¿Cómo actuaría el bolívar-divisa en el mercado internacional?

El mercado de divisas o mercado cambiario es el mercado en el cual se transan las distintas monedas extranjeras.  Está constituido por una gran cantidad de agentes alrededor del mundo, que compran y venden monedas de distintas naciones, permitiendo así la realización de cualquier transacción internacional.  Estos agentes pueden clasificarse en empresas no financieras, exportadoras, importadoras, etc. o bien, turistas, inmigrantes, inversionistas, etc.; corredores cambiarios que son los sujetos utilizados por los bancos comerciales para influir en las actividades bancarias; las empresas multinacionales; los bancos comerciales que actúan como intermediarios entre oferentes y demandantes de monedas extranjeras; los bancos centrales de quienes depende no sólo el tipo de cambio, sino también el régimen o sistema cambiario.

El mercado de divisas o mercado cambiario es el mercado en el cual se transan las distintas monedas extranjeras.  En esta lista de 15 monedas más importantes ingresaría el bolívar-divisa.  El bolívar-divisa propuesto se insertaría en la lista de divisas que actúan en el mercado de divisas internacional.  Las divisas que actualmente participan en el mercado cambiario son:

Divisa

código ISO 4217 de cada divisa

%comercio mundial 2013

Dólar estadounidense

USD ($)

43.50%

 Euro

EUR (€)

16.70%

 Yen japonés

JPY (¥)

11.50%

 Libra esterlina

GBP (£)

5.90%

 Dólar australiano

AUD ($)

4.30%

 Franco suizo

CHF (Fr)

2.60%

 Dólar canadiense

CAD ($)

2.30%

 Peso mexicano

MXN ($)

1.25%

 Yuan chino

CNY(yn)

1.10%

 Dólar neozelandés

NZD ($)

1.00%

 Corona sueca

SEK(kr)

0.90%

 Rublo ruso

RUB (руб)

0.80%

 Wŏn surcoreano

KRW (₩)

0.70%

 Dólar de Singapur

SGD ($)

0.70%

Bolívar-divisa

BSD (BsD)

?

Otras

 

6.75%

 

100.00%

Este mercado está constituido por una gran cantidad de agentes alrededor del mundo, que compran y venden monedas de distintas naciones, permitiendo así la realización de cualquier transacción internacional. El mercado de divisas es un mecanismo que permite, de un modo impersonal y eficiente, poder adquirir divisas, facilitándose con esto el comercio internacional, pues se transfiere poder de compra de una moneda a otra, pudiendo así los agentes de un país realizar ventas, compras y otros tipos de negocios con los agentes de otras naciones.

Historia del mercado de divisas

El acuerdo de Bretton Woods se firmó en un esfuerzo por detener la fuga de capitales de una Europa destrozada por la guerra y como mecanismo para proporcionar estabilidad monetaria. El tratado fijó el valor del dólar estadounidense al precio del oro y el valor de las demás divisas al del dólar. La disolución del tratado en el ano de 1971 trajo consigo el surgimiento del mercado cambiario moderno, en el cual el dólar ya no era intercambiable por oro, con lo cual hubo un aumento en la variación de las tasas de cambio y por ende un brote de oportunidades de transacción.

Luego del colapso de los acuerdos Smithsoniano y europeo de tasas flotantes, apareció un sistema real de tasas flotantes entre los principales países industrializados, lo que significó que el valor relativo de las monedas iba a ser determinado por las fuerzas de oferta y demanda.

El gobierno estadounidense restringió el préstamo de dólares a extranjeros como respuesta al crecimiento explosivo del número y el tamaño de los depósitos en el exterior. Debido a sus rendimientos superiores, el euromercado se convirtió en una atractiva oportunidad de inversión para las compañías estadounidenses, así como un destino atractivo para sus excesos de liquidez y una fuente de financiación de corto plazo para el comercio exterior. Dentro de este contexto y gracias a su localización y su habilidad para conectar a los mercados americano y asiático, Londres se convirtió en la capital mundial del mercado cambiario.

La principal función del Mercado de divisas es la de ser un mecanismo a través del cual se puede adquirir poder de compra del bolívar-divisa en una moneda extranjera.  Puede notarse la importancia de esta función del mercado cambiario dentro de las relaciones económicas externas.

Los inversionistas suelen operar con monedas en los mercados de FOREX. El dólar, el euro y el yen, son las elegidas por el 71% de las transacciones comerciales mundiales. Pero, el dólar estadounidense también se usa entre personas o empresas establecidas en países no emisores (Ecuador, Panamá, El Salvador), como también puede ser el caso de una remesa de un colombiano  residente en Venezuela como ayuda a su familia, o la de una empresa colombiana que paga una importación a una empresa venezolana.  Con la entrada del bolívar-divisa estas operaciones se realizarían en bolívares en vez de dólares.

A lo largo de la historia, las divisas más importantes han ido fluctuando en su alcance siguiendo la suerte de quienes las emitían. Basta con ver cómo el dólar reemplazó a la libra esterlina en el siglo XX, la irrupción del yen junto con el ascenso de Japón como potencia a partir de los años 60, y la creación del euro a principios del siglo XXI remplazando al marco alemán.

Hay una creciente competencia con la aparición de otras más recientes como el yuan, que si bien aún no es convertible no se puede especular acerca de sus movimientos, irá convergiendo con las demás divisas para su uso en el comercio, las finanzas y los mercados.  En Venezuela específicamente con el yuan pagarían el bolívar-divisa y el crudo que compran, lo cual es aproximadamente de 600,000 barriles diarios con proyección al millón de barriles en pocos años.

Ante la exagerada impresión de billetes verdes sin respaldo y la enorme deuda estadounidense que supera su PIB, la aparición de China como la segunda potencia comercial del mundo, impondrá el yuan como divisa predominante en el corto plazo. No podenos obviar las enormes deudas europeas que ocasionaron la recesión en la mayoría de esos países.  Y nosotros los venezolanos con las formidables reservas petroleras, auríferas, reservas de coltan, hierro, aluminio, diamantes, requerimos inaugurar el bolívar-divisa para resolver la enorme crisis económica interna por la especulación cambiaria y desorden de nuestras finanzas.

¿Cómo operarían las transacciones con el bolívar-divisa?

Las ventajas para Venezuela de que su moneda sea utilizada en transacciones con terceros no nacionales derivan en que puede ofrecer su endeudamiento sabiendo que será aceptado, básicamente comprando bienes y pagando servicios sin más que imprimirla.  Esto seguirá la suerte de su economía, con lo que, además, podrá “exportar” su inflación a terceros estados, para sufrir menos sus efectos . A su vez, sus centros financieros recibirán depósitos de dinero en efectivo, generando el círculo de multiplicación monetaria bancaria en su propio territorio.

En este escenario, cuando un importador venezolano decida pagar una operación, debe comprar con los bolívares-divisas la divisas (dólares, euros, yenes, yuanes o sucres) aceptables para el acreedor para completar su transferencia al banco corresponsal donde el exportador tiene abierta su cuenta. El vendedor, a su vez, debe desprenderse de las divisas recibidas fuera de su país, para acreditar su moneda nacional, en su cuenta local, lo que se conoce como “liquidación”.  Estas transacciones generan una “pérdida” de valor para los participantes (comisiones bancarias) por la cantidad de intermediarios que existen en la compra/venta.

En un contexto de multiplicidad de operaciones entre dos países (bancos centrales), funciona un mecanismo de compensaciones similar al existente con el Sucre en los países del ALBA, donde cada uno sólo remitiría al otro el “neto” de lo adeudado, luego de compensadas las transferencias de sus nacionales debidas por uno y otro. 

Son varias las alternativas que tiene un importador o exportador de no utilizar las divisas más reconocidas y aceptadas para saldar sus operaciones, pero los mercados seguirían transándolas sin entrega de los contratos con un objetivo de especulación de un lado y del otro, o bien teniendo como contraparte una en la que un comprador quiere asegurarse el precio a futuro de determinado pago a recibir o comprar a realizar. Esto lo puede hacer con las cartas de crédito que es el instrumento financiero mas aceptado para estas operaciones.

Los momentos en los que abren las principales Bolsas del mundo, el mercado Forex no está directamente vinculado con la naturaleza de estos centros de negociación. Dado que estamos hablando de un mercado extrabursátil, no se deben menospreciar los cambios que estos centros pueden causar.  Los principales centros de negociación son las bolsas de Nueva York, Hong Kong, Londres, Tokio, Berlin.

Primero abren los mercados asiáticos, posteriormente los europeos y finalmente abren los mercados estadounidenses. El mercado abre el domingo por la tarde (hora de la costa Este de Estados Unidos) y cierra el viernes a las 4:00 p.m. hora del Este. Esto permite el acceso permanente a los mercados con el beneficio de una mayor liquidez y una capacidad de respuesta rápida a los acontecimientos económicos o políticos que tengan efecto sobre él.

¿Qué es el mercado Forex?

El mercado de divisas (FOREX o FX) es el mercado más negociado del mundo, con un volumen de contratación diario medio cercano a los 4 mil millones de dólares estadounidenses. Los tipos de cambio se forman a través de la compra y venta simultánea de dos divisas (un cruce o par cambiario). A su vez, la oferta y la demanda de cada divisa dependen de muchos factores, entre ellos los acontecimientos económicos y políticos a nivel mundial, los tipos de interés, el comercio internacional y la especulación. 

Las divisas se negocian de viva voz o electrónicamente, y los principales participantes en el mercado son bancos, intermediarios, fondos, empresas y particulares.  La ventajas de operar con divisas es que el mercado está abierto 24 horas, desde las 23:00 CET del domingo hasta las 23:00 CET del viernes.  Además las operaciones pueden ser apalancadas hasta 100 a 1 sin necesidad de depositar previamente.  El FOREX ofrece muchas oportunidades para operar debido a la volatilidad del mercado, con  contratos a término sin entrega (NDF por sus siglas en inglés).

¿Cuáles son las diferencias entre el mercado bursátil y el Forex?

Una de sus principales diferencias frente al mercado bursátil es que el mercado de divisas carece de una ubicación centralizada, opera como una red electrónica global de bancos, instituciones financieras y operadores individuales, todos dedicados a comprar o vender divisas en virtud de su volátil relación de cambio. En la actualidad existen empresas especializadas en la participación y apoyo a los operadores de este mercado que ofrecen diferentes tipos de servicios. En primer lugar, los "Brokers" o intermediarios financieros, ofrecen la posibilidad de abrir una cuenta en una divisa determinada y por medio de órdenes de compra y venta, emitidas por diferentes canales, permiten al inversor tratar de obtener beneficios aprovechando las fluctuaciones de los tipos de cambio de las distintas monedas. Estas empresas, dada su importancia en el sistema financiero, normalmente están sujetas a diversos controles y auditorías; no obstante, cuando se está hablando del intermediario financiero o "broker", es recomendable que antes de elegir uno se investigue su solidez y trayectoria, así como tener en cuenta el marco legal por el que se rige. Para el operador individual, el principal objetivo como inversionista es la especulación acerca de los cambios futuros en el precio de las divisas y, al comprarlas y venderlas según las fluctuaciones de los tipos de cambio, podrá conseguir beneficios o pérdidas.

¿Por qué es necesario la modificación la Ley de Mercados de Capitales en Venezuela?

Es necesario esa modificación para reabrir las operaciones bursátiles y de las casas de bolsa. De esta manera se permitirían las operaciones al contado de divisas, conocidas en inglés como foreign exchange spot trading o cambio SPOT.  Son compra/venta de divisas en las que el tiempo que transcurre desde la contratación hasta su liquidación (entrega de las divisas ) no supera los dos días hábiles.

También se permitiría las operaciones a plazo de compraventa de divisas en las que la cantidad y el precio se fijan en el momento de la contratación pero la liquidación o entrega de las divisas no se realiza en el momento de la contratación sino en uno posterior, también fijado en el contrato. Este contrato se diferencia del futuro de divisas que se contrata en el mercado de derivados y de forma estandarizada. Las operaciones a plazo representan un 70% del total de las operaciones realizadas.[]

Otra modalidad es la opción financiera de divisas, llamados foreign exchange options, la cual es un contrato que da el derecho no obligatorio de una divisa por otra a una tasa determinada en una fecha predeterminada. Esto es conocido también como un over the counter derivado. Para las instituciones bancarias funcionan también las llamadas foreign exchange futures, que son acuerdos de intercambiar mayores cantidades de divisas en cierta fecha bajo una tasa predeterminada. Para operaciones pequeñas funciona el financiamiento a futuros a plazo, outright forward, que consiste en un único intercambio de una divisa por otra a la tasa de un día futuro predeterminado.

Un contrato no negociado de divisas, conocido como non deliverable fowards,  el cual es un contrato generalmente negociado que se liquida sobre la base de distintas monedas. Permite tener exposición a una moneda, sin tener que recibir o pagar dicha divisa.  Así funciona por ejemplo el sucre, el cual es un sistema unitario de compensación regional S.U.C.R.E., el cual es el nombre de la unidad de cuenta común que, acordaron adoptar los presidentes y representantes gubernamentales de los países miembros de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), más Ecuador, que en ese momento no era Estado miembro de la alianza. Inicialmente es una unidad de cuenta y de valor, no una moneda con organismo emisor de piezas y billetes[1] de curso legal. Esta unidad de cuenta valorada en 1,25 dólares estadounidenses, busca reemplazar al dólar en el comercio interregional que exista entre los nueve países adheridos a ella (Venezuela, Cuba, Antigua y Barbuda, Bolivia, Dominica, Nicaragua, San Vicente y las Granadinas, Ecuador y Uruguay[]).

Finalmente la otra modalidad de conpra/venta de divisas es la swap de divisas o foreign exchange swaps, la cual es un contrato entre dos contrapartes de comprar y vender una cantidad de divisas, y de recomprar y revender las divisas a una tasa determinada en una fecha predeterminada.

¿Cómo flotaría el bolívar-divisa frente a las divisas de compra del crudo venezolano?

En la mejor época Venezuela exportó productos no petroleros que alcanzaron el 5% de la exportación petrolera. El petróleo ha significado y significa para Venezuela el soporte de su economía.  Durante 45 años  el bolívar estuvo anclado al dólar (1938-1983) por la enorme fe y credibilidad en la economía venezolana soportada por el petróleo que por muchos años convirtieron a Venezuela como el primer exportador mundial.  Eso demostró la fortaleza del bolívar en esa época de anclaje frente al dólar, donde el petróleo respaldó al bolívar.  Por tanto ahora en 2013, muchos años después de haberse retirado el oro como respaldo del dólar, podemos soberanamente instaurar el bolívar-divisa respaldado por el oro negro.

Por tanto el BOLIVAR-DIVISA respaldado por el petróleo de nuestras reservas certificadas, es trasladar la FE y CONFIANZA de nuestra producción petrolera del dólar de los EEUU a nuestra divisa. Y no es un error, porque no sería un cambio fijo del bolívar-divisa con el dólar.  Por otro lado el bolívar-divisa ofrece más seguridad a los ahorristas debido a que el dólar de los EEUU es propiedad solo del gobierno de ese país y los tenedores solo tienen derecho al uso y disfrute, pero tienen el riesgo de confiscación de sus depósitos en bancos internacionales por una decisión unilateral de un tribunal estadounidense.  Los bolívares-divisa son inconfiscables y por tanto ofrecen más seguridad, especialmente en esta época donde el dólar y euro están terriblemente endeudados a punto de default.  No sería de extrañar ante una emergencia financiera de los EEUU la confiscación de los más de 400 mil millones de dólares que poseen los venezolanos en los bancos del mundo.

¿Cómo flotaría el bolívar-divisa frente a las otras divisas?

El bolívar-divisa flotaría su valor en función de dos parámetros importantes: en primer lugar de la cantidad de crudo que compran nuestros clientes, y en segundo lugar del precio del crudo en cada divisa que usan los clientes para comprarnos el crudo.  Esta es la esencia de nuestra propuesta del bolívar-divisa.  Las bandas de flotación del bolívar-divisa frente a otras divisas las establecerá el BCV de acuerdo a la producción y venta diaria según los informes de PDVSA.

producción petrolera  diaria

moneda de pago

precio por barril en cada divisa

cambio por dólar

precio por barril en dólares

porcentaje de ponderación

precio por barril ponderado

precio en bolívares-divisa por barril

1,000,000

dólar

100

1.000

100.00

   44.44%

44.44

 

600,000

yuan

560

6.150

91.06

   26.67%

24.29

 

550,000

euro

101

0.757

133.42

   24.44%

32.60

 

100,000

sucre

125

1.25

125.00

     4.45%

  5.56

 

2,250,000

 

 

 

 

  100.00%

106.89

106.89

 

Publicamos recientemente en la prensa digital la explicación del la forma del cálculo de la flotación y de la variación del valor del bolívar-divisa frente a las otras divisas.  http://www.aporrea.org/actualidad/a171432.html http://www.aporrea.org/actualidad/a172540.html y http://www.aporrea.org/contraloria/a174770.html

El bolívar-divisa flotaría su valor en función de dos parámetros importantes: en primer lugar de la cantidad de crudo que compran nuestros clientes, y en segundo lugar del precio del crudo en cada divisa que usan los clientes para comprarnos el crudo.  Esta es la esencia de nuestra propuesta del bolívar-divisa.  Las bandas de flotación del bolívar-divisa frente a otras divisas las establecerá el BCV de acuerdo a la producción y venta diaria según los informes de PDVSA. Para este ejemplo, los nuevos valores del bolívar-divisa en cada una de las otras divisas provienen del cuadro anterior quedando así:

1,00 BsD = 1,004 USD

1,00 BsD = 6,145 yuanes

1,00 BsD = 0,760 euros

1,00 BsD. = 1,255 sucres

Al instaurar el bolívar-divisa vendemos petróleo y bolívares como divisa, y como consecuencia nuestra moneda tendería a ser aceptada en el mercado internacional como medio de pago.  Esta es una medida impuesta por Venezuela a sus clientes, no hay otra opción para los clientes, para comprar petróleo tienen que comprar bolívares-divisa. El precio del crudo tendría el mismo precio en dólares por barril igual en bolívares-divisa.  Solo al nacer el bolivar-divisa tiene el valor igual al dólar y luego flotaría libremente.

¿Cómo nos protegemos de la salida de capitales sin lesionar nuestra economía?

En primer lugar sugerimos prohibir la salida por tres años, de los nuevos capitales que lleguen al país, buscando seguridad y mejores rendimientos.  Para los capitales existentes en el país, se les puede permitir su salida pero pagando un impuesto del 40%. Estas medidas están vigentes en los países europeos desde hace muchos años y ahora con la enorme deuda europea esos países han incrementado aún más los impuestos para evitar la fuga de los capitales.  No hay que olvidad que la crisis neoliberal obligó al FMI y BM a ayudar a los bancos y no a las gentes, para restituir la liquidez que perdieron por fuga de capitales.

¿Qué otras medidas sería necesaria para sanear nuestra economía?

Al iniciar la instauración del bolívar-divisa con la paridad igual al dólar de los EEUU, el salario mínimo pasaría a ser igual a 2.700 dólares.  Por tanto los ahorros de los venezolanos crecerían en su poder adquisitivo por primera vez y como un acto de justicia.  No podemos olvidar que los últimos 30 años desde 1983, los ingresos y ahorros de los venezolanos han sufrido solo mermas importantes creando pobreza y deterioro de todos los bienes y servicios del país.

Para acabar la especulación cambiaria, para reducir la inflación a un dígito, para reducir los intereses bancarios a un dígito porcentual anual, es perentorio y necesario eliminar el control de cambio de manera progresiva.

Claro, hace falta ordenar la economía para lo cual propusimos abrir la importaciones de bienes y servicios por tres años, ampliando abiertamente las licencias de importación a quienes demuestren capacidad para ejercerlas, y de esta manera evitar cuellos de botella en la exclusividad de tenencia de tales o cuales productos.  Es importante abrir las importaciones para obligar a bajar los precios de los bienes y servicios que se ofrecen en el país.  No nos asustemos por esto, porque Venezuela siempre ha sido mono productor, donde el petróleo ocupa el 95% de los ingresos reales por exportación.  Por tanto para fomentar y reducir esta dependencia debemos comenzar a producir bienes y servicios competitivos con los precios de esos mismos bienes producidos en otros países.  Mas si queremos ingresar en Mercosur para competir con las economías industrializadas de Brasil, Argentina y Uruguay.

Otra medida que es necesaria para acabar con el inmenso subsidio de PDVSA a la gasolina es ajustar su valor de venta. Al instaurar el bolívar-divisa a la par del dólar, se ajusta automáticamente a 0,097 BsD por litro o lo que es lo mismo 0,097 dólares el litro.  Como el salario mínimo quedaría en 2700 dólares o bolívares-divisa, el más alto del continente, hay margen suficiente para subir el litro de gasolina a 0,25 BsD por litro o lo que es igual a 0,25 dólares el litro.  De esta manera se reduce notablemente con el contrabando de extracción de gasolina a los países vecinos.

Para poder atender los enormes costos de las misiones que financia PDVSA, se puede destinar el producto de los impuestos para ello.  Desde luego, incrementaría la recaudación del ISLR si se cambia la Ley de tal manera que las declaraciones de impuestos se graven sobre el saldo de los ingresos menos los egresos de las cuentas bancarias de las personas naturales y jurídicas.  Para ello es necesario el cruce de las bases de datos de la banca y el Seniat.

Ojala el contenido de este artículo de opinión pueda aclarar a los amigos lectores estos conceptos del comercio internacional que obligan a cambiar leyes y reglamentos al instaurar el bolívar-divisa como unidad de pago de las operaciones de compra/venta de los bienes y servicios necesarios para nuestro país.

 Ingeniero Civil, M.Sc. Ex presidente fundador de la A.C. Defensores del bolívar  jairolarottas@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7465 veces.



Jairo Larotta

Ingeniero Civil UCV 1970, Magister Scientiarum Ingeniería Sismo Resistente IMME-UCV 1976, postgrado en UNAM Mexico, UC Berkeley (1974-77). Amplia experiencia en dirección, gerencia en empresas de ingeniería en el área petrolera e industrial. Consultor y asesor de 11 empresas privadas y asesor de Ministerio de la Vivienda y Ministerio del Ambiente (1988-2014), patólogo de estructuras (2005-actual). Construcción de edificios residenciales, centros comerciales, estaciones de metro, naves industriales (1979-86). Secretario Ejecutivo de FUNVISIS (1975-79). Once publicaciones científicas en congresos nacionales y mundiales sobre ingeniería sísmica (1972-77). Más de 120 artículos en Venezuela y exterior sobre monetarismo y macroeconomía (2003-actual). Orador en conferencias, foros, entrevistas por radio y TV sobre macroeconomía geoestratégica, creador del bolivar oro divisa y criptodivisa oficial asociada para venta de hidrocarburos, productos no petroleros, compra de bienes y servicios foráneos (2005-actual). Libros publicados: coautor de "Cien años de compañía", Editorial Don Bosco, Caracas 2006; autor de "El síndrome de la piñata en la idiosincrasia del venezolano", Editorial Dictus Publishing, Saarbüken, Deutschland (2014) ISBN- 978-3-8473-8853-1

 jairolarottas@gmail.com

Visite el perfil de Jairo Larotta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: