar a una generación de relevo, que viene con la firme intención de crear la GRAN MISIÓN DISNEY WORLD.

¿Estos son los que me atacan y pretenden intimidarme?

No jodas pues, bienvenida seas disidencia; tratar de intimidar a un pajuo como yo, es como pretender fabricar castillos de naipes a la orilla del mar, gasten sus energías, en cosas mucho más importante que en este pobre hablador de paja.

Hasta pronto camarada de la disidencia mimetizada chavista. Estoy a la orden por si me quieren usar.

CHÁVEZ vive, en la consciencia y en la memoria de todos los pueblo pobre del mundo.

De acuerdo con los postulados de ISABEL MARIA DE ESPINOZA, y de ISMAEL ESPINOZA, no tengo nada que asumir; los retos son parte de mi esencia y existencia.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 2749 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: